|  

Macri participó de una celebración religiosa en Salta y la Iglesia le advirtió por el aumento de la pobreza

El presidente expresó que «fue a rezar como uno más por el futuro de los argentinos». El arzobispo le dijo: “Llévate el rostro de los pobres, que acá son cada vez más”.

SEÑOR Y LA VIRGEN DEL MILAGRO, la celebración de la que participó Mauricio Macri.

En una de las celebraciones religiosas más populares en el país, el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello, se dirigió al presidente Mauricio Macri durante la misa de celebración del Señor y la Virgen del Milagro para advertirle sobre el aumento de la pobreza en los últimos años.

“Los pobres no son una molestia, son una oportunidad”, le dijo, luego de recordarle que él había prometido luchar por el objetivo de alcanzar la pobreza cero en el país. Además, el prelado convocó al jefe de Estado a escuchar a los más necesitados porque “son maestros que nos enseñan”.

La homilía de la ceremonia estuvo a cargo del obispo Octavio Ruiz Arenas, colombiano y secretario del Dicasterio para la Nueva Evangelización del El Vaticano, pero sobre el cierre de la celebración tomó la palabra Cargnello, que, tras agradecerle al Presidente su presencia, eligió hablarle directamente “de corazón a corazón”, aunque hizo extensivo su mensaje al resto de los funcionarios y candidatos, entre quienes también estaba el compañero de fórmula de Roberto Lavagna y gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey.

La misa se celebró a las puertas de la catedral de la capital de Salta, adonde también viajaron el senador oficialista Esteban Bullrich -de fuerte llegada a la Iglesia-, el secretario de Culto argentino, Alfredo Abriani, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, además de la primera
dama, Juliana Awada- “Ha venido a encontrase con el Señor y Dios es un Dios que no hace las cosas mágicamente sino que transforma el corazón y provoca la libertad”, señaló el arzobispo.

El prelado, mientras, hizo notar la presencia de pobres venidos de diversos puntos del país, donde, en un contexto de agravamiento de la crisis económica, más de un tercio de la población vive en condiciones de pobreza.

“Cuando empezó usted (como presidente) dijo que iba a luchar por la pobreza cero. Desde hace unos años se nos ha regalado un fenómeno que son los pobres, que cada vez son más numerosos acá”, agregó.

Se trata que son gente humilde, como los mineros, que trabajan en situaciones difíciles e inclemencias climáticas muy bajas para darle riqueza a la república, detalló el prelado.

“Ellos vienen juntos, el dueño de la mina, el gerente y el último de los mineros. Y provocan una nueva sociedad. ¿No es posible venir juntos caminando por la historia? ¿Por qué creemos que la historia tiene que hacerse desde la pelea? Nos lo enseñan los pobres”, aseveró el arzobispo.

“Son una oportunidad. Los pobres son maestros. (…). Por eso, Mauricio, llévate el rostro de los pobres: son dignos, son argentinos y son respetuosos y merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos”, señaló el arzobispo que, sin embargo, fue aplaudido por Macri. (El Día)

Categorías

error: Content is protected !!