|  

Se viene la “Fiesta del Olivo”: por qué en Coronel Dorrego se produce el mejor aceite de oliva de Argentina

La olivicultura es una de las actividades que más ha crecido en los últimos años en la región del sudoeste bonaerense durante los últimos 20 años. Las condiciones del suelo de la región, las circunstancias climáticas y la cercanía con el mar y con las sierras otorgan una ventaja comparativa para la producción de aceite de oliva de mejor calidad. Del 3 al 10 de abril, Coronel Dorrego celebrará la 13 “Fiesta Provincial del Olivo”.

En los municipios de Coronel Dorrego, Villarino, Puan, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Tornquist y Patagones existen unas 50 explotaciones con más de 2.500 hectáreas de olivos implantados, entre los que se encuentran emprendimientos familiares como otros de gran escala.

En la zona se desarrollan todos los pasos del proceso productivo y se obtiene uno de los mayores niveles de calidad en la producción de aceite de oliva. Esto es consecuencia no solo de las óptimas condiciones del suelo de la región, sino también de las circunstancias climáticas, destacándose como ventaja el régimen anual de lluvias.

La cercanía con el mar y con las sierras, la amplitud térmica y las estaciones del año bien marcadas favorecen la maduración lenta del fruto, altos índices de fenoles y una mayor proporción de ácido oleico. Estos factores influyen definitivamente en el perfil aromático y químico de los aceites.

Los especialistas destacan que las condiciones climáticas de la región permiten producir un aceite de oliva de mejor calidad que los elaborados en resto del país. Por la cercanía al mar y las sierras, en Dorrego se produce un aceite muy similar al del Mediterráneo, cuna del olivo. De hecho, la variedad arbequina, la más difundida, alcanza en producciones de Dorrego el 72% de ácido oleico, mientras que en Catalunya, de donde es originaria, llega al 65-67%.

En diálogo con Todo Provincial, Federico Hollender de la empresa familiar “Estilo Oliva” destacó: “En Coronel Dorrego hay plantaciones de olivo hace muchísimos años pero en el último tiempo comenzaron a instalarse cada vez más establecimientos productivos”.

La familia Hollender explota la finca Don Nicolás desde el 2017, cuando crearon “Estilo Oliva”. Allí existía un cultivo de olivos de 40 hectáreas que extendieron hasta las 130 hectáreas actuales, con la novedad de ser los primeros en la zona en apostar al sistema súper intensivo con 1400 plantas por metro cuadrado, cuando en el tradicional ronda las 300 plantas. Además, ofrece la ventaja de permitir la cosecha con máquinas.

“La planta empieza a dar frutos recién al tercer año y bajo este sistema el pico se alcanza en el sexto año. Este año será la primera cosecha con máquinas como se hace en las fincas más grandes de la región cuyana”, remarcó Hollender.

La cosecha se produce a fines de abril y principio de mayo. En el sistema tradicional la tarea se debe realizar en forma manual por lo que durante esa época se produce la llegada de una gran cantidad de trabajadores ocasionales que provienen generalmente del norte del país, principalmente de Santiago del Estero.

“La calidad del aceite de oliva que se obtiene aquí es mejor que el que se produce en Cuyo. Si uno mira el Mediterráneo se parece más a esta región de la Provincia de Buenos Aires que la región cuyana que tiene un clima muy continental y con pocas precipitaciones”, comentó el integrante de Estilo Oliva.

Sin embargo, el productor explicó que en la región cuyana la olivicultura se desarrolló mucho antes porque el tipo de suelo no permitía otros cultivos, mientras que en Dorrego y alrededores “siempre predominó la producción extensiva de cereales como girasol y soja”.

Sobre el modelo de negocio, Hollender detalló que en comparación con un cultivo con una inversión y una renta anual, la producción olivícola “requiere una gran inversión inicial para recién tener los primeros frutos entre 4 y 5 años después”, y agregó: “Es considerado un cultivo intensivo con altos costos y altos retornos por hectárea”.

Aunque el gran salto lo otorga la exportación, el camino se inicia por el mercado interno. “Nosotros tenemos un puesto en el kilómetro 176 de Ruta 3, además de contar con canales de distribución que abarca varias ciudades. Por otra parte, desde cualquier parte del país se puede comprar desde la tienda online de Estilo Oliva”, explicó Hollender.

Se viene la Fiesta del Olivo

Del 3 al 10 de abril, Coronel Dorrego celebrará la 13° Fiesta Provincial del Olivo, durante la cual se podrá disfrutar de recorridos por fincas olivícolas, patios de comidas y artesanos, concursos de cocinas y un cierre musical a cargo de Coti Sorokin.

“Esta celebración es muy importante para nosotros como municipio tras haber superado momentos difíciles”, destacó el intendente Raúl Reyes quien destacó que Dorrego “es el distrito de la provincia que más hectáreas destinada a la producción olivícola tiene”.

Según el cronograma de la Fiesta Provincial del Olivo, el 3 de abril desde las 10 de la mañana se llevará a cabo una actividad recreativa de cicloturismo que saldrá desde el Vivero Parque hasta la Finca La Comarca, con posterior almuerzo rural en la finca Los Vikingos.

También ese mismo día habrá una muestra de autos antiguos, paseo de artesanos y emprendedores junto a actividades culturales y música en vivo.

Para el 8 de abril están previstas charlas técnicas en la Finca Rumarolli, mientras que el 9, en el Vivero Municipal se llevará a cabo la apertura del patio gastronómico, con charlas técnicas, clases de cocina y concurso y actividades para niños, entre otras.

En tanto que el domingo 10 de abril, en el mismo Vivero, continuará el paseo de artesanos, productores y emprendedores, el patio gastronómico, y cerrará un show a cargo de Coti. (TodoProvincial)

Categorías