|  

Moroni apuntó contra «Wado» De Pedro: «No hace falta mandar la renuncia a un diario»

«Me parece que es claro y evidente que uno no tiene un derecho natural a ocupar un cargo, eso se terminó con la monarquía», apuntó el ministro de Trabajo.

«WADO» DE PEDRO. El ministro apuntado por Claudio Moroni.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, reavivó hoy las internas en el Gabinete nacional al cuestionar a su par de Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, por «mandar» su renuncia «a un diario».

«No hace falta mandar la renuncia a un diario para que se sepa que tu cargo está a disposición del Presidente», apuntó Moroni en referencia a que De Pedro fue el primero de los funcionarios en renunciar al Gabinete con una carta pública.

En declaraciones radiales, el ministro de Trabajo subrayó: «Me parece que es claro y evidente que uno no tiene un derecho natural a ocupar un cargo, eso se terminó con la monarquía».

Ante la consulta respecto de si consideraba que el accionar del titular del Ministerio de Interior había actuado mal, respondió: «Me parece que eso lo debe juzgar cada uno».

«La verdad es que la firmeza del Gabinete depende de la decisión del Presidente (Alberto Fernández), no depende de los ministros», retrucó Moroni.

En ese punto, el funcionario nacional argumentó: «Yo participo de aquellos que pensamos que no tenemos un derecho permanente al cargo público. La gente que piensa así está absolutamente equivocada».

«Si el Presidente considera que un Gabinete debe seguir, seguirá. Si el Presidente considera que debe cambiar, cambiará», disparó.

Además, consideró que «no es necesario hacer gestos ampulosos de presentar renuncias o cosas así, porque la verdad es el Presidente el que decide».

De esta manera, el ministro de Trabajo volvió a referirse a la crisis interna que se generó en el Frente de Todos siete días atrás, cuando De Pedro fue el primero de una serie de funcionarios ligados al kirchnerismo pusieron su renuncia «a disposición» de Alberto Fernández.

La renuncia mediática del ministro del Interior generó un «gran malestar» en el Gobierno nacional, al punto tal que fuentes con despacho en Balcarce 50 llegaron a hablar de «traición». (NA)

Categorías