|  

Un muerto y tres pobladores con quemaduras graves por el incendio en la comarca andina

Sixto Garcés, la única persona que permanecía desaparecida en el marco de los incendios registrados en la zona cordillerana de Chubut, fue encontrado muerto junto a su caballo y su perro, en cercanías de la estancia donde cumplía las funciones de puestero.

INTENCIONAL. El Ministerio de Ambiente pidió iniciar una investigación respecto al origen del fuego.

Un poblador rural hallado muerto y otras tres personas heridas con quemaduras graves es el resultado provisional del incendio de bosques en la comarca andina de la Patagonia, mientras el Ministerio Público Fiscal (MPF) recogía más testimonios para orientar la investigación sobre el origen del siniestro que produjo daños en más de 200 viviendas que, en su mayoría, quedaron reducidas a cenizas.

El peón rural Sixto Garcés, de 50 años, que había sido reportado como desaparecido durante los incendios, fue encontrado muerto en la noche del jueves junto a su caballo «pilchero» y su perro, en cercanías de la estancia donde cumplía funciones de puestero.

El jefe de la policía del Chubut, Comisario General Miguel Gómez, confirmó que «el hallazgo se produjo cerca del casco de estancia, a unos 15 kilómetros de la localidad de El Maitén (noroeste del Chubut) de acuerdo a los que nos informó la Unidad Regional que intervino».

Los policías tenían la esperanza de encontrar a Garcés en algún campo cercano, tras haber certificado que se había ausentado montado a caballo, con ropa y enseres y acompañado por el perro.

«Todos aparecieron calcinados», explicó Gómez, quien dedujo que el poblador se desorientó totalmente en medio del humo.

El intendente de El Maitén, Oscar Currilén, explicó que «puede parecer raro que un hombre nacido y criado acá se pierda, pero lo cierto es que el humo reinante por el fuego y la lluvia que cayó era tal que hizo como si fuera de noche porque no entraba la luz del sol, a pesar de estar en plena tarde».

La investigación que lleva adelante el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, está en la etapa previa de juntar pruebas y testimonios.
La investigación que lleva adelante el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, está en la etapa previa de juntar pruebas y testimonios.

Tres heridos por quemaduras

A ese desenlace fatal hay que sumarle la situación crítica en la que se encuentran tres pobladores heridos con quemaduras graves, dos de los cuales fueron trasladados al hospital zonal de Esquel y el restante a la ciudad rionegrina de Bariloche.

El director del hospital de esa ciudad cabecera de la región, Sergio Cardozo, confirmó a Télam que tienen «a dos pacientes internados, uno de ellos en estado crítico porque recibió quemaduras en un 50% del cuerpo, y en estos momentos está en la única cama disponible que teníamos en Terapia Intensiva».

El herido, mayor de 50 años, es un poblador de Lago Puelo que se quemó cuando intentaba salvar a los animales que estaban en el corral próximo a su casa.

En ese mismo hospital está internada otra paciente, de 48 años, con heridas en el 30% de su cuerpo.

Se trata de una pobladora de la zona rural de El Hoyo que se quemó cuando salió de su casa -que quedó totalmente destruida- y no pudo evitar el efecto de las llamas que estallaron a su alrededor.

Cardozo aclaró que, «por ahora, lo que intentamos es estabilizar a ambos y después recién pensar en una posible derivación, pero la situación es compleja porque en el caso del hombre también tiene afectadas las vías aéreas (respiratorias)».

La investigación

A tres días del incendio que para los pobladores es el más voraz de las últimas décadas, la investigación que lleva adelante el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, está en la etapa previa de juntar pruebas y testimonios.

El subjefe de la policía del Chubut, Néstor Gómez Ocampo, reveló que «por los datos que tenemos, hasta ahora hay dos puntos de inicio que están relacionados con el tendido eléctrico, pero eso es muy primigenio, habrá que esperar».

Sobre el origen del incendio hay discrepancias, aunque a esta altura se descarta que se haya iniciado por «causas naturales», es decir un rayo o una tormenta eléctrica.

El intendente de Cholila, Silvio Boudargham, otras de las poblaciones que tuvieron dos incendios que lograron frenar a tiempo sin mayores daños materiales, aseguró en diálogo con Télam: «Los dos focos que tuvimos acá fueron intencionales. No tengo ninguna duda porque uno arrancó en una alcantarilla y otro en un pinar cercano, casi en simultáneo, sin que existiera ni rayo, ni tormenta eléctrica ni nada».

Bourdargham no duda en reconocer que se salvaron «de milagro» porque cuando el fuego se desató en cercanías de esa localidad de la cordillera rodeada por lagos, no tenían brigadistas ya que los afectados a esa jurisdicción habían salido al norte para reforzar el combate en los incendios de El Hoyo, Lago Puelo y El Maitén. (Télam)

Categorías