|  

Verano 2020: En Carhué, hospedarse será un 20% más caro

Así lo aseguró Mirta Stoessel, presidenta de la Asociación de Hoteles de Carhué. En la región, hablan de aumentos en torno al 30%. Pese a la inflación, «no hay margen para un aumento mayor», aseguraron desde el sector.

PARQUE TERMAL «MAR DE EPECUÉN». Esta será la primera temporada de verano con el proyecto en funcionamiento.

Mirta Stoessel, presidenta de la Asociación de Hoteles de Carhué, confirmó que en ese distrito el ajuste de precios en hoteles será del 20% para la temporada de verano 2019/2020.

“Por un lado, existe la necesidad de ser competitivos, pero la principal razón es que queremos promover el Parque Termal. Venimos trabajando muy bien y la gente está encantada, pero hay que seguir difundiéndolo”, señaló.

La empresaria recordó que antes de fin de año se prevé cerrar el lugar por algunas semanas para poner a punto la piscina de agua dulce del complejo, complementaria de las que ya habían sido inauguradas, que son techadas, climatizadas y están llenas con agua del lago Epecuén.

En línea con lo dispuesto en otros destinos nacionales, agentes inmobiliarios y hoteleros de la región ya están hablando de un aumento de referencia del 30% para los precios de los alojamiento que se implementarán durante el verano 2019/2020, respecto de la temporada pasada.

La iniciativa la tomaron los empresarios de Monte Hermoso y, poco a poco, va encontrando eco en los restantes destinos de la zona. “No hay margen para un ajuste mayor”, alegan.

Incluso donde aún no hay consenso sobre precios -como la comarca serrana o Pehuen Co-, referentes del sector turístico sí coinciden en que “no hay mercado” que pueda pagar una suba acorde a la inflación interanual, que hoy ronda el 50%.

El aumento sugerido viene acompañado de un consejo para los dueños de las propiedades: no pierdan el tiempo y cierren cuanto antes las operaciones de reserva que vayan surgiendo.

“Especular, en este contexto, es un riesgo muy alto -dijo el empresario Federico Blum, dueño de una inmobiliaria en Monte Hermoso-. Además, ¿de qué serviría? El poder adquisitivo de la gente no va a mejorar de acá al verano; al menos, no el de las familias de clase media, que es nuestro público mayoritario”.

 El asesor señaló que el 30% sugerido para ajustar los alquileres está ligado a la evolución general de los salarios y no a la inflación, aunque también encierra una gran cuota de cautela.

“Es cierto que el alto valor del dólar hará que menos gente vaya al exterior, pero estamos en un mercado interno muy retraído. Además, la oferta de inmuebles también va a aumentar: en primer lugar, porque Monte sigue creciendo; y, por otro lado, porque cada vez más gente alquila su propiedad para cubrir los gastos que le genera o ganar unos pesos”, describió.

Blum señaló que, en esta situación, es preferible fijar valores que el mercado pueda pagar y no perder días de alquiler.

“La temporada es corta -recordó-. Uno puede perder un 5% porque fijó una tarifa algo inferior a la que puede pagar el mercado, pero es mucho mejor eso que arrancar con un precio alto y que nadie te alquile. Si en enero tu propiedad queda 3 o 4 días libre, perdés el 10% de lo que podías ganar. Este no es un buen escenario para esperar hasta último momento para cerrar operaciones”.

Blum también dijo que por estos días hay muchas consultas y varias concreciones, ya que los turistas “quieren congelar precio cuanto antes”.

“Es una buena oportunidad para asegurarse el alquiler, y hay que aprovecharla. No olvidemos que otros lugares de la costa ya han fijado valores y están tomando reservas. La temporada está en marcha”, sostuvo.

Si el aumento sugerido finalmente ronda el 30%, en enero un semipiso frente al mar, de dos dormitorios y con cochera, se alquilará por 6.500 a 8.500 pesos diarios; un departamento nuevo de dos ambientes (un dormitorio), en una ubicación similar, por 3.000 a 5.000 pesos.

Por un departamento con más antigüedad, con cochera, se pedirá entre 2.500 y 3.500 pesos diarios, según su distancia al mar y el centro. Los de un dormitorio, del mismo estilo, pueden rondar los 2.000 pesos.

Imagen relacionada
PEHUEN-CO: otro destino de playa en la región.

Una casa de dos dormitorios, retirada 4 o 5 cuadras de la playa, se alquilará desde los 2.800 a 3.000 pesos por día.

Una cabaña de dos dormitorios, con servicios diarios y acceso a carpas y un complejo de piscinas ubicado frente al mar, costará de 6.000 a 8.000 pesos diarios.

La suba sugerida del 30%, en realidad, no es una ocurrencia de los empresarios montehermoseños. La línea la bajaron, como todos los años, sus pares de Mar del Plata, el destino turístico costero más importante de la provincia de Buenos Aires y del país.

A través del influyente Colegio de Martilleros y Corredores Públicos marpletense se definió que un incremento «aceptable» para el verano 2020 rondaría ese porcentaje, que por estos días están replicando todos los grandes balnearios costeros.

El presidente de los martilleros marplatenses, Miguel Angel Donsini, explicó que se prevé una temporada difícil, con un turismo interno afectado por la crisis. Confesó también que hay propietarios disconformes, pero -en línea con lo expresado por Blum- insistió con la necesidad de «no perder días de alquiler» por fijar tarifas «fuera de mercado».

«Hay que ser competitivos», señaló.

Su voz se escuchó en toda la costa: desde Miramar y Mar Chiquita hasta Balcarce, entre otros destinos, ya acataron la sugerencia, que incluye la sugerencia de rebajar los precios de alquiler hasta un 50% en diciembre y marzo (respecto de enero), y del 20% en el segundo mes del año.

SIGUIENDO EL AUMENTOS DE LOS SALARIOS, y no de la inflación: la pauta que sigue el sector turístico.

Pehuen Co y Sierra aún no definieron nada, pero descartan sorpresas

En la Comarca Turística de Sierra de la Ventana y Pehuen Co los empresarios inmobiliarios u hoteleros aún no han consensuado un aumento, pero referentes del sector expresaron que descartan “sorpresas”.

“Si el resto de los destinos de la zona hablan de un 30% o 35% de aumento, es muy probable que acá implementemos subas similares”, confió a este diario un empresario del distrito de Tornquist.

Jorge Maipach, presidente de la Asociación para el Desarrollo Turístico de la Comarca de Sierra de la Ventana, reconoció que un aumento de ese tipo suena “lógico”, pero aclaró que “cada caso es particular” y que la entidad no ha sugerido ningún porcentaje.

«Hoy la mayoría de los prestadores tenemos tarifas hasta diciembre. Quizá después de las elecciones pueda haber otro panorama, pero en este contexto es muy difícil dar una tarifa”, subrayó.

Maipach -dueño del hotel El Mirador- dijo que en lo personal está evaluando una suba de precios del 30%, pero reiteró que otros operadores “quizá analicen otro incremento, ya sea mayor o menor”.

“Está claro que es difícil ajustar de acuerdo con la inflación, pero por otro lado hace tres años que venimos fijando tarifas un 15% o 20% por debajo del aumento general de precios. Y en el medio tuvimos aumentos de costos impresionantes; de luz, por ejemplo, algunos hoteles pagan hoy un 2.600% más que en 2015”, dijo.

El empresario reconoció que por estos días hay muchas consultas para el verano, pero pocas concreciones.

“Por lo general, en nuestra comarca las reservas se hacen en noviembre; en ese momento estará más claro el panorama de tarifas”, señaló. (La Nueva.)

Categorías

error: Content is protected !!