|  

Vecinos de la toma de Guernica marchan a Gobernación para pedir respuestas

Ayer el gobierno provincial denunció que «grupos violentos obstruyen la labor del Estado» en el lugar.

«UN GRUPO DE VIOLENTOS». El gobierno provincial denunció la imposibilidad de avanzar en acuerdos.

Las familias que se encuentran en la toma de tierras de Guernica movilizan en La Plata para reclamar la suspensión desalojo al gobernador Kicillof.

Las 2.500 familias que protagonizan la toma de tierras en Guernica se trasladarán a La Plata este lunes para marchar hacia la Gobernación en busca de la suspensión del desalojo. En ese marco, le reclamarán al gobernador bonaerense Axel Kicillof que los recibida y les brinde respuestas urgentes. Además, le presentarán una propuesta de solución.

La jornada de protesta está prevista para las 11 y tendrá su punto de concentración en la estación de trenes de La Plata para luego dirigirse hacia la Casa de Gobierno. Las familias que se encuentran en el conflicto de Guernica solicitan respuestas ante el inminente desalojo previsto por la Justicia para este jueves y viernes.

Desde la coordinación de delegados y delegadas junto a organizaciones de la Recuperación de Tierras en Guernica, manifestaron que “seguimos exigiendo una solución inmediata ante nuestro justo reclamo. Pasan los días y el Ministerio de Desarrollo que lidera Larroque no presenta ninguna propuesta frente al problema habitacional que tiene a 2500 familias en vilo frente a la amenaza del desalojo”.

Entonces, detallaron que “la propuesta que acercamos fue elaborada de conjunto por los y las delegadas de la toma, las organizaciones sociales y la comisión asesora de urbanismo. La misma impulsa que las zonas conocidas como 20 de julio y San Martín sean adquiridas por el estado dado que no se pudo comprobar la supuesta titularidad de esos terrenos. Esto permitirá la existencia de casi 1.450 lotes”.

Asimismo, explicaron “que se ceda el 10% del predio del proyecto como marca la Ley de Acceso Justo a la Tierrra (Ley 14.449), del barrio cerrado que comprende actualmente los barrios La Unión y La Lucha, esto permitiría agregar otra amplia franja de manzanas y lotes, con capacidad para albergar el resto de los lotes necesarios para completar la urbanización”.

“Lejos de eso, los funcionarios se dedican a apretar a las familias, ofrecer sobornos y dádivas para quebrar nuestra lucha. No han podido hacerlo, y así lo demostramos los vecinos y vecinas que rechazamos este fin de semana el desembarco al territorio de 40 funcionarios que no trajeron soluciones, sino que vinieron a realizar aprietes. Utilizan los datos de censo para hacer llamados y visitas a nuestros familiares con el objetivo de amedrentarnos”, añadieron.

Por ese motivo, expresaron que “queremos una solución, no amenazas de desalojo violento y criminalización de nuestro reclamo que es un problema social masivo” y exigimos que el gobernador Kicillof nos reciba y nos dé una solución. Que se suspende el desalojo con fecha para el 1, 2 y 5 de octubre”.

En tanto, el gobierno bonaerense denunció el domingo que un grupo de «violentos» impidió la llegada de la asistencia de parte del Estado provincial. A través de un comunicado, el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad calificó la situación como «grave e inédita», que no dejó realizar la labor de los ministerios de Desarrollo de la Comunidad; de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual; de Justicia y Derechos Humanos; y de Seguridad; así como también por representantes de los municipios de Presidente Perón, Lomas de Zamora, Almirante Brown Florencia Varela, Esteban Echeverría, San Vicente y Ezeiza. (Infocielo)

Categorías