|  

El fuerte mensaje de la madre de Fernando Báez Sosa tras la entrevista a Máximo Thomsen

Graciela Sosa utilizó sus redes sociales para responder a las declaraciones de Thomsen, uno de los rugbiers condenados a prisión perpetua por el crimen de su hijo. 

POR INSTAGRAM. Graciela Sosa respondió a Thomsen.

La madre de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en enero de 2020 en Villa Gesell, salió este martes por la noche a responder a las declaraciones de Máximo Thomsen, quien en una entrevista televisiva dijo que «no» es «un asesino» y que estaba arrepentido. «Es imposible perdonar», contestó la mujer.

«Podemos ser buenos o malos pero nunca quisimos que esto pasara. Nadie es quien para quitarle la vida a otra persona. Y no soy un asesino», aseguró entre llantos el rugbier de 24 años, condenado a prisión perpetua. 

Mientras la entrevista a Thomsen salía al aire, Graciela Sosa publicó un contundente mensaje en Instagram: «Podrán hablar de arrepentimiento, de llanto, se ‘su libertad’, pero la única víctima es, fue y será Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes». De fondo, la mujer posteó una foto en la que se la puede ver con su esposo, Silvino Báez y su hijo.

Esa no fue la única respuesta de Graciela a los dichos de Thomsen. Tamibién posteó otra imagen, una muy fuerte: el primer plano de una zapatilla con la suela ensangrentada. «Nunca se olviden que es la sangre de mi hijo… es imposible perdonar lo que hicieron», aseguró.

Precisamente, el calzado que aparece en la foto pertenece a Máximo Thomsen. Se trata de la zapatilla de lona negra, de marca Cyclone, que usaba el joven el día del asesinato de Fernando y cuya suela quedó marcada en el rostro de la víctima.

En la nota que brindó desde la cárcel, Thomsen reconoció que ese calzado ensangrentado era suyo. «Sinceramente no recuerdo mucho. Pero me acuerdo que entré pateando. Cuando vi en el juicio que estaba mi zapatilla, dije ‘sí, es mía’, porque yo nunca me quiero esconder de lo que pasó, pero realmente quiero que si somos culpables de algo, que nos culpen por lo que pasó, no por algo que dicen que pasó», explicó.

“Yo estuve ahí, sí participé, le pegué, pero nunca quise que terminara así.Es difícil porque también es un cargo de conciencia importante, porque cuando uno no lo busca, no se la espera y no espera estas consecuencias…pensar que es una persona igual que nosotros, con las mismas ideas, joven y cargar con la conciencia de que fue por culpa de nosotros, mía también, de todos, pero nadie lo quiso así, estoy seguro, ni yo, ni mis amigos, nadie quiso que esto pasara”, continuó. 

Qué dijo Fernando Burlando, abogado de la familia Báez Sosa

Por su parte, el abogado de la familia de Báez Sosa, Fernando Burlando, reaccionó con furia a los dichos de Máximo Thomsen en la entrevista. «Es miserable tratar de colocar a Fernando en el lugar del agresor”, afirmó.

Tras sus declaraciones, Burlando consideró que la versión que dio el joven de 24 años “tiene que ver con algún tipo de estrategia que podía utilizar, que esta altura muy poco efecto puede tener” para intentar que reduzcan su condena.

“Ahora que se ven frente a la realidad empiezan los lamentos. No lloran por Fernando, por haberle arrebatado la vida. Lloran por ellos y por las consecuencias que les tocó vivir”, siguió.

Y fue por más: “Siempre tuvieron una postura cobarde y egoísta. Cobarde respecto del hecho y egoísta cuando tenían que evaluar la extensión del daño que generaron”.

(Página 12)

Categorías