|  

María Dolores Casas pidió respetar las normas vigentes dentro del Concejo Deliberante

En la última sesión extraordinaria se refirió a intervenciones del presidente del cuerpo y de otros concejales del bloque oficialista en el tratamiento de la Impositiva 2020. Dijo que infringieron artículos del Reglamento Interno.

MARÍA DOLORES CASAS. Concejal por el Frente de Todos.

CARHUÉ (Cambio 2000).- En la última sesión extraordinaria la concejal María Dolores Casas (Bloque Frente de Todos) pidió una Moción de Orden para referirse a intervenciones del presidente del cuerpo deliberativo, Juan Carlos de Ortúzar, durante la sesión extraordinaria en la que se le dio media sanción a la Ordenanza Impositiva 2020.

En esa sesión, en la que se aprobó finalmente el dictamen de la Comisión de Hacienda, el titular del cuerpo pidió que también se leyera el despacho que había presentado, tal como se hizo.

En la Moción de Orden la concejal Casas se explayó sobre artículos del Reglamento Interno, 119° al 128° del capítulo XII ‘De la consideración y votación’, de los que se desprende cómo debe tratarse un Proyecto y por dónde debe pasar para ser posteriormente tratado; y el 136°, del mismo capítulo, donde se remite a tratar los despachos de mayoría y minoría.

También se refirió al Artículo 241º del Capítulo IX “Responsabilidad de los Miembros y Empleados Municipales”, en el que se expone la responsabilidad de los funcionarios municipales por los actos en los que autoricen, ejecuten o dejen de ejecutar, excediéndose en sus facultades o infringiendo sus deberes.

“Considero que usted, señor presidente, como así otros concejales del bloque que usted representa, han infringido todos los artículos expuestos”, dijo.

“Primeramente, toma la figura que le confiere este Cuerpo, para hacer lectura de un posible despacho que no es tal, haciendo uso y abuso de sus facultades, presentándolo en el HCD, pero no así en la Comisión de Hacienda; sabiendo que debe ser tratado en particular y en general en el recinto; por lo tanto, estando en mi total desconocimiento, quedó perjudicada mi persona”, puntualizó la concejal María Dolores Casas.

“Por otro lado -prosiguió-, al pedir la palabra y no esperar a que aprobemos tal acto, vale aclarar que la única voz que se escuchó fue la mía porque siendo novata dejé el micrófono abierto, afecta la actuación en los procedimientos y en la conducta de nosotros los concejales y de este Cuerpo, tal como plantean las cuestiones de privilegio”.

Añadió que “otro acto, que afecta los derechos, la reputación y la conducta de este Honorable Concejo Deliberante, fue el despacho que realizó minutos antes de comenzar la sesión extraordinaria, del día 20 de enero del 2020, el señor concejal Sergio Monteavaro, del bloque Juntos por el Cambio, sabiendo que ya estaba, obviamente, cumplido el plazo correspondiente de presentación y que ni esta presidenta de la Comisión de Hacienda y tampoco el secretario señor Jorge Apud de su mismo bloque, tenían conocimiento. Y lo más grave aún es que el dictamen presentado versa ‘Visto el exp. 8365/19 por medio del cual el Dto. Ejecutivo remite el Cálculo de Recursos, Presupuesto y Gastos… la Comisión de Hacienda resuelve aprobar el proyecto con las siguientes modificaciones’. Repito, aprobar el proyecto, que aún no se había trabajado en comisiones”.

“Para finalizar, y considerando que es fundamental darle la relevancia que necesita este Cuerpo Legislativo, sería un sano ejemplo respetar las normativas vigentes”, apuntó Casas.

“Considero que los ejemplos siempre deben partir desde arriba, y más aún, siendo este un órgano que trabaja en pos del orden y del funcionamiento regular y acatamiento a todas las normas”, concluyó su Moción de Orden la concejal María Dolores Casas.

Categorías

error: Content is protected !!