|  

Martina Walter: “Mi necesidad de sacar mi veta artística fue lo que me empujó a crear mi propio negocio”

RIVERA (Cambio 2000).- Su nombre es Martina Walter, tiene 35 años, es de Rivera, pero actualmente vive en Bahía Blanca.

Hace aproximadamente 3 años comenzó a estudiar decoración de tortas por una cuestión de gusto y hobby por lo artístico y el diseño. Hoy se encuentra desarrollando su propio emprendimiento, el cual va creciendo de a poco gracias a las redes sociales que facilitaron llegar a los consumidores más rápidamente. “Creo que mi necesidad de sacar mi veta artística y desarrollar mi imaginación fue lo que me empujo a crear mi propio negocio”, expresó Martina.

Sorpresivamente llegó la pandemia, que impactó en su vida de manera inesperada al perder el trabajo que tenía en ese momento, por lo que debía afrontar un cambio tanto económico como en la rutina. Trató de mantener una perspectiva esperanzadora y fue así como representó una oportunidad de cambio. Los festejos siguieron aunque en modalidad distinta, y los encargues se fueron incrementando.

Su emprendimiento está dirigido a todos aquellos que quieran tener y vivir un momento único y personalizado ya que las tortas son muy cuidadas y realizadas de manera artesanal, en las cuales se tiene en cuenta hasta el más mínimo detalle para que ese día sea memorable.

“Aun no puedo vivir de las tortas, y tengo que seguir compaginándolo con otro trabajo, pero sé que este emprendimiento tiene futuro y apunto a eso”, puso de relieve. Aún recuerda el consejo que le dieron cuando comenzó: “En la pastelería se necesita paciencia y práctica. Valórate más y valora tu trabajo”.

De momento quiere explotar otras formas de repostería creativa, seguir formándose.

Dijo que el mayor logro es cuando le escriben, la llaman o le mandan sus fotos con lo contentos y felices que están por el trabajo que ha realizado. “¡Es un empujón de energía!”, subrayó.

“Lo satisfactorio es que amo poder transmitir algo positivo a través de mi trabajo, como también cuando personas nuevas se acercan y me dicen que me buscan por mi creatividad y por los comentarios de mis clientes”, puso de relieve.

Tiene ideas claras y proyectos para el futuro: tener su propia tienda física. Cuenta con el apoyo de su familia y eso la hace feliz. Ama lo que hace y mientras siga siendo así disfrutará del camino que le toca recorrer y que está por venir. (Cambio 2000)

(Foto de portada: Martina Walter)

Categorías