|  

“Todo en la vida se obtiene trabajando, no conozco otra manera”, destacó Roberto Baggio en la charla que brindó en Carhué

El ex futbolista italiano, que dejó ésta y otras interesantes frases, se presentó a sala llena en el Teatro Español donde respondió a todas las preguntas que, niños y adolescentes en su mayoría, le efectuaron sobre su pasado como futbolista, sus sueños, su familia, su conversión al budismo, el fútbol actual y mucho más.

CARHUÉ (Cambio 2000).- A sala llena, el histórico ex futbolista italiano Roberto Baggio se presentó en el Teatro Español de Carhué y brindó una charla sobre su carrera deportiva y su actualidad.

Respondió preguntas de jóvenes futbolistas locales y público en general que variaban entre el deporte y su vida personal, sus sueños, cómo fue dejar de jugar al fútbol, el apoyo de su familia, su conversión al budismo, su opinión sobre el fútbol y los futbolistas actuales y, como era de esperar, las infaltables: ¿Maradona o Messi?, ¿Boca o River?

Con muy buena predisposición y sentido del humor, Baggio hizo participar al público, arrancó aplausos y risas ante ciertas respuestas, firmó autógrafos, se sacó fotos, obsequió camisetas y dejó mensajes positivos y alentadores sobre la vida misma más allá del fútbol. Los chicos aprovecharon la ocasión para interactuar con el ganador del Balón de Oro en 1993.

La charla, organizada por la Dirección de Deportes de la Municipalidad de Adolfo Alsina, fue un verdadero éxito, con uno de los exponentes del fútbol internacional. Los clubes del distrito acompañaron este evento con la presencia de jugadores, profes, entrenadores, dirigentes, entre otros, quienes coincidieron en el evento con vecinos y público en general.

La comunidad, más allá del deporte, acompañó esta charla que inició pasadas las 20:00 horas y que, por espacio de 90 minutos, concentró la máxima atención de los casi 500 asistentes.

El futbolista italiano estuvo en el escenario acompañado por los presidentes de los clubes de la ciudad cabecera de Adolfo Alsina: San Martín, Norberto Rivas, y Racing Club, Romina Folini, y el señor Facundo Moscoso, amigo de Baggio. Brindó detalles de su extensa carrera en el Calcio Italiano, la Selección de su país, los mundiales que disputó y las vivencias junto a Diego Armando Maradona.

CABECERA- Romina Folini, Facundo Moscoso, Roberto Baggio y Norberto Rivas.

Finalizada la charla, el intendente Javier Andres le entregó el Escudo de Armas de Adolfo Alsina como símbolo de su destacada presencia. Mientras que Roberto Baggio le obsequió una camiseta de la selección italiana y otra para “Coco” Guevara. Los clubes hicieron lo propio, entregándole a Baggio la camiseta con los colores de Racing y San Martín, el nombre del jugador y el número “10.

“Era el sueño de mi vida ganar el Mundial”

Los chicos, sin inhibiciones, comenzaron a preguntar y la primera de ellas tuvo que ver con uno de los momentos más tristes en la historia futbolística de Roby Baggio, el penal errado para Italia en la final del Mundial de 1994, en EEUU, ante Brasil, campeón de esa edición.

¿Cómo te sentiste cuando fallaste el penal?, fue la pregunta de uno de los chicos. “La pasé muy mal, era el sueño de mi vida ganar el Mundial, luché toda la vida para eso y soñé muchísimas noches con ganar el Mundial, de varias formas, metiendo un gol, pero nunca pensé en cómo se terminó… pero es la vida. Lo importante es hacer el camino para llegar a una final del Mundial y después tiene que haber mucha suerte para ganarlo”.

¿Cómo fue que no te llevabas bien con (Arrigo) Sacchi?, fue la pregunta siguiente. “Todos queremos jugar y cuando te sacan, es un problema, y muchas veces cuando no estás jugando como querés y te sale mal, querés meterla con más ganas, y ahí te saca el entrenador y claro que te deja mal. Pasa. Yo pienso siempre que cuando te salen mal las cosas, tenés que aprender por qué paso y tiene que servirte para el futuro”.

¿Qué se siente jugar en la Juventus? Su respuesta fue: “Fueron 5 años muy lindos, claro que la Juventus es el equipo más seguido en Italia y yo he tenido la fortuna de estar por 5 años en este equipo, y fueron años muy intensos, pero como todos los años que pasé en otros equipos”.

¿Cuál fue el premio o título que más te gustó conseguir?, por ejemplo el Balón de Oro, preguntó otro niño. “Sí, esto fue muy lindo, pero lo que me hace muy orgulloso es que el mismo año fui el Mejor Jugador del Mundo, eso es algo que te deja muy feliz”.

¿Qué se siente ganar el Balón de Oro?, fue otra de las consultas. “Es algo raro, no es fácil, yo en el ‘94 tenía la posibilidad de ganar el segundo Balón de Oro y perdiendo un Mundial perdí también el Balón de Oro y también ser por segundo año el Mejor Jugador del Mundo. Un día perdí todo, perdí un Mundial, Balón de Oro y también ser el Mejor Jugador del Mundo. Pero bueno, es así la vida, se sigue adelante…”

ROBERTO BAGGIO. «Lo importante es hacer el camino para llegar a una final del Mundial»

¿Qué se siente haber ganado la UEFA Europa League? “Era muy difícil ganar la UEFA, porque estaban todos los equipos que llegaban en sus países como segundos, terceros, claramente había un equipo mejor un año después y todos nos encontrábamos jugando la Copa UEFA, aparte de la Champions, que la jugaba solamente el equipo que ganaba el título”.

¿Cómo se sintió jugar en el Milán? “Muy bien, porque ganamos un título y fue una experiencia muy importante, como todas. Lo importante es sobrellevar las cosas buenas y malas por cada situación, por cada lugar que estamos”

Otras de las preguntas fue: ¿Cuál fue tu mejor gol? Y respondió: “Uno para Brescia contra la Juventus. No fue fácil, pero me salió bien, por suerte.

¿Cómo se sintió estar en una película?, fue otra de las consultas, por Roberto Baggio, el Divino, que se puede ver en Netflix. “Y es raro, no estoy acostumbrado a eso, pero fue lindo porque es la realidad de lo que pasé en mi vida, con mi papá, con mi familia y es algo que obviamente me emociona mucho cuando la veo, porque fue la realidad de la vida que he tenido hasta años atrás”, respondió.

¿Cuál fue el mejor jugador con el que jugaste? “He tenido la suerte de jugar con muchos grandes jugadores, y pienso que Ronaldo, el brasilero, fue algo distinto”, dijo.

¿Qué se siente jugar la final del mundo? “Llegar no es fácil, es un camino largo, es un camino muy difícil y casi no tenés la posibilidad de pararte un segundo para pensar lo que pasaste para llegar ahí, porque la presión, la responsabilidad es muy grande y querés llegar a la final y ganarla. Tenés que luchar y salir esperando que te salga bien hasta el final… es un camino muy difícil”, respondió.

¿Qué título que no conseguiste te hubiera gustado ganar? “El Mundial, porque como dije antes, era el sueño de cuando era chiquito”, fue su respuesta.

¿Cuál fue el equipo en el que más te gustó jugar? “Todos, no hay uno menos y otro más, para mí fue un orgullo jugar en todos los equipos y dar todo lo que tenía adentro para la camiseta que tenía”.

¿Qué podés decir de Paolo Maldini como jugador? “Un animal, el mejor defensor que vi jugar en Italia y en el mundo, porque tenía todo: técnica, fuerza, un animal. Para mí fue el mejor de todos”.

¿Cómo ve a la Selección Italiana para los próximos años? “El técnico está trabajando mucho, claro que no es fácil agarrar un equipo como le pasó a él, pero pienso que tiene una cultura futbolera muy importante y pienso que puede hacer muchas cosas buenas”.

La admiración por Maradona y su amistad con “Pupi” Zanetti

FELICES. Los niños y adolescentes disfrutaron de la presencia y las palabras del astro italiano.

¿Qué se siente haber jugado contra Maradona, tanto en la semifinal (con Argentina), como contra Napoli? “Fue algo muy lindo, porque era mi primer Mundial, llegué a la semifinales, no era tan fácil y todos sabían el valor que tenía Diego y claro, terminaron los penales, perdimos, la única cosa que me deja esta semifinal es la camiseta que tengo en mi casa de él, porque al terminar el partido nos fuimos abrazados y nos cambiamos la camiseta”, destacó Baggio.

Otra pregunta fue: Sacando a Maradona, de todos los jugadores que te tocó enfrentar tanto en la Liga Italiana como en la Selección ¿qué jugador argentino destacás? “He tenido la suerte de jugar con muchos jugadores argentinos, el ‘Pupi’ Zanetti es casi un hermano para mí, he tenido la suerte de jugar con el Cholo Simeone, todos pibes que te dan la idea de qué es ser profesional, te enseñan mucho, porque ellos viven el fútbol con una pasión, con un amor, con una dedicación, con unas ganas de trabajar que, de verdad, es admirable”.

Y la pregunta infaltable: ¿Messi o Cristiano Ronaldo? “Yo tengo la ‘10’ y ya sabes cómo termino: Messi, esta era fácil”, respondió entre risas.

¿En qué equipo te hubiese gustado jugar? “He tenido la fortuna de jugar en los más grandes de Italia: Juventus, Milan, Inter… y fue tan lindo, de verdad”.

¿Tuviste en algún momento la posibilidad de ser transferido a algún equipo de otro país? “Sí, pero yo tenía ganas de jugar el cuarto mundial y en ese tiempo el jugador italiano que salía al exterior ya había perdido la Selección, y por eso me quedé en Italia, me fui a Bolonia, a Brescia, porque las ganas de llegar al cuarto mundial eran muy grandes y no tenía miedo de jugar en un equipo chico, porque sabía las ganas que tenía. Me salió mal porque me rompí la rodilla tres meses antes del Mundial, jugué los últimos tres partidos después de la operación, pero no bastó para convencer al técnico”, manifestó, siendo esta otra de las grandes tristezas de su carrera, además de las lesiones.

¿Boca o River?, fue otra de las preguntas. “Soy de Boca, ahora voy a tener algún enemigo seguro”, respondió entre risas.

PREGUNTAS. Los niños fueron protagonistas a la hora de saber sobre la carrera de Roberto Baggio.

¿Quién fue tu jugador favorito de chiquito? “Cuando era chiquito he tenido la suerte de ver el fútbol brasilero, había un canal que pasaba solamente Flamengo, veía a Zico, era de verdad un fenómeno y jugaba con la 10. Yo tenía alguna característica de él”.

¿Cuál fue el gol que mas gritaste? “Pues en el primer mundial contra Checoslovaquia. Fue mi primer partido, metí el gol y es algo increíble”, respondió.

“El fútbol me ha enseñado a respetar y ser buena persona”

¿Qué te dio y qué te quitó el futbol? En esta pregunta Roberto Baggio se explayó bastante, dejando un claro ejemplo de perseverancia y de respeto hacia el prójimo. “Pienso que me dio mucho, porque me ha enseñado a respetar el dolor que te puede dar la vida, porque a los 18 años tenés que pensar como un hombre de 40 o de 50 que tiene ya una vida vivida, y no es fácil la vida para ninguno de nosotros”.

“Pienso que cuando tenés dificultades, cuando tenés dolor físico, que es lo que me pasó a mí, eso te enseña mucho, te enseña a respetar a la gente, te enseña a no hablar mal, es una educación muy profunda que te enseña para la vida. Pienso que el fútbol me adaptó muchísimo”, resaltó.

“Y llegué lejos porque a los 18 años me habían dicho que no tenía la posibilidad de jugar más a la pelota (por una rotura de ligamentos cruzados), pero no perdí la esperanza y el sueño de llegar. Después llegué al Mundial, a la final del Mundial, pero creo que es fundamental, sobre todo para los chicos, entender que tenemos que pasar en medio de la tormenta, la dificultad es algo que te enseña a vivir, que enseña a respetar al otro, que te enseña a estar al lado de quien tiene problemas y de ser buena persona, eso es lo que me enseñó el fútbol y me ha dejado mucho”, reflexionó.

¿Te gustaría ser técnico y, segundo, qué significa o significó que no se use más la ‘10’ en Brescia desde que te retiraste? “La verdad que tuve la oportunidad de ser entrenador, pero pensé mucho, y pienso que para mí era más fácil jugar a la pelota que enseñarle a otro, y por eso nunca fui entrenador”, respondió.

“Y en cuanto a lo segundo, un orgullo que el Brescia haya sacado la camiseta número ‘10’ porque para mí fueron 4 años maravillosos en un equipo chico que nunca había jugado dos años seguidos en la Serie A, nosotros lo hicimos por 5 años y eso es algo increíble. Pienso que he dejado un buen recuerdo porque han pasado 20 años desde que dejé de jugar en Brescia y todavía la gente me quiere como si tuviera que jugar el domingo”, fue su respuesta.

LOS DOS. «Son muy afortunados de tener a Maradona y a Messi», dijo Baggio.

¿Cuál es tu club favorito? “Yo nací en Vicenza y ahí, obviamente, está el equipo de mi ciudad. He tenido la suerte de ver jugar a Paolo Rossi y fueron unos años muy lindos. Me acuerdo que con mi papá salíamos con la bicicleta a ver el partido, mi papá me ponía arriba de la sillita, con un frío que no sabes, hacíamos 10 kilómetros para ir a la cancha, se miraba el partido y después se volvía a la casa en la bicicleta. Era tanto el frío que cuando llegaba mi mamá me bajaba de la bicicleta y me tiraba en el horno (risas). Fue muy lindo, porque ahí yo empecé a soñar con jugar en la cancha, a mirar cómo jugaban y alimentaba el sueño de la final del Mundial”.

“Son muy afortunados de tener a Messi y Maradona”

Otra pregunta infaltable de alguien del público fue: ¿Messi o Maradona? “Es muy difícil y aparte yo pienso que este país ha tenido la fortuna de tener dos jugadores así, que todo el mundo envidia, que todo el mundo ha admirado. Yo pienso que todo el pueblo argentino tendría que estar orgullo de eso y no pensar cuál fue el mejor o el peor. Pensá cuántos países no van a tener nunca en la vida un jugador así, vos has tenido la suerte de tener dos. Son muy afortunados”, fue la correcta respuesta de Roby Baggio.

OBSEQUIO. El intendente Javier Andres le entregó el Escudo de Armas de Adolfo Alsina a Roberto Baggio como símbolo de su destacada presencia.

¿Cómo viste a la Selección Argentina Campeón del Mundo, con un cuerpo técnico totalmente nuevo? “Cuando entrenás con seriedad, podés perder un partido, pero cuando el equipo está unido, está fuerte adentro, no va a tener problemas porque hay un grupo. En cada equipo que va al Mundial, en el grupo hay detalles que hacen la diferencia”.

¿Cuál fue tu mejor amigo de la Selección Italiana? “Todos, tuve la suerte de tener una buena relación con todos. El equipo tiene que ser muy unido, si no tenés esa unidad, no podes llegar a ningún lado”.

¿Cuál fue el defensa que más te costó? “Maldini, por eso jugaba en la Selección con él, para no tenerlo en contra”.

De todos los partidos que jugaste en tu historia, ¿cuál fue el más emocionante? “La final del Mundial ‘94, la emoción que se siente ahí es muy distinta, muy particular, vas representando un país entero, y esto no es fácil porque en frente tenés un equipo que tiene mucho valor o más de tu valor, y hay una responsabilidad muy grande”.

¿Qué preferís, San Martín o Racing? “No, yo estoy aquí para unir, no para dividir”, fue la sabia respuesta de Baggio.

¿Cuál sentís que fue el principal motivo del éxito de tu carrera? “Pienso que son muchos, el primero la pasión, pero después tenés que meter muchas cosas más: disciplina, educación, ganas, porque si tenés la suerte de tener talento, esto solo no es garantía de que vas a jugar a la pelota, tenés que meter mucho de vos, hay un montón de cosas, constancia, ganas, y tenés que sacar desde adentro, no es que te la regalan los otros, tenés que manejar la cabeza, todo sale de acá -señalándose la cabeza-, después lo otro viene de acá -señalándose las piernas-”

¿Cuál es el mejor jugador del futbol argentino actualmente? “El mejor jugador del fútbol argentino actualmente es Messi, seguro, y después me gusta muchísimo Lautaro Martínez”.

¿Qué deporte hubieses elegido si no hubieses sido futbolista? “El sueño era jugar a la pelota y nada más, lo otro era para estar con los compañeros. He jugado de todo, básquet, tenis, antes no teníamos la computadora y teníamos que estar en la ruta a la mañana, a la tarde, todo lo que pasaba era bueno para jugar. El problema era cuando papá te llamaba para trabajar”.

¿De qué trabajaste? “Mi papá tenía una carpintería, soldaba, se hacían puertas y ventanas de aluminio y se trabajaba con todo el fierro”.

¿Qué sentiste cuando te cortaste el ligamento y eras el fichaje más caro de toda Italia e ibas a la Fiorentina con 17 años? “No fue fácil porque en ese tiempo cuando uno se rompía la rodilla, el cruzado como me rompí yo, tenía muy pocas posibilidades de volver a jugar, pero las ganas, como he dicho antes, la pasión y todo lo que me enseñó ese momento me sacaron adelante”.

“Hay que trabajar con seriedad, responsabilidad y saber que nada es fácil”

AUTÓGRAFOS. Firmó camisetas, fotos, fundas de celulares y otros elementos y objetos que le acercaron.

¿Qué consejas darías para ser futbolista profesional? “No tengo un consejo, todo en la vida llegás a obtenerlo solamente trabajando, hay muchos jugadores que tienen talento, pero no ponen de lo otro y se pierden y se dan cuenta de lo que han perdido cuando el tiempo ya pasó, por eso no tenés que perder nada de tu vida, hay que hacer cosas que te regalen satisfacción, no a la droga y a toda esta porquería que después deja a muchos pibes por la ruta. Y pensar en hacer algo que tenga valentía, solo a través del trabajo. Yo no conozco otro camino que eso”, fue otra de las muy buenas respuestas de quien es considerado uno de los más grandes futbolistas de todos los tiempos.

¿Quién es mejor, Pelé o Maradona? “Si soy técnico los quiero a los dos; a los dos los pongo en mi equipo. Creo que son la historia del fútbol mundial”.

¿Pesa la ‘10’ de la Selección Italiana? “No es fácil, pero para mí fue un orgullo ponérmela y jugar siempre con esa, claro que no es una camiseta fácil”.

Con una trayectoria tan marcada y una carrera tan importante como jugador, ¿cuál es el consejo que nos podrías dar?, preguntó una de las chicas presentes. “Pienso que todo viene por pasión, por ganas y sobre todo por el trabajo que uno hace. Tenés que trabajar con seriedad, responsabilidad y saber que no es fácil, como todo lo que hacés en la vida. Vos tenés un problema a los 10 años, a los 20 ya no los tenés mas, tenés otros; a los 30 años otros, y a medida que vas para adelante, parece que los problemas nunca faltan. Por eso tenés que disfrutar la edad que tenés y dar todo para sentir satisfacción de lo hiciste en el día”.

¿Cuál fue el mejor estadio en el que jugaste y la mejor hinchada? “En Italia tenemos la suerte de tener estadios muy lindos, canchas muy lindas, como la de Milan, Roma, Nápoles, Firenze, y la hinchada italiana tiene una pasión muy grande, todas las hinchadas son muy calientes, pero muy distintas a como son acá, cómo se vive el fútbol en Sudamérica es muy distinto. En Italia la pasión es diferente, se putean, se insultan, pero después termina todo ahí, no es que después se encuentran en la ruta y se pelean, termina todo en la cancha. Allá tenemos una idea diferente a la de acá, pero siempre se sigue al equipo con pasión”.

“Estoy orgulloso del camino que he vivido”

ESPERANDO LA FIRMA. Los niños se acercaronal escenario para que Baggios les firmara un autógrafo. Algunos afortunados también pudieron tomarse una foto.

¿Te consideras parte de la historia del futbol mundial? “No, te juro que nunca pensé eso, he luchado para llegar al sueño que he tenido de chico, como hablé antes, pero no tengo esa idea, no me pasa por la cabeza. Estoy orgulloso del camino que he vivido, porque no fue fácil, he tenido muchos problemas físicos, 6 operaciones en la rodilla, y jugué 20 años en un fútbol que es muy difícil, como el italiano, eso ya me da la tranquilidad que dejé todo. Lo puede pensar alguno, pero no lo tengo que decir yo”, respondió con la humildad que lo caracteriza.

En tu carrera de futbolista tu familia fue fundamental en el apoyo hacia vos. ¿Tenés alguna anécdota que recordás? “Muchas anécdotas, porque buscamos a la familia, a los amigos cuando tenemos problemas, pasa así, pero yo he tenido la suerte de tener una linda familia, una mujer con la que estamos juntos de cuando teníamos 15 años, ¡y mirá cuántos años tengo!, y te das cuenta lo buena que es al soportarme, porque no es fácil ser mujer de un jugador de futbol y de vivir como ha vivido ella y a la familia que tengo, por suerte mucho del trabajo es de mi mujer y le agradezco mucho porque no es fácil. Te podría contar un montón de cosas, pero fue fundamental la familia, mi papá, mi mamá, mis hermanos, pero después todos hacemos una familia y lo que encontramos es la otra parte de la mitad, y tengo que decir que he tenido mucha suerte”.

¿Cómo fue el retiro después de jugar 20 años al futbol profesional? ¿Te  costó mucho? “No, porque estaba contento de haber dejado todo, no fue fácil después de 6 operaciones, te dejan mucho dolor, jugué muchos años, siempre con dolor, y para mí el último partido fue una liberación. Digo, ‘bueno, espero que mañana me levante y no tenga más dolor’ Lo he aceptado de manera muy fácil porque ahí se terminó una parte de mi vida, la vida de futbolero, pero empezaba otra, y la otra vida tiene otros problemas y tenés que luchar y seguir, adaptarte, traer lo que te sirve para luchar. Hay otra forma de vivir feliz sin jugar a la pelota”.

¿Cuánto influyó en tu vida conocer el budismo cuando estabas en un momento muy difícil? “Fue fundamental para mí. Yo llegué a Firenze con la rodilla rota, no tenía muchas posibilidades de jugar en esa temporada y conocí el budismo gracias a un amigo. Vengo de una familia católica, porque mi papá y mi mamá iban a la iglesia todos los domingos, y 36 años atrás no era fácil, porque cuando hablé con mi mamá diciendo que había empezado a practicar el budismo, me miró y me dijo: ‘bueno, vamos a llamar a la ambulancia’. De verdad, después fue una gran fortuna para mí, todavía hoy practico el budismo cada día, han pasado más de 36 años y un consejo que doy a todos, porque es algo distinto, te lleva a conocerte personalmente adentro y es un camino maravilloso, porque de ahí empieza todo, cómo trabajamos, cómo estamos con la gente, cómo nos ponemos con todo, y todo lo que vamos a hacer tiene un valor, no solo para nosotros si no para los otros, y esto es algo que te llena el alma y que te pone adentro la buena fortuna, la buena suerte, por eso tenemos que pensar que no estamos solamente acá para nosotros, también para los otros. Y en los momentos en que pensás eso, tu vida va a tener un valor muy grande. Lo aconsejo a todos”.

Sacando Italia, ¿qué equipo o liga te gusta ver? “Me gusta mirar partidos de la Champions, miro futbol español, Barcelona, Madrid, miro el campeonato alemán, de Inglaterra. Con Youtube podés mirar todo y darte una idea de cómo es el fútbol en Europa. Y acá también sigo mucho al campeonato argentino, todo sirve para conocer algo más”.

¿Cuál es el mejor arquero del futbol argentino? “En este momento el Dibu, siempre Argentina ha tenido buenos arqueros, muchos se van a jugar afuera”.

Y la última pregunta fue: ¿Siendo italiano, como es que terminaste en Argentina, en Rivera? “Vine a la Argentina por primera vez en el ‘91 por un amigo que era presidente de la empresa Diadora, un sponsor, fuimos cazando a Santa Fe, a Reconquista, cerca de donde vivía Batistuta, y me acuerdo que me gustó mucho. Volvimos un año después y así sucesivamente, y después en un momento digo: ‘me gusta mucho y quiero tener una casa’, tenía amigos acá que fueron buscando un lugar y apareció La Chiquita en Rivera y desde ‘94 vengo todos los años”. (Cambio 2000)

Categorías