|  

“Si le pedimos a la gente moderar el consumo del agua, va a responder, y seguramente podremos pasar esta situación de emergencia”, expresó Guillermo Cayssials

El presidente del consejo de administración de CLERySA habló por RADIO 2000, con motivo de los altos consumos de los últimos días, dados en virtud de la extrema sequía y las altas temperaturas.

CARHUÉ (Cambio 2000).- La torridez de los últimos días han acrecentado el consumo de agua potable de red, llevando a que en algunos casos se registrara escasez del suministro o al menos baja presión, motivo por el cual, desde CRUZANDO EL PUENTE, el programa que se emite por las mañanas en RADIO 2000, se invitó al diálogo al presidente del consejo de administración de CLERySA, Guillermo Cayssials, quien dejó su mensaje al respecto.

“En la última semana han ocurrido dos situaciones concordantes: la alta temperatura ambiente, y también una sequía que si bien a los habitantes urbanos no nos preocupa demasiado como a la parte del campo, sí lo sienten los jardines y huertas y nuestra necesidad individual de darnos un chapuzón en una pileta. Así, evidentemente lo que crece muchísimo es la demanda; entonces, lo único que nos queda por hacer en este momento, y no es que no hemos hecho nada, es pedirle a la población que tenga consideración, y trate de bajar el consumo del agua a lo mínimo necesario”, pidió en el inicio de la charla el presidente de la cooperativa.

“El agua es un bien de primera necesidad, -aseguró de inmediato-, pero hay determinadas cosas que no lo son; por lo tanto instamos a los vecinos a que por ejemplo el riego de huertas y jardines, se haga a primera hora de la mañana y no a la tardecita, porque curiosamente, el mayor problema de demanda que tenemos es en ese horario, cuando los tanques empiezan a bajar los niveles. Por eso pedimos que ese tipo de consumos se hagan de mañana, y cuanto más temprano mejor, porque todavía el tanque está lleno y hay mejor presión. Asimismo pedimos regar lo mínimo necesario, lo que sabemos es compatible con la vida de las plantas, porque también nos preocupa eso, que es parte de nuestra vida”.

“Estaría bueno además extremar el cuidado del agua de las piletas, para tratar de no estar renovándola en grandes cantidades, ya que es un consumo mucho más importante que el necesario para la limpieza y la higiene personal; por eso recomendamos prescindir del lavado de veredas, del baldeado y otras cosas que podemos suspender por unos días, para bajar el consumo, que de por sí es mucho más alto, porque necesitamos mucha más agua para nuestra vida diaria”, remarcó.

Tres pozos más

GUILLERMO CAYSSIALS. Presidente del consejo de administración de CLERYSA.

Respecto al comunicado emitido por CLERySA acerca del riesgo de que la comunidad pueda quedarse sin agua, Cayssials explicó que “en primera instancia no tiene que ver con los pozos, porque la cooperativa tiene 8 pozos, con los cuales se abastece la necesidad sin inconvenientes; y en este momento, el lunes (17) se inicia precisamente la construcción de otros 3 pozos, para los cuales en la primera semana de enero se hizo el pozo de exploración, y en pocos meses vamos a disponer de 3 pozos más en funcionamiento”.

En este sentido, aclaró que “el problema no es de producción, es que tenemos un acueducto de 12 Km. que viene desde la planta de bombeo, en el Paraje Casey, que hizo la Provincia en el momento de construcción de la red de agua, del cual CLERySA no es propietaria, sino adjudicataria o concesionaria”.

Y puntualizó que “para subsanar el problema imperante, la primera medida sería hacer otro acueducto paralelo, que es el plan que tenemos pedido; pero como esa es una obra muy importante por el volumen del dinero, parecería algo no fácil de resolver”.

Enseguida Cayssials manifestó que “como hace años en los veranos tenemos días con problemas, el año pasado resolvimos instalar un tanque auxiliar que improvisamos al lado del tanque elevado, y con eso pasamos el verano sin que se nos vaciara el tanque, pero no tuvimos una semana de tan altas temperaturas y sequía como tenemos ahora”.

Y añadió: “Esta semana, el lunes y el martes al atardecer se vació el tanque, y si bien en algunos lugares no se notó falta de agua, seguramente en otros sí. Esa cisterna auxiliar que hicimos al lado del tanque elevado nos permite poder ir almacenando agua, y en el momento de mayor consumo elevarla desde ese tanque auxiliar ubicado a nivel del suelo”.

“Pero, -informó-, sucedió que el lunes a la noche o martes a la mañana, en ningún momento el tanque elevado se llenó; y si el tanque elevado no se llena, no podemos completar esa reserva, porque lo único que hacemos es acopiar abajo y luego rebombear. De ese modo, esa alternativa a veces funciona, como el año pasado, aunque este año no”.

El acueducto

Luego, sobre la posibilidad de resolver el tema del acueducto de 12 km., el presidente de CLERySA mencionó que “cuando todavía existía el SPAR, ya habíamos elevado un pedido de obra por el mismo; por un tanque auxiliar de 500 metros cúbicos, o sea de la misma capacidad del que tenemos elevado; por los tres pozos que estamos empezando a construir; y la renovación de la red urbana. Todo eso está pedido. A los pozos los conseguimos; en junio o julio, ya casi teníamos la seguridad de poder contar con fondos del ENOHSA, pero todo requiere su aprobación en los distintos estamentos del Estado nacional, provincial y municipal, porque también es una obra que le incumbe al municipio y a su concejo deliberante, y por ello todas estas cosas van demoradas”.

“En entrevista con el Intendente y el secretario de Obras Públicas que mantuvimos en diciembre, nos comentaron que estaba todo listo y el tema se encontraba en la parte económica del ENOHSA para salir, así que sobre fines de año, el HCD aprobó el destino de esos fondos, y de hecho en la primera semana de enero empezamos a trabajar formalmente. Creo que fue un trámite bastante rápido desde que se vislumbró la posibilidad de iniciarlo hasta el comienzo de la obra, porque pasaron seis o siete meses. Y pueda ser que con el resto suceda algo así, ya que de nuestra parte estamos todos los días trabajando y ocupándonos de ello”, puso de relieve el presidente del consejo de administración de Clerysa.

Cayssials remarcó que “tres pozos es una obra de mucha magnitud que demanda 26 millones de pesos, y se afronta con un aporte no reintegrable del Estado nacional, concretamente del ENOHSA, cuyo presidente es un conocido nuestro, el ex intendente de Guaminí Néstor Álvarez, y su secretario o asesor, es el Ing. (Marcelo) Tortorice, ex secretario de Obras Públicas de nuestro Distrito, con quienes por suerte, hay muy buen diálogo”

“De cualquier manera -agregó-, esto no depende sólo del diálogo o de la buena voluntad, sino a veces de la disponibilidad de fondos, o de los distintos organismos, ya que al proyecto lo hemos presentado también a la Dirección de Agua y Cloacas de la Provincia; o sea que al trámite lo iniciamos por distintos lugares, viendo si los fondos salen de Provincia o Nación”.

“Hay que estar preparados”

“Trabajamos permanentemente en el tema, viendo alternativas, porque el sistema hizo una crisis superior a la que pudimos tener años anteriores; sobrepasó nuestras previsiones del tanque auxiliar, y para el año que viene, si es posible, algo debemos tener, porque lamentablemente se anuncia que las altas temperaturas van seguir en años posteriores”, señaló.

“Y con respecto al cambio climático, a veces se escuchan voces que hablan de una catástrofe; no sé si será así o no, pero lo cierto es que este año estamos ante una situación extrema, que desconocemos si se repetirá en años venideros, pero hay que estar preparados de la mejor manera posible”, sostuvo Cayssials.

Más adelante, el presidente del consejo de administración de la cooperativa recordó que “una de las cosas que hacemos notar es que cuando el sistema empezó a funcionar, en Carhué había unas 2000 conexiones y algunas en Epecuén, cuando actualmente tenemos unas 5000 en Carhué, lo que implica mayor consumo. Desde el punto de vista de provisión, con algunos pozos que construyó CLERySA y otros el Estado, estamos cubriendo la demanda, pero nos está quedando el transporte”.

En su momento, desde la Cooperativa se había informado, que el 70% de los asociados no consume más de 24m3, que son menos de 300 litros por día; y al ser consultado acerca de en cuánto estiman se superó ese consumo en estos días, Cayssials apuntó: “Como la lectura de los medidores se hace una vez al mes, no sabemos cuánto se está consumiendo en estos días”.

Y agregó: “Hasta la última medición, se mantenían los guarismos; pero sabemos que las tres cuartas partes de la población no consume más que el segundo plan básico que es hasta 24m3 por bimestre; el resto sí lo supera, pero se trata básicamente de empresas hoteleras y similares o familias numerosas que tienen necesidades más altas. No obstante, sabemos que si le pedimos a la gente moderar el consumo del agua, va a responder; seguramente no todos, pero si la mayoría lo hace, podremos pasar esta situación de emergencia”.

“Desde CLERySA nos estamos ocupando del tema, desde el consejo de administración, que integramos ciudadanos a los que nos han delegado la autoridad para conducir la entidad, tratamos de dar el servicio con el menor costo para el usuario. Si de nuestra parte quisiéramos encarar una obra de la magnitud de un acueducto, sería imposible si no contáramos con un aporte del Estado nacional o provincial, o de algún crédito a muy largo plazo, como cuando se hizo la obra, con un crédito creo que del BID, a 20 años, que se repartía en muchas cuotas y a tasas de nivel internacional, y no como las internas del 30 ó 40%, que serían impagables”, manifestó.

“De lograrse un financiamiento, estaríamos de acuerdo con una consulta a la población para poder enfrentar las obras, pero no podríamos hacerlo con fondos propios; no es que con las tarifas tenemos la posibilidad de acumular recursos y tener dinero en un plazo fijo. Con lo que abonan los usuarios sólo atendemos los gastos mensuales normales de la cooperativa, con una cierta seguridad, porque tenemos que darle fiabilidad a nuestros empleados de que cobren en tiempo y forma sus haberes y que nuestros proveedores cobren los insumos; pero no tenemos recursos para obras de este tipo”, aclaró.

Agua de mesa envasada

Por último, acerca de la propuesta de CLERySA de ofrecer sin costo agua de mesa que los asociados pueden retirar en bidones desde la planta de ósmosis ubicada en acceso a Ruta 33 en dirección al barrio Illia, el presidente de la institución dijo que “para una parte de la población fue muy bien recibida, y a otra parte no le ha interesado y sigue comprando agua en bidones, lo que respetamos”.

“En este momento estamos con una provisión de 10 mil litros semanales, o sea 100 bidones diarios aproximadamente; pero si esa demanda se acrecienta, puede ser afrontada. Ese agua de saca de dos pozos que hay en el lugar, y la de la red, de los del Paraje Casey; pero la disponibilidad de la planta de ósmosis es superior a la que se está utilizando, así que no hay problemas en que la gente vaya a buscar”, afirmó.

“Sí tuvimos un inconveniente puntual el día martes, cuando se cortó la energía por la mañana, y el tanque que provee los cinco grifos existentes en el lugar, se vacía en menos de una hora; y como no tenemos allí grupo electrógeno, no pudimos entregar, no porque no tuviéramos el agua, sino porque no funcionaba la bomba que eleva de un tanque al otro”, concluyó Guillermo Cayssials, solicitando nuevamente a la población que extreme las medidas de cuidado del recurso en estos días de calor. (Cambio 2000)

Categorías