|  

Liberaron a “Pata” Medina, sindicalista que estaba con domiciliaria por extorsión

Estaba detenido desde septiembre de 2017 por orden del juez federal de Quilmes Luis Armella.

«PATA» MEDINA. Sindicalista de la UOCRA, que enfrenta causas por intimidación y extorsión.

Juan Pablo “Pata” Medina, el sindicalista de la UOCRA de La Plata acusado de intimidación y extorsión que estaba detenido con prisión domiciliaria en su residencia de Punta Lara, obtuvo hoy la libertad “plena”. A partir de una decisión de la Sala II de la Cámara de Casación Penal, se solicitó a la Policía Federal que debe “hacer cesar la consigna policial impuesta en el domicilio de Medina.

El ex lider de la UOCRA filial La Plata estaba detenido desde septiembre de 2017 por orden del juez federal de Quilmes Luis Armella. Entonces fue procesado por los delitos de asociación ilícita, lavado de dinero y extorsión, y además le trabó un embargo por 200 millones de pesos.

Esa situación procesal se extendió hasta febrero de 2021, cuando la Justicia lo excarceló por primera vez. Ocurre que entonces otorgaron ese beneficio pero con condiciones. Y Medina no cumplió una de ellas: tenía prohibido el “ejercicio de la actividad sindical”.

En agosto del año pasado el histórico sindicalista platense y su hijo, Cristian “El Pully” Medina, presidieron una manifestación de empleados de la construcción en pleno centro de la capital provincial. Entonces, El juez Alejandro Esmoris, del Tribunal Oral Federal N° 2 de La Plata, ordenó el inmediato regreso a prisión domiciliaria de los ex jefes de la UOCRA de La Plata.

Medina no sólo tiene problemas con la Justicia. Aunque hace cinco años que está alejado de la conducción, las internas en el gremio no resultan amigables y derivaron en otros episodios violentos.

El 22 de febrero pasado, fue detenido a metros del Hospital Italiano de esta ciudad, luego de ser atacado por un grupo de personas que le gritaron “a la UOCRA no volvés más” y después de golpear a un agente de la policía bonaerense.

Había llegado al centro asistencial con permiso judicial y para una práctica médica. Los responsables de la agresión fueron militantes que conduce Ivan Tobar, un ex barrabrava de Estudiantes que intenta liderar la sede sindical, según denunció el propio Medina.

Estuvo varias horas en la comisaría cuarta platense y luego de su liberación denunció que su vida “está en peligro”, al igual que la de su familia. En ese incidente, el “Pata” estaba acompañado de una de sus hijas.

Pocos días después de esa escaramuza hubo una buena noticia para Medina: dispusieron la excarcelación, ya sin restricciones o condicionamientos. Pero la decisión fue apelada por la fiscalía; luego fue a la instancia superior y allí también quedó firme.

Entonces, ahora sí: Medina volvió a ser un ciudadano libre sin limitaciones impuestas por órgano judicial. Ahora, la defensa del lider sindical va por más: “Es una decisión muy importante porque pone fin a parte de las consecuencias de los delitos cometidos por la mesa de la Gestapo. Resta ahora que se decida la nulidad de la causa por la absoluta ilegitimidad de la actuación de funcionarios, espías y empresarios que le dio origen”, dijo a Clarín el abogado que lo asiste, César Albarracín.

Es que el proceso contra Medina quedó teñido por otro caso turbio que también tramita en los Tribunales platenses. En diciembre pasado, la ex interventora de la AFI, Cristina Caamaño, reveló un video supuestamente hallado en un cajón de la sede de los espías, que mostraba una reunión de ministros, legisladores, agentes de inteligencia y empresarios mientras armaban una estrategia para imputar delitos a Medina.

La causa de la conoce como la “Gestapo antisindical bonaerense”. Es porque en un momento de ese encuentro, el ex ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas dice: “Creéme que si yo pudiera tener (y esto te lo voy a desmentir en cualquier parte) una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”.

El expediente lo instruye el juez Federal Ernesto Kreplak y esta semana el magistrado rechazó un pedido para que las fojas pasen a los tribunales de Comodoro Py, donde se siguen otros casos de supuesto espionaje que vinculan a autoridades del gobierno de Mauricio Macri. (DIB)

Categorías