|  

La UNS inicia su segundo ciclo lectivo en pandemia, con virtualidad y muy poco de presencialidad

“No es virtual por completo, sino que depende de cada unidad académica», explicó la doctora Lidia Gambón, secretaria General Académica.

MÁS VIRTUALIDAD. La mayor parte de las actividades de la UNS en el primer cuatrimestre serán con modalidad remota.

Con un estimado de seis mil nuevos ingresantes y una población estudiantil total que ronda los 30 mil alumnos, se inicia hoy el período lectivo 2021 de la Universidad Nacional del Sur, con el dictado de las materias correspondientes al primer cuatrimestre, modalidad que cumple 65 años desde la inauguración de la casa de altos estudios en 1956.

Es el segundo año, por otra parte, que mantiene su funcionamiento a pesar de la pandemia del Covid-19, desarrollando el dictado de clases de manera virtual –a través de distintas plataformas—y en algunos casos puntuales de prácticas o laboratorio con los primeros cursados con presencialidad, adaptadas a los protocolos correspondientes.

El rector, doctor Daniel Vega, mencionó al medio colega La Nueva. la “enorme expectativa” de la universidad por el desarrollo del nuevo año, tanto para los ingresantes como para quienes transitan un nuevo año, a partir de sumar la experiencia inédita no presencial a lo largo de 2020.

“Hemos recorrido un camino de muchísimo aprendizaje en el uso de la tecnología, lo cual seguramente nos va a permitir mejorar mucho el dictado de los cursos que además en esta oportunidad tienen nuevo equipamientos informativos para tener un mejor soporte”, explicó.

La doctora Lidia Gambón, secretaria General Académica, explicó por su parte que los ingresantes realizaron durante febrero y marzo los cursos de Nivelación para las materias que deben rendir de acuerdo a la carrera elegida. Quienes aprueban esas materias pueden inscribirse en la totalidad de las correspondientes al cuatrimestre de su carrera o realizar, en mayo, un curso de fortalecimiento para volver a rendir esas asignaturas.

“Los resultados de los cursos han sido muy alentadores, considerando que fueron dictados en la modalidad virtual, tanto por la participación de los aspirantes como por el trabajo desarrollado por los docentes”, señaló.

Una modalidad híbrida

Consultada sobre la forma de dictado del primer cuatrimestre, Gambón la definió como “híbrida”, en el sentido de estar conformada por una combinación de práctica virtual y otra presencial.

“No es virtual por completo, sino que depende de cada unidad académica. Aquellas que tienen materias con esquemas de laboratorio y actividades en varios casos son presenciales, en mayor o menor grado según la disciplina. Las presenciales tienen todo un protocolo armado, con aforos hechos y las unidades armadas para funcionar de manera adecuada”, agregó.

En términos similares se manifestó el rector, al señalar que desde principios de año se han comenzado a desarrollar actividades de manera presencial.

“Seguramente vamos a tener mucha mayor armonía en los diferentes cursados, a diferencia del 2020 donde la mayoría de las actividades prácticas no se pudieron desarrollar”, detalló.

Una incertidumbre

   Una de las cuestiones que más inquietud genera en las autoridades de la UNS es la situación de los ingresantes, que vienen de una experiencia inédita como es la de no haber podido realizar el último año de su preparación secundaria de manera presencial y en muchos casos con dificultades incluso desde lo virtual.

“Tenemos una enorme incertidumbre en cómo van a tomar su inserción en el sistema universitario ya que completaron su secundario de manera virtual. Por eso para las materias de ingreso hemos reforzado las tutorías y el acompañamiento académico. Estamos imaginando un escenario más complejo que el tradicional, considerando que siempre ha sido muy elevado y exigente el salto entre el nivel medio y el de formación superior”, señaló.

Aquel primer año

En 1956 la Universidad Nacional del Sur comenzó su historia con 1.161 alumnos, 454 ingresantes a la flamante casa, el resto provenientes del Instituto Tecnológico del Sur.

 De acuerdo a datos aportados por el Archivo de la memoria de la UNS, aquellos primeros estudiantes estaban distribuidos en once carreras, aunque la oferta inicial de la casa era de 19, aunque en ocho de ellas no hubo inscriptos.

La carrera más numerosa en 1956 era Ingeniería civil, con 86 alumnos, seguida por Licenciatura en Letras (84), Contador Público (69), Licenciatura en Historia (60) e ingeniería industrial y Licenciatura en química, ambas con 41 alumnos.

Para tomar una comparativa con el estado actual de situación, de acuerdo al Anuario 2020 de la UNS, el año último la carrera con más inscriptos fue Licenciatura en Enfermería, con 807 alumnos. La siguieron Abogacía (658), Contador (411), Arquitectura (376) y Licenciatura en administración de empresas (235). (La Nueva.)

Categorías