|  

Rosana Voto: “Vivimos una realidad que no es fácil de afrontar para nadie”

La presidente de la comisión directiva de Racing Club habló por Radio Carhué sobre los vaivenes de la actividad deportiva en el contexto de pandemia y de lo complicado que resulta para las instituciones sostenerse económicamente. En tal sentido, destacó el aporte y apoyo del socio y de mucha gente que siempre está para respaldar al club.

CARHUÉ (Cambio 2000).- En un contexto de constante cambio y escasas certezas en cuanto a la continuidad de la actividad deportiva en función de la realidad epidemiológica, CRUZANDO EL PUENTE habló con la presidenta del Racing Club, Rosana Voto, quien hizo referencia al tema asegurando que las definiciones en tal sentido se van adoptando “en el día a día”.

“Como es de público conocimiento, las nuevas reglas van surgiendo de manera permanente, lo que significa un trabajo agotador, ya que planificamos en torno a una medida, que al día siguiente ya es obsoleta; pero hay que adaptarse, porque vivimos una realidad que no es fácil de afrontar para nadie”, aseguró al hablar por RADIO 2000.

Después de 17 meses, finalmente, hace dos fines de semana hubo fútbol, aunque con sus particularidades, y con campos de juego que se abrieron para un reducido número de personas, lo que implica un esfuerzo económico institucional debido al desfasaje entre lo que se recauda y lo que es necesario invertir.

En tal sentido, la presidenta académica manifestó que “es un punto complicado, porque esa restricción de ingreso y la inactividad, nos lleva a depender de bonos contribución, rifas, colaboraciones, o venta de comidas, ya que propuestas de recaudación masivas no podemos hacer, aunque el gasto sea mayor, ya que los árbitros aumentaron sus honorarios, también lo que nos demanda policía, al igual que los servicios, y el gasoil, sin que nosotros podamos tener ingresos”.

“Los gastos son muy importantes”

ROSANA VOTO. Presidente de Racing Club Carhué. (Foto de archivo)

“Los gastos son muy importantes, y por eso, en este presente dependemos más que nunca del socio que nos apoya y de los padres que hacen su aporte, porque si no sería imposible subsistir. Cuando en 2020 comenzó la pandemia, y estábamos desorientados, sin saber qué rumbo íbamos a tomar para poder mantenernos, vimos que el temor de que hubiese bajas en la masa societaria, se despejó enseguida, porque nadie se borró, y por el contrario, nos apoyaron más, sumándose a la compra de indumentaria que propusimos, o adquiriendo los canelones que estuvimos vendiendo; y eso ayuda”, remarcó Rosana Voto.

También dijo que “ante la imposibilidad de poder presenciar el único partido de fútbol disputado en Primera y Reserva, la gente supo entender; se ofreció un bono que muchos adquirieron, y los socios que nos bancaron todo el año pasado y lo que va de este, siguen haciéndolo. En el partido con Comercio de Guaminí, los socios se anotaron, se hizo un sorteo entre ellos, y quienes resultaron beneficiados pudieron ingresar a la cancha. Lo hicimos bajo esa modalidad porque entendimos que no podíamos decidir desde una comisión, quiénes entraban y quiénes no”.

“La idea era seguir con esa modalidad partido a partido, y los que habían ingresado en una fecha, no iban a tener prioridad en la siguiente; pero esto tampoco podrá ser así si es que se reanuda el campeonato. Pero destaco cómo respondió la gente, ya que nadie se quejó, y se acomodó a lo que se nos imponía, porque saben que de nuestra parte, no queremos otra cosa que el socio y el simpatizante dentro del club”, señaló.

“Pero las medidas se adoptan en lugares donde la realidad es distinta a la del interior, donde disponemos de mucho espacio al aire libre que hace posible mantener distanciamiento, no hay aglomeraciones al ingreso o egreso, y los jugadores llegaron cambiados desde sus casas debido a la imposibilidad de usar los vestuarios”, añadió.

“En el caso de las inferiores y escuelita dependemos mucho de los padres. Sabemos que para los nenes es más necesaria la actividad, estar en el club, jugar, disfrutar; ellos esperaban mucho poder jugar, los papás apoyan, colaborando en el cumplimiento de las normas, llevando y trayendo la indumentaria, retirándose al término del partido de cada categoría, poniendo sus vehículos para trasladarlos, usando los barbijos, no aglomerándose en los kioscos y demás, pero lamentablemente, y aunque se respeta todo, no se está sosteniendo la actividad”, manifestó.

Actividades y obras en el club

NUEVO PREDIO. Las canchas fueron resembradas recientemente.

Rosana Voto apuntó más tarde que “afortunadamente fue posible abrir la pileta en el verano, con natación y la colonia, y hay actividad de bochas, padel, así como tenis a cargo del profesor Luca García; todo anda muy bien; y en la actualidad, además de fútbol mayor e inferiores, está en marcha fútbol femenino, a cargo de Mauro Martini, quien da clases de funcional y entrenamiento”.

La presidenta, cuyo período al frente de la institución ha sido signado por la pandemia, puso de relieve que “pese a tanta dificultad, vamos sosteniéndonos, e incluso ha sido posible dar lugar a algunas obras, como los 500 metros cuadrados de baldosa antideslizante en la pileta, lo que ha significado un gran esfuerzo, posible lógicamente con la ayuda de la gente”.

Precisó que “a esa obra la iniciamos con un presupuesto que finalizó en un monto de exactamente el doble; pero pudimos por quienes trabajaron y colaboraron con la compra del metro cuadrado. Además, refaccionamos un depósito en la cocina, lo que logramos con la ayuda de muchos, pero principalmente de Bocha Werbach, quien puso la mano de obra. Compramos luminarias que estaban faltando para la cancha, que serán colocadas en breve, mientras que la subcomisión que trabaja en el predio, Caminando a los 100 Años, después del acondicionamiento del suelo, comenzó con el resembrado de las canchas de entrenamiento; algo que debemos agradecer porque hubo muchas voluntades aportando dinero, tiempo y trabajo, aunque nos gustaría que el recurso humano sea mayor”.

“Allí se culminó la entrada al lugar, que está recién pintada y hermosa; y por estos días se está dando continuidad a la refacción de los bancos de suplentes en la cancha. Esa tarea la habíamos iniciado el año pasado; teníamos todo para hacerlo, pero la pandemia nos frenó. Ahora está Mauricio Camilo terminándolos, y así, cuando se pueda jugar, podemos estrenarlos”, mencionó.

“Proyectos surgen permanentemente, pero vamos evaluándolos, y definiendo sobre la marcha, porque no sabemos cómo va a terminar todo esto que se nos plantea; pero queremos ir avanzando, porque en 2023, Racing cumple sus 100 años; y para ello es fundamental el acompañamiento, porque si bien la gente ayuda, es importante que intervenga más”, puntualizó.

“Hay mucho por hacer, incluso en la sede; pero el objetivo de la conclusión del predio es a largo plazo; obviamente queremos que sea lo más breve posible, porque tener ese espacio finalizado será en beneficio de una mayor calidad de condiciones para los deportistas y profes, que a la vez permitirá sumar más actividades y proyectos, porque se trata de un plan integral”, subrayó.

Por último, y sobre su vínculo con pares de otras instituciones, Voto puso de relieve que “tenemos muy buena relación. Con Gladys Peña, presidenta de San Martín, hablamos mucho y vamos intercambiando pareceres y formas de proceder, sobre todo relacionadas con esto que nos va surgiendo en el día a día; pero también estoy en comunicación con otros presidentes, porque todos estamos atravesando un presente muy similar. La rivalidad está sólo dentro de los campos de juego; pero la relación es muy buena con todos; y si queremos que la pelota siga rodando, tenemos que estar lo más unidos posible”. (Foto de portada, del Facebook de Racing: Entrada al nuevo predio. El grupo ‘Caminando a los 100 años’ sigue trabajando en el lugar).

Categorías