|  

Luego de la protesta policial, se confirman cambios en la cúpula de la Bonaerense

Podría haber sanciones para unos 1500 efectivos que participaron frente a la Quinta de Olivos, en Puente 12 y en otros puntos.

CAMBIOS EN LA CÚPULA Y SANCIONES. Dos de las consecuencias que tendrían las protestas policiales.

La protesta de la Policía Bonaerense de la semana pasada, que tuvo en vilo al Gobierno Nacional y que desembocó en mejoras y acceso a muchos de los reclamos, tiene su correlato en cambios en la cúpula de la fuerza. 

Se esperan sanciones para unos 1500 efectivos que participaron frente a la Quinta de Olivos, en Puente 12 y en otros puntos y que —según el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni— estaban «drogados y borrachos».

Pero las sanciones no quedan ahí y trepan a lo más alto de la escala policial, con relevos, cambio de destino y retiro anticipado de algunos miembros de las más altas jerarquías.

Como Jefe de investigaciones y Seguridad quedará el comisario mayor Ariel Silva.  Horacio Manuel Jacquet pasa a Narcotráfico, que estaba a cargo de su par Daniel Agüero, quien por su parte se ocupará de Inteligencia. 

Pasados a retiro: Juan Carlos Galeano y Gustavo Bustamante, jefe de la Superintendencia de Seguridad Interior Norte (el conurbano, donde se registraron más fuertes las protestas)Superintendente de Investigaciones, respectivamente, deberán dejar sus cargos.

«Hay dos palabras clave en la gestión Berni en este momento: descontrol, que es lo que hay que superar, y despolitizar, que es lo que habría que lograr. Comisarías, Infantería, Caballería, todo lo más ligado a lo que sería la crema de la Policía Bonaerense que Berni da por hecho que le responde y le respondió durante todo el conflicto. Aislar a los que no le respondieron a los sublevados. A eso apunta exhibirlos públicamente, incluso diciéndoles que estaban drogados y que estaban alcoholizados mientras se movilizaban, y ubica entre ellos a retirados, sancionados y otros personajes que no llegan a más de 1500, según las cuentas que hace el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires», informaba el periodista Edi Zunino.

Los comandos y policías locales serán disueltos. Lo anunció el propio Berni con una de sus habituales frases altisonantes: «Cuando preguntás quién es el jefe, te dicen que el intendente». Y agregó. en una entrevista que dio a TN, que «los comisarios ya no saben qué hacer, son un desastre». También apuntó al ex gobernador Daniel Scioli por haberlas creado y a María Eugenia Vidal por haberlos dejado cuatro años sin capacitación. (Perfil)

Categorías