|  

¿Por qué la incertidumbre domina la escena del turismo regional en tiempos del coronavirus?

Atractivos circuitos de mar, sierras, termas y río dinamizaban y potenciaban económicamente a la zona. Hoy, los otroras programas de actividades de ocio trastocan en planes de salvatajes.

   Preocupados. Y ocupados. Pocas veces las dos acepciones se concretan el mismo tiempo.

   Así se encuentran los responsables de las áreas de Turismo de los distritos del sudoeste bonaerense, una región que venía apostando fuerte con los circuitos de mar, sierras, termas y río y que, hoy, debate la mejor forma de poder salir de semejante shock económico.

   “Está claro que el turismo ha pasado a segundo plano porque lo que importa, en este contexto, son las áreas de salud, especialmente, y de acción social. Dicho esto, hay que determinar de qué manera el sector afrontará los costos que está pagando ahora”, dijo Franco Gentili, secretario de Turismo de Monte Hermoso.

   “La palabra que define todo es incertidumbre. Y a partir de eso cuesta arrancar”, agregó.

FRANCO GENTILI. Secretario de Turismo de Monte Hermoso.

   Gentili admitió que los dos sectores claves del turismo, como hotelería y gastronomía, son los más afectados.

   “Son los que están más apurados en que todo se regularice, ya que, hoy, en Monte Hermoso están casi todos cerrados. Se trata de los rubros que tendremos que apuntalar”, añadió.

   El funcionario dijo que antes de que se disponga la cuarentena (13 de marzo) se había reunido con comerciantes del balneario. “Entonces les pedimos que cierren las puertas y que sólo abran los comercios que, al final, pudieron hacerlo. Lo entendieron de muy buena manera, porque se priorizó la salud”, recordó.

   Más allá de los sábados y domingos, el turismo de la región se perdió dos fines de semana extra largos, incluidos en el aislamiento social obligatorio. El de marzo fue del sábado 21 al martes 24 y el que concluye hoy, que se inició este jueves 9 por Semana Santa. Con el anterior (carnavales, del 22 al 25 de febrero), incluso, ya se habían cancelado algunas reservas.

   “Tuvimos que suspender todo y, ahora, el horizonte que vemos más cercano es el de la Fiesta Nacional de la Primavera, para septiembre. Pero no depende de nosotros, sino de la dinámica de la pandemia”, afirmó.

MONTE HERMOSO. Fiesta de la Primavera, en 2019.

   También está subyacente qué resolverán las autoridades educativas respecto de las vacaciones de invierno.

   “Antes será muy difícil que podamos hacer algún evento. Pero además porque el municipio no está en condiciones económicas y porque el turismo, ahora, no es una actividad de primera necesidad”, amplió.

   Justamente, Gentili es conciente de que esta actividad será una de las últimas a habilitarse.

   “¿Cómo imagino el retorno? Será por fases y de a poco, pero no sabemos cuándo. Está claro que a la actividad le costará retomar, ya que la gente al principio tendrá miedo de moverse”, indicó.

   Para Susana Dos Campos, directora de Turismo del distrito de Tornquist, la incertidumbre de no saber cuándo el sector volverá a trabajar es mucha.

   “La crisis sanitaria afecta a una plaza de fuerte presencia turística, ya que la repercusión económica es de alrededor del 50 %, casi a la par del sector agropecuario. Es un golpe durísimo para los sectores hoteleros y gastronómicos”, comentó.

SUSANA DOS CAMPOS. Directora de Turismo del distrito de Tornquist.

   Dos Campos recordó que, en su distrito, uno de los picos más importantes del año en cuanto a afluencia turística se produce, justamente, en Semana Santa.

   “Hoy el nivel de actividad es cero y, por ende, cero ingresos. Y a ese cero hay que sumarle carga de salarios, compromisos y demás”, aseguró.

   La pandemia llegó en un momento de expectativas para el sector en la región.

   “Pero no hay que perder el contexto. El país venía en una crisis económica y donde se hizo una apuesta hacia el turismo interno. Ahora, esto le pega al mundo y escapa a la visión estratégica de cada uno. Se interrumpe todo”, explicó.

   Dos Campos dijo que están en permanente contacto con los representantes del sector.

   “Estoy a disposición para colaborar. Muchos plantean el tema de las cargas sociales de los empleados y de los subsidios. Es cierto que hay varios programas en camino, pero la verdad es que aún no están aceitados los mecanismos. Se está esperando cómo se podrán resolver los compromisos bancarios y demás. No es sencillo”, aseguró.

   “Estamos trabajando en el día a día. Se espera para la semana que viene (NdR: por la que empieza este lunes 13) que algunos sectores empiecen a funcionar de manera gradual, pero sabemos que el turismo de eventos y de reuniones irán detrás del resto”, aseguró.

   “Son especulaciones y entiendo que se irá liberando la cuestión interna de cada localidad. Pero insisto: la apertura al turismo será lo último; es una cuestión de criterio y de sentido común”, concluyó Dos Campos.

   Para Vanesa Neubauer, directora de Turismo del distrito de Adolfo Alsina, la pandemia los tomó luego de uno de los mejores momentos estivales de los últimos años.

   “Arrancamos la temporada con mucha gente de la zona, que antes se iba lejos pero ahora nos había elegido, y también con muchos excursionistas para pasar el día. Pero de repente hubo que cerrar los hoteles, alojamientos y restorans”, comentó.

   “Pero ya está. Ahora tratamos de pensar un poco más allá, en qué va a pasar después”, agregó.

VANESA NEUBAUER. Directora de Turismo del distrito de Adolfo Alsina.

   “De tanto dolor generamos una parte atractiva. Por eso tenemos la esperanza y la fuerza para decir que, de algún lado, vamos a encarar lo que viene”, dijo la funcionaria.

   “Todos sabemos el impacto que tiene esta pandemia en el turismo pero, incluso, hablando con los titulares de empresas privadas de alojamiento y gastronomía, hemos coincidido en la misma idea”, añadió.

   Para el regreso a la (eventual) normalidad, Neubauer se refiere al valor agregado del turismo salud como un preciado ADN.

   “Es nuestra base. Entiendo que después de la crisis sanitaria la gente tomará conciencia de la importancia de lo que significa. Hay que darle más valor y respetar al turismo naturaleza, teniendo en cuenta que acá tenemos un área protegida”, explicó.

   “¿De qué manera? Crear actividades dentro de la recreación, como el avistaje de aves y la contemplación de la naturaleza en medio de una tranquilidad sin igual”, dijo.

   Neubauer pretende, también, incluir al resto de las localidades del distrito. “Por ahí no eran vistas como atractivos, pero uno las recorre y encuentra muchas cosas diferentes. Intentaremos hacer una suerte de corredor dentro del partido”, contó.

   “Más allá de la pandemia, para nosotros se trata de una oportunidad. Tenemos muy marcada la resiliencia que nos generó la inundación de Epecuén (NdR: en 1985). Haber podido salir de eso, de algo que nos generó tanta tristeza y desasosiego, nos alienta a pensar a otra manera y a mirar hacia el futuro”, concluyó la funcionaria.

   “Es un golpe muy fuerte. No sólo a nivel local, sino regional, nacional y mundial”, sostuvo Roque Barilá, director de Turismo del partido de Patagones.

   “Relacionado con el sector, no hay nada abierto: ni hoteles, ni restorans y tampoco el aeropuerto. Se cerró entendiendo la situación, pero tenemos el caso de Bahía San Blas, que vive exclusivamente de esta actividad y lleva casi un mes sin generar nada”, explicó.

ROQUE BARILÁ. Director de Turismo del partido de Patagones.

   “Allá el turismo es todo el año. Particularmente arranca en octubre y se extiende, precisamente, hasta Semana Santa”, sostuvo.

   “Esta actividad, más que cualquier otra humana, tiene un impacto social muy grande porque existe una interacción de personas y eso hoy no se puede dar. Hoy es un negocio que acumula enormes pérdidas y es muy compleja la resolución”, dijo el funcionario.

   “Los prestadores lo entienden desde el punto de vista sanitario, pero cuesta comprenderlo desde el bolsillo”, añadió.

   Barilá también dijo que el sector genera muchos puestos de trabajo que, hoy, están en peligro.

   “Quienes tengan trayectoria y espalda podrán volver a hacer andar el engranaje. Ahora, ARBA está postergando el pago de impuestos para algunas actividades y acaso se sumen otros programas para amortiguar este golpe”, admitió.

   “¿El futuro? Esto será un antes y un después, pero no tengo precisiones. Sí que será complicado volverse a armar”, admitió Barilá.

   Para Fernando Lema, del área de Turismo de Puan, el distrito no es ajeno a los sucesos relacionados con el avance de la pandemia.

   “Si bien Puan no vive 100 por ciento del turismo, la crisis sanitaria afecta a prestadores de servicios directos, como hoteles, cabañas y restorans, e indirectos, como los comercios, que no pueden desarrollar la actividad con normalidad”, sostuvo.

FERNANDO LEMA. Integrante del área de Turismo de Puan.

   “Hoy, el sector turístico está totalmente parado”, agregó.

   “Desde el primer momento nos comunicamos con cada uno de los prestadores para ponerlos al tanto de la situación y pedir su colaboración, lo cual fue muy bien aceptada”, relató Lema.

   “Pero la situación pone al turismo de nuestro distrito en una situación muy difícil. Estamos siguiendo de cerca para ayudar en todo lo que esté a nuestro alcance, aunque siempre priorizando la salud de la población”, indicó.

   “¿El futuro? Lo vemos con optimismo”, aseguró Lema.

   “Creemos que, en general, se están tomando las medidas correctas para ir superando la situación. Debemos entender que este problema es a nivel mundial, siendo sin dudas el turismo y sus derivados uno de los sectores más golpeados. Y el regreso deberá ser de la manera más segura para todos”, aseveró.

El programa de asistencia del Gobierno nacional

   Para asistir a las pymes turísticas, como hoteles, restorans y agencias y para garantizar la producción y el empleo en la crisis sanitaria, el Gobierno nacional creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

   “Las empresas turísticas generan más de un millón de puestos de trabajo. Vamos a cuidarlas con todas las herramientas que tenemos a disposición. Estamos convencidos de que el turismo va a ser una de las industrias que más rápido se reactivará cuando termine esta situación”, dijo Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación.

   Algunas de las medidas son la postergación, o reducción, de hasta el 95 % del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino, para empleadores que no superen los 60 trabajadores contratados. Aquellos que lo superen, deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis.

MATÍAS LAMMENS. Ministro de Turismo y Deportes de la Nación.

   También la Asignación Compensatoria al Salario para los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados. Dicha asignación tendrá distintas características dependiendo de la cantidad de trabajadores.

   Asimismo, el Programa de Recuperación Productiva (REPRO), que incluye la asistencia por la emergencia sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 empleados. La prestación por trabajador tendrá un mínimo de 6.000 pesos y un máximo de $ 10.000. Se incluye también un sistema integral de prestaciones por desempleo.

   Además, podrán acceder aquellas empresas cuyas actividades fueron afectadas de forma crítica por la pandemia, que puedan acreditar una sustancial reducción en sus ventas con posterioridad al 20 de marzo de 2020, y que tengan una cantidad relevante de trabajadores afectados en aislamiento obligatorio por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar relacionadas al COVID-19. (Por Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com / Audionota: Florencia Albanesi (LU2))

Categorías

error: Content is protected !!