|  

Margarita Barrientos se quejó del precio de la luz y admitió que no sabe si la podrá pagar

La dirigenta social contó que no le llegan los alimentos suficientes para cumplir con la calidad nutricional.

La dirigente social del macrismo Margarita Barrientos confesó que le vendrían muy bien algunos subsidios para poder remontar la complicada situación social en la que está sumergida ella y sus comedores tanto en Santiago del Estero como en Villa Soldati. 

La motosierra del presidente Javier Milei no perdona nada ni a nadie, tampoco a los comedores sociales en donde se agolpan cientos de personas todos los días. Las partidas de alimentos no llegan con la excusa de la «malversación de fondos» de los dirigentes sociales de izquierda o del peronismo; sin embargo, por esa persecusión política pagan todos: hasta Margarita que fue una ferviente defensora tanto del macrismo como del libertarismo. 

En diálogo con el programa Mil Cosas a la Vez, Barrientos confesó: «Lo que está pasando en este momento es que, al menos a nosotros, no nos dieron comida», dijo y completó: «Nos dieron un pequeño subsidio para comprar alimentos, pero ciertos alimentos no todos los que uno utilizaría para la comida».

La dirigenta social también se refirió a cómo es la situación social en el sector de las mujeres que trabajan alimentando a familias completas en barrios populares: «Hay comedores que no reciben absolutamente nada y otros que pasa lo que pasó ayer, que lo allanaron». 

Margarita denunció también irregularidades en algunos comedores populares: «Teníamos comedores que no existían y bajaban grandes cantidades de alimentos, era un negocio que realmente trabajaba. Después, nosotros vimos que muchos comedores y jardines no recibían lo que tenían que recibir».

¿Cómo pagan la luz los encargados de los comedores? Es una pregunta difícil de responder si se piensa que las tarifas subieron exponencialmente en solo cinco meses de gobierno de Milei con su mano derecha, el ministro de Economía Luis Caputo. 

Con respecto a eso, Margarita Barrientos terminó admitiendo: «Muchísimo, yo no sé cómo voy a pagar la luz «está cerca de 500.000 pesos, un total de $456.000 me vino», a esto agregó con pesadumbre: «Todavía no la pagué y no sé si la voy a pagar». 

Margarita no escondió su angustia con respecto a este tema: «No sé por qué no nos harán algo de descuento, una trabaja para la gente y por la gente. Podrían darnos una rebaja de la luz, sería bueno. Acá tenés que comprar el agua porque no tenés, pero te cobran el agua. Te cobran barrido y limpieza, y no tenés eso», explicó. 

Además, contó que creció la cantidad de personas que asisten a sus comedores: «Anteriormente yo contaba con 3.700 personas en los Piletones. A partir de diciembre se incrementó muchísimo hasta llegar hoy a 4.300 personas todos los días. Eso es diariamente desayuno, almuerzo, merienda y cena», dijo.

Y también contó: «En Cañuelas teníamos 220 familias, un promedio de chicos de entre dos y cinco hijos. Hoy vienen 310 familias, con el mismo promedio, y se agregaron muchísimas más familias». En su comedor del noroeste del país también pasa algo similar: «En Santiago del Estero, el promedio de hijos es de 6 a 10 y 11 hijos menores de 13 o 14 años». 

Barrientos envió un mensaje muy fuerte para el gobierno que encabeza La Libertad Avanza: «Este gobierno todavía no mandó nada y es muy triste la situación que estamos pasando los comedores porque muchos cerraron porque no reciben los alimentos y estamos muy mal porque recibimos mucha gente».

(Big Bang News)

Categorías