|  

La madre de Facundo Astudillo Castro dijo que el informe pericial no cambia su postura

Cristina Castro dijo que «el caso no no se cerró» durante una conferencia de prensa brindada luego de que se conociera el resultado de la autopsia.

«Para los que dicen que acá se cerró el caso, les digo que no. Esto recién empieza. Facundo no se suicidó, Facundo no tuvo un accidente; a Facundo lo mató la policía bonaerense», dijo Cristina Castro, su mamá, durante la conferencia de prensa organizada por Amnistía Internacional, luego de que se conociera el informe de la autopsia que la perito de parte firmó en disidencia.

Tanto la madre del joven, como sus abogados, Leandro Aparicio y Luciano Peretto, y la representante de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Margarita Jarque, insistieron en que «se trató de una desaparición forzada seguida de muerte», y que hay pruebas que «se van a dar a conocer que van a confirmar y robustecer», esta hipótesis.

La conferencia la abrió la perito Virginia Créimer, quien en primer lugar cuestionó la junta de peritos forenses que se realizó durante la mañana del jueves en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la ex Esma, en la que se entregó el informe final a la jueza del caso, María Gabriela Marrón. Sostuvo que se trató de un «falso ateneo de perites» ya que la norma establece que «las reuniones tienen que ser secretas y para la discusión de los distintos temas para llegar a una conclusión, en la que puede o no haber consenso».

Sin embargo, denunció que cuando se presentó, «ya había un informe realizado, conformado, con sus consideraciones y conclusiones que claramente había sido acordado entre las otras partes, impidiendo que la querella ejerciera su derecho a una discusión sobre los conceptos tanto científicos como no científicos que se virtieron en el informe». A pesar de esto, señaló que el informe llegó a la conclusión que la querella ya habían anticipado hace 40 días: que «Facundo murió de forma violenta por asfixia».

Más tarde, durante la ronda de preguntas, sostuvo que la hipótesis es que Facundo murió «por un politraumatismo que puede o no haber incluido un submarino húmedo, o politraumatismo y descarte» del cuerpo en el cangrejal como «hace la (policía) rosarina que revienta a golpes a los pibes y los tira al Paraná».

Los abogado dijeron que hay «muchas cosas» que no pueden decir todavía por cuestiones procesales, pero que claramente apuntan a «que fue la Bonaerense la que desapareció a Facundo». Peretto dijo que «lejos de lo que cierto sector de la administración de poder quiere, tiene que quedar como conclusión que Facundo encontró la muerte de forma violenta». Y remarcó que «la hipótesis del suicidio es inviable, nadie hace 120 kilómetros a dedo para suicidarse en un cangrejal. Y no existe indicio de que haya tenido un accidente. Todo debe ser analizado conforme el enorme universo probatorio que obra en la causa que lo vincula a la policía bonaerense».

En tanto, la madre del joven apuntó contra el intendente de Villarino, el gobernador de la provincia de Buenos Aires y el presidente de la Nación como responsables políticos de la desaparición forzada. «Le guste a quien les guste y le moleste a quien le moleste. La policía es una institución, pero pertenece tanto al Municipio como a la Provincia y Nación”, señaló.

Tras sostener que hacía tiempo que no tenía contacto ni con el presidente ni con el gobernador, en su última intervención por Zoom dijo: «Acabo de cortar al presidente de la Nación una llamada para seguir en la conferencia», y agregó que «el mensaje (a quienes la escuchaban) es que mientras se nos negó un habeas corpus porque estábamos siendo hostigados» por la policía bonaerense, «a ellos los están cuidando, cuando sabemos que son los violentos». (Página 12)

Categorías