|  

Darín sobre la nominación de Argentina 1985: “No me había subido mucho a la máquina de la ansiedad, hasta ahora”

La alegría invadió a todos cuando se anunció que Argentina 1985 fue seleccionada para competir por el premio a “Mejor Película Extranjera” en los Premios Oscar. La película protagonizada por Ricardo Darín y Peter Lanzani volvió a otorgarnos un espacio en la premiación más importante en el mundo del cine.

“No me había subido mucho a la maquina de la ansiedad, hasta ahora que nos prendimos a la TV a ver qué pasaba y sí, es una alegría, claro”, compartió  el mismo Darín en diálogo con Reynaldo Sietecase en Radio Con Vos (FM 89.9).

Muchos teorizan que la cinta pudo ser nominada por su importancia política. Sin embargo, el actor de 66 años argumentó: “Nosotros acompañamos a la película a muchos lugares a donde no conocían nada de la historia, no dominaban el tema y yo creo que lo que se valora mucho es el guion, la dirección y las actuaciones. Después, por supuesto, sí tiene un gran valor la reivindicación de lo que significó ese extraordinario juicio, único en nuestro continente, y creo que eso también empuja pero la película fue considerada en términos generales, como película”.

También definió la producción como una especie de “subibaja emocional”, y agregó: «Yo creo que eso se debe a que tiene un guion muy sólido, muy inteligente, valiente al mismo tiempo, porque las posibles controversias que podría generar las asume y las pone arriba de la mesa, y es muy valorado. Y eso hace que, pienses lo que pienses, tengas la tendencia que tengas, no puedas dejar de considerar que es justo volver poner este tema arriba de la mesa”.

“Es fundamental para los más jóvenes. Lógicamente los chicos que nacieron en democracia no necesariamente tienen que percibir la importancia de lo que significa la construcción de la democracia, lo toman con naturalidad, porque es el orden natural de las cosas, pero me parece que la película lo que sugiere es recordar y reivindicar la importancia no solo de la lucha de mucha gente sino también, de las vidas que se perdieron en busca de una de una estabilidad democrática”, mencionó sobre los factores emocionales y simbólicos que ayudaron a que la película fuera tan bien recibida.

Darín también habló sobre la construcción de su personaje, el fiscal Julio Strassera: “Con Santiago Mitre buscamos un método de trabajo que fue no dejarnos impresionar por la realidad, no intentamos copiar la personalidad de Strassera. Tratamos de apoyarnos en algunos aspectos de él que conocíamos y lo fuimos alimentando de diferentes informaciones, pero también nos reservamos un espacio para tener libertad en cuanto a la imaginación, porque esta es una película que mezcla ficción y realidad, entonces nos permitía tener un pequeño margen no solo para mi personaje, sino también para el resto”.

En cuanto a su relación con Mitre, el protagonista expresó: “Estoy tan contento por la película como por él, es un director joven y una persona brillante. Se merece lo que le está pasando porque trabaja de una forma encarnizada”.

Argentina 1985 competirá contra All quiet in the western front, de Alemania; Close, de Bélgica; EO, de Polonia, y The quiet girl, de Irlanda.

Sorpresivamente, al teléfono con Adrián Pallares en su ciclo Socios de El Trece, Darín confesó: “No sé si voy (a ir a la entrega)”. Cuando El secreto de sus ojos ganó el galardón, el actor no estuvo presente en la ceremonia, mientras que sí viajó para acompañar a El hijo de la novia, que no terminó ganando. Por eso, explicó que en esta ocasión preferiría no ir “por cábala”.

(Continental)

Categorías