|  

Con nuevo sello, se partieron los bloques PRO en la Legislatura bonaerense

El bullrichismo oficializó la ruptura con el macrismo. Un grupo de diputados y una senadora hacen rancho aparte, bajo el sello PRO Libertad. Quiénes son los rupturistas.

«Está todo mal, no lo podemos negar. Sabemos que se prepara la ruptura del bloque», habían anticipado en la bancada amarilla de Diputados en relación con los rumores de que hoy sería el lanzamiento del bullrichismo en la Provincia.

Los enfrentamientos entre el sector que comanda la ministra de Seguridad de Javier Milei, en tándem con el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y el expresidente Mauricio Macri y un frente anti-Patricia (Ritondo, Santilli, Jorge Macri, Grindetti, Montenegro y otros) precipitaron el quiebre en la unidad de los bloques legislativos bonaerenses, que se selló este mediodía.

En el centro de la escena la decisión de los aliancistas de ir a una confluencia con La Libertad Avanza, resistida por Macri y con una derivación partidaria que conmocionó: la renuncia de 24 de los 33 consejeros del PRO provincial que dejó sin poder a la titular del espacio, la senadora Daniela Reich, esposa de Valenzuela.

En un comunicado, el sector que responde a la ministra de Seguridad explicó los motivos que lo llevaron a crear «PRO LIBERTAD», un nuevo espacio que se lanza en el marco de la disputa con el macrismo.

«En este momento histórico, ratificamos nuestro apoyo total al cambio profundo y al esfuerzo por llevarlo adelante que está haciendo el Gobierno nacional. La realidad nos exige decir con claridad donde estamos parados. Hay sólo dos opciones reales o acompañamos totalmente el cambio profundo o asumimos posiciones especulativas que favorecen al populismo empobrecedor. Se está o no se esta. No hay posiciones intermedias Con el cambio no se negocia, al cambio se lo apoya y se lo construye con hechos y acciones, se lo acompaña sin condicionamientos», aseguraron en el texto del comunicado.

«En cuanto a los objetivos, expresan que «nuestra misión será bancar el cambio a fonda, ejercer un control critico de las acciones del gobernador Axel Kicillof, interactuar positivamente con los bloques que comparten nuestras Ideas de cambio y libertad y construir proyectos superadores en los temas que verdaderamente importan a los bonaerenses, como la seguridad ciudadana, et combate al narcotráfico, la baja de impuestos y eliminación de trabas para quienes trabajan, mejores condiciones para la inversión y el desarrollo de empresas, PyMEs y el campo, y un ataque frontal a todas las burocracias administrativas y políticas que tienen a la provincia detenida en el tiempo».

«Seguimos siendo del PRO y por eso nuestra obligación es acompañar el cambio. La libertad no se negocia, se defiende. El cambio es ahora y sin especulaciones», finalizaron.

En la Cámara baja son cinco maños las que abrazan la causa bullrichista, y que podrían formar parte de un acuerdo con los libertarios que conduce Nahuel Sotelo, conformando un interbloque: dos bahienses, que responden al exsenador e integrante del directorio del Banco Provincia, Santiago Nardelli: Abigail Gómez y Fernando Compagnoni; la marplatense Sofía Pomponio y Florencia Retamoso, legisladora que ingresó por la Tercera Sección electoral y que conducirá la bancada. Y, por supuesto, Oriana Colugnatti, de Tres de Febrero y que responde a Valenzuela, una de las víctimas del complot que pone en jaque al PRO bonaerense. 

Menos traumática sería la situación en el Senado, donde el bloque de 10 integrantes es presidido por el marplatense Alejandro Rabinovich, alfil del intendente de La Feliz, Guillermo Montenegro, que solo contará con la deserción de Reich, aunque abriendo una incógnita respecto de la Vicepresidencia 2da. del cuerpo que ostenta la titular del partido.

Según trascendió, rechazaría el convite de Carlos Curestis, presidente del bloque mileísta, para sumarse a ese espacio, optando por crear un unibloque bajo la denominación «PRO Libertad» y actuando de manera coordinada con los libertarios.

(La Tecla)

Categorías