|  

Lacunza y Sandleris mantuvieron una «reunión productiva» con la directora del FMI

Kristalina Georgieva reiteró el «fuerte compromiso» del FMI de ayudar a la Argentina y el «apoyo a políticas que allanen el camino para una mayor estabilidad y un crecimiento inclusivo y duradero».

KRISTALINA GEORGIEVA, junto a Hernán Lacunza y Guido Sandleris.

En el medio de su participación en la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, se reunieron esta tarde con la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva, y su número dos, David Lipton, para realizar un seguimiento de la situación argentina.

Tras el encuentro, que duró 35 minutos, Georgieva ratificó el «compromiso» del FMI con el país y con las políticas del actual gobierno, aunque no hubo mención al sexto desembolso del préstamo stand-by.

«Tuve una reunión productiva con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el gobernador del Banco Central hoy. Reiteré nuestro fuerte compromiso de ayudar a la Argentina y nuestro apoyo a políticas que allanan el camino para una mayor estabilidad y un crecimiento inclusivo y duradero», señaló desde su cuenta de Twitter.

Desde Hacienda, en tanto, señalaron que «fue una buena reunión y muy constructiva». Y añadieron: «Todos los puentes están abiertos, el diálogo es permanente, el programa sigue en curso y se está cumpliendo».

Lacunza y Georgieva se vieron las caras por segunda vez, ya que se habían encontrado a fines de septiembre de manera “protocolar” y ella había dicho que la Argentina figuraba al “tope” de las prioridades del organismo.

La economista se había referido ayer a la Argentina en su primera conferencia de prensa al frente del Fondo. Allíratificó el apoyo del organismo para el país en medio de la crisis y dijo estar a la expectativa del programa económico que se pondrá en marcha a partir del 10 de diciembre.

«Avanzaremos a partir de eso», expuso Georgieva respecto del sexto desembolso y de la renegociación del acuerdo por u$s 57.000 millones que Argentina suscribió con el FMI en 2018.

«Es nuestra obligación allanar el camino para que quien gane las elecciones, pueda discutir la continuidad del programa», agregó el ministro el martes.  (El Cronista/Ámbito)

Categorías

error: Content is protected !!