|  

Las fronteras continuarán cerradas al turismo hasta el 30 de abril

En el marco de las restricciones por la segunda ola de coronavirus, se dispuso que todo aquel que no sea argentino y quiera ingresar al país con el propósito de hacer turismo no podrá hacerlo.

Las fronteras de Argentina estarán cerradas al turismo internacional al menos hasta el 30 de abril: sólo podrán ingresar al país para viajes por placer quienes tengan nacionalidad argentina.

Además seguirán suspendidos los vuelos provenientes de:

  • Reino Unido
  • Chile
  • Brasil
  • México

Quienes tengan permitido volar a la Argentina tendrán que hacerse un test de coronavirus en su lugar de partida, otro al llegar a nuestro país y uno más al cumplirse siete días de permanencia.

Los testeos estarán a cargo del pasajero.

Quienes resulten positivos en el testo al ingreso al país tendrán que realizar otro para la secuenciación genómica (que permitirá registrar información sobre la cepa del coronavirus que les afectó) y, junto con sus contactos estrechos, cumplir aislamiento en los lugares que indiquen las autoridades nacionales hasta su traslado seguro hasta la residencia, si correspondiera.

Los gastos de la estadía en los centros de aislamiento y del testeo de secuenciación será a cargo del pasajero.

Quienes tengan un resultado negativo en el test al ingreso al país cursarán un período de aislamiento en sus domicilios, y deberán realizar un nuevo test para finalizarlo.

Las personas tendrán que declarar los sitios donde hayan estado los 14 días previos al ingreso al país. Luego estarán obligados a aislarse 10 días, contados desde el primer test realizado en el país de origen.

Se controlará que quienes regresaron de viaje estén cumpliendo el aislamiento en sus domicilios.

En caso de verificarse el incumplimiento del aislamiento, las autoridades deberán radicar una denuncia penal de acuerdo con los arts. 205 y 239 del Código Penal (por violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública).

Categorías