|  

¿Puede el Lago Epecuén ayudar a que no tengamos casos de Covid-19?

“Seguramente la hipertonicidad del agua, debido a su alta salinidad, crea un medio hostil para la replicación viral”, expresó el Dr. Enzo Gasparri. No obstante, el médico carhuense dijo que “para llegar a esto hay que recorrer el camino que debe hacer la ciencia para demostrar un hecho, que es la metodología de la investigación científica”. En diálogo con CAMBIO 2000 pide seguir extremando los cuidados y destaca el trabajo del equipo de salud y de los voluntarios en los retenes.

LAGO EPECUÉN – CARHUÉ. Las propiedades de la laguna y su salinidad podrían resultar claves para combatir el coronavirus.

CARHUÉ (Cambio 2000).- Medios nacionales han publicado, en los últimos días, sobre el fenómeno de Adolfo Alsina, el único partido de la provincia de Buenos Aires sin casos de coronavirus. Y le atribuyen el “milagro” al Lago Epecuén, que tiene una salinidad similar al Mar Muerto, lugar al que tampoco llegó la pandemia.

Consultado al respecto en diversas notas por esta situación excepcional en el Distrito, el intendente Javier Andres ha dicho que se debe “un 50% a la suerte y un 50% al compromiso de la comunidad, que sigue los protocolos” y, al mismo tiempo, ha sido cauto cuando le han preguntado por el mito de que el Lago Epecuén sería clave en que no hayamos tenido, aún, casos positivos.

“Muchos lo asocian a la salinidad del lago que, como es un diez por ciento más salado de lo habitual, provoca que el aire sea otro y esto, supuestamente, podría ayudar”, dice el jefe comunal

No obstante, aclaró que se trata de “un mito” porque “no está comprobado que sea así, ni tampoco lo contrario”.

En Carhué el doctor Enzo Gasparri es, sin dudas, una de las palabras autorizadas para hablar de termalismo y de las propiedades terapéuticas de las aguas del Lago Epecuén, motivo por el cual CAMBIO 2000 lo entrevistó.

“No hay que desmerecer el trabajo de salud que se viene haciendo”

– Adolfo Alsina y Carhué han sido noticia en los últimos días en los medios nacionales por ser el único distrito que no registra, hasta ahora, casos positivos de Covid-19 y se atribuye esta situación a las “aguas milagrosas” de Epecuén. Incluso el Intendente, que ha sido cauto en sus apreciaciones, se refiere a esta excepción. ¿Qué puede decir al respecto?

– En principio me parece que las declaraciones del Intendente están bien, hay que ser cautos. Y yo te puedo contestar como brujo o como médico, y cuando digo médico, dentro de un contexto científico. Este es un clima marítimo, pero seco, sin la humedad de la zona litoral con los océanos, es un clima de mar seco, y la salinidad crea un medio hostil, es decir, el virus fuera del cuerpo humano, está estudiado, vive tantas horas en la madera, tanto en el aluminio, tanto en el vidrio, hay que ver también con la humedad del aire, con la temperatura, existen muchos factores.

“Seguramente la hipertonicidad del agua, debido a su alta mineralización, a su salinidad, crea un medio hostil para la replicación viral, pero para llegar a esto hay que recorrer el camino que debe hacer la ciencia para demostrar un hecho, que es la metodología de la investigación científica”, expresó el Dr. Gasparri.

“Para ello -dijo-, habría que traer a un equipo de virólogos, especializados en temas de virus en general, y ver cómo se comporta el virus, conocer qué pasa, qué diferencias hay, pero hay que aplicar un diseño de trabajo que sea un método científico, mientras tanto nosotros hablamos empíricamente”.

Y fue contundente a señalar que “si yo dijera que todo esto, que no nos ha entrado el virus, es por el clima, estaría desmereciendo el trabajo que ha hecho la gente en los retenes, en el Hospital, en la Dirección de Salud, en líneas generales, cómo se ha armado y está trabajando el equipo de Salud”.

Por otro lado, Gasparri manifestó que “hay que ser cautos, porque Coronel Suárez, después de unos días de la pandemia, era la vedete en la provincia. El canal C5N en un informe que realizó decía que era un paraíso dentro de la provincia de Buenos Aires, que se podía jugar al golf, que se jugaba al polo, que se podía ir a la peluquería, hicieron notas en un restaurante, etc., y a la semana o a los 10 días entró el virus y entró con mucha dureza”.

“Entonces nosotros lo que tenemos que hacer es seguir trabajando en el cuidado, y si es por el clima, ¿por qué no lo tenemos en Villa Maza?, ¿por qué no lo tenemos en Rivera? Creo que no hay que desmerecer el trabajo de salud que se viene haciendo; el trabajo permanente que se hace con todo sospechoso que entra por guardia; y el trabajo de los médicos de guardia, que es muy importante”, resaltó.

“Hay un consultorio de febriles, pero tampoco esperemos diagnosticar la enfermedad con un cuadro febril porque hay un montón de asintomáticos, pero por lo menos uno ya filtra y, a grosso modo, logra detectar algunos casos. Se viene hisopando no solo a los febriles, sino a los que tienen alguna conectividad con algún caso epidemiológico, y hay que continuar con los cuidados”, pidió.

Respecto a la incidencia que podría tener el Lago Epecuén, dijo: “Es vox populi que nos salva la laguna. Para que nos salve la laguna tendríamos que ser semi-anfibios, tendríamos que estar adentro del agua, porque tendríamos branquias, y con evolución posterior pulmones para respirar fuera del agua, y no es así”.

“Evidentemente hay climas que favorecen determinadas afecciones y otros no”

DR. ENZO GASPARRI. “No debemos bajar los brazos porque esto no terminó”

– Como se manifiesta, no hay estudios científicos que corroboren lo que se dice respecto a la acción del agua del Lago Epecuén o de lagunas hipermarinas sobre el Covid-19, pero también se ha dicho en alguna nota que las aguas son muy recomendadas en tratamientos de personas que han contraído el virus… ¿En ese caso ayudarían?

– Si, sí. Con todo esto, uno está pensando en el genoma humano, en los anticuerpos monoclonales, está pensando en miles de cosas, y se olvida de la Climatología Médica.

“Me acuerdo cuando era chico en Bolívar, que mi viejo, como médico rural, sabía que al asmático y al tuberculoso lo tenía que mandar a Sierra de la Ventana o a Córdoba”, expresó Gasparri.

“Evidentemente hay climas que favorecen determinadas afecciones y hay otros climas que no. Yo creo que las termas es el lugar ideal para reponer un cuerpo que viene de una convalecencia; los baños termales, el aire puro con el oxigeno más primitivo, que es el ozono, que todavía lo tenemos, y este clima de mar, seguramente nos ayudan muchísimo”, destacó el médico carhuense.

– Se afirma, además, que en el Mar Muerto tampoco han tenido casos de Covid-19 ¿Ha leído algo al respecto?

– He leído que también evidentemente debe haber algún factor que determina que se le crea un clima hostil al virus para que no desarrolle y la posibilidad de contagio disminuya.

“Carhué va a ser uno de los puntos más buscados”

– Más allá de que estamos en una pandemia y lo principal y primordial hoy por hoy es cuidar la salud de todos, ¿se puede afirmar que esta situación, una vez que pase la pandemia, puede favorecer turísticamente a Carhué por todo lo que se viene hablando de las propiedades del agua del Lago Epecuén?

– No tengo ninguna duda. Ya previo a la pandemia se visualizaba que esto va in crescendo, que la gente está buscando esto, y más aún con el hidrotermal. Post pandemia el escenario internacional nos favorece porque en otros lados no están mejores y los costos son elevadísimos, por lo que va a aumentar el turismo interno, y Carhué va a ser uno de los puntos más buscados, porque es un lugar que no tiene contaminación, tiene un hábitat natural que pocos lados tienen, así como cercanía con grandes centros y tiene un elemento que es único, que es el mar en el interior de la provincia.

– ¿Cuál es el mensaje a la gente ante lo que estamos viviendo?

– Que mantengamos el invicto, y para mantener el invicto tenemos que seguir cuidándonos, tenemos que tener responsabilidad individual, cada uno puede cuidarse a sí mismo y cuidar a los demás; que tengan cuidado con las fiestas, que la juventud con el Covid va a tener un resfrío, pero los viejos la vamos a pasar mucho peor.

“No debemos bajar los brazos porque esto no terminó, esto va a seguir, y vamos a llegar a tener un horizonte más amplio cuando logremos la inmunidad por rebaño, que es la afectación natural de la enfermedad por contagio o a través de la vacuna”, puntualizó.

“Hasta mediados del año que viene creo que no vamos a tener ninguna novedad importante en ese sentido, así que el mejor método hoy por hoy es cuidarse y no bajar las defensas”, puso de relieve el doctor Enzo Gasparri. (Cambio 2000 / MF)

Categorías