|  

La Asociación Civil Impulsar se presentó en sociedad y dio a conocer sus alcances

Fue este lunes en el salón de la AMEC. Se busca promover emprendimientos locales y apoyar el desarrollo de diferentes proyectos, nuevos y ya instalados.

CARHUÉ (Cambio 2000).- En el salón de eventos de la AMEC, en la tarde del lunes último fue presentada a la comunidad la Asociación Civil Impulsar, que integrada por Lautaro Milla, Fernando Falcón, Alejandro Bousquet, Martín Laspiur, Roberto Laspiur, Luciano Sfascia y Gregorio Aberásturi, se creó para promover a emprendedores locales, colaborar con nuevos proyectos y con los ya instalados, brindar apoyo en lo financiero, legal, contable, impositivo y comercial; aportar a la búsqueda de afianzamiento en los mercados, propiciar la absorción de mano de obra local, y la inversión en tecnología, para que los proyectos sean exitosos y con horizonte de crecimiento.

Dando inicio a la presentación, Fernando Falcón explicó que la asociación civil surgió tras la experiencia registrada “con la colecta de fondos que se hizo a nivel comunitario hace justo un año atrás, para la culminación de la obra del Hospital. Esa fue una cruzada muy exitosa, con la que se lograron los objetivos propuestos, y con ese punto de partida, un grupo de amigos y conocidos quedamos con la inquietud de seguir trabajando socialmente en algunas cuestiones que nos parecían importantes”.

“En muchos casos -prosiguió-, la pandemia generó que las personas pongamos un freno en la actividad diaria y empecemos a mirar alrededor, ver qué pasa y cómo están las cosas, analizar qué resulta posible hacer, y de qué modo podemos tender una mano al otro. Así se generó este grupo de personas que buscamos colaborar con aquellos emprendimientos productivos o de servicio de gente que por diversos motivos, no puede llegar a concretar su idea o arribar a un final exitoso”.

“En ese contexto, a través de distintos modo de apoyo, intentamos que ese proyecto se encauce, pueda perfeccionarse y volverse sustentable y rentable en el tiempo; por ello aquí estamos, ya con tres emprendimientos iniciados, con productos que ya están en el mercado o muy próximos a lanzarse, y queríamos hacer esta presentación que habíamos pensado para cuando estuviéramos con las primeras experiencias en marcha, para darnos a conocer, y convocar a nuevas personas que necesiten de algún tipo de apoyo, y a gente que esté deseosa de colaborar con nosotros y sumarse, por quienes lo necesiten”, destacó Falcón.

La Asociación Civil Impulsar Adolfo Alsina, con su personería jurídica en trámite, está presidida por Lautaro Milla, quien informó que la visión del grupo es “promover a emprendedores locales, así como también el desarrollo de proyectos educativos y de formación profesional para nuestros jóvenes; y su misión consiste en colaborar con aquellos emprendedores ya instalados o con nuevos proyectos, que necesiten algún tipo de apoyo, porque muchas veces hay personas que no pueden acceder a las herramientas necesarias para desarrollarse; mientras que el objetivo que perseguimos, es arribar a un Distrito con más y mejores oportunidades, sobre todo para los más jóvenes, y entre todos, poder tender una mano a quien lo necesita”.

“Creemos que el saber cómo, es un desafío para todos, ya que Impulsar, también es un nuevo emprendedor; y como de nuestra parte tenemos cierta experiencia por estar al frente de un negocio o formar parte de una red, conociendo cómo armar una cadena de valor, queremos volcarnos a las personas que quizá tengan una idea pero no puedan tener acceso o contar con las herramientas que necesitan para desarrollarse. Por eso esperamos tener la sabiduría y constancia para que las voluntades de transformen en proyectos exitosos. El desafío es convertirnos en ejecutores de ideas; y por ello reitero la invitación a aquellas personas que quieran destinar parte de su tiempo, a sumarse a la iniciativa, contactándose con cualquiera de nosotros, o escribiendo a impulsaradolfoalsina@gmal.com, o a través de la cuenta de Instagram impulsaradolfoalsina; y lo hacemos porque sentimos que la idea no hace la diferencia, pero la ejecución, sí”, puso de relieve.

IMPULSAR, PRESENTACIÓN EN SOCIEDAD. Lautaro Milla, Luciano Sfascia, Martín Laspiur, Alejandro Bousquet y Fernando Falcón. Faltan Roberto Laspiur y Gregorio Aberásturi.

Seguidamente, Milla pasó a hacer una descripción de los proyectos que se encuentran en marcha, así como de los pendientes de abordaje, y que en grupo fueron debatiendo a lo largo del último año, en el cual los integrantes y beneficiarios se reunieron con bastante periodicidad. De los cinco planes de desarrollo elaborados, son tres los que se encuentran en ejecución y con productos en el mercado.

“El primer proyecto son varillas para alambrados eléctricos, que no se producían en Adolfo Alsina; y como es un producto que tiene mucha demanda y posible de hacer en una herrería de la localidad, de nuestra parte facilitamos que un herrero de Carhué pueda poner la mano de obra, y que la Cooperativa Agrícola Ganadera de Carhué, Agrupación Camponuevo y Aberásturi vendan el producto final. Ya se han elaborado mil varillas y está en ejecución una segunda tanda; y con la primera producción, el herrero generó $ 50 mil para él. Si la persona hubiese tenido que adquirir el material para hacer las mil, no lo hubiese podido lograr por sí solo; y en cambio, sí lo hizo porque pudo contar con nuestra intermediación, ya que la Cooperativa puso los materiales, y luego facilitamos los canales de comercialización”, explicó.

Fernando Falcón añadió a lo vertido por Milla que “puntualmente, en este negocio estamos ante un ejemplo de compre local, porque hasta que este herrero comenzó a fabricar, las varillas se traían de otros puntas fuera de Adolfo Alsina; y a eso hay que agregar que lo que él generó en ganancias, es dinero que queda en el circuito económico de la comunidad; no sé si lo que ganó en esta oportunidad le resulta significativo, pero sí es un ingreso que le genera un trabajo part time, que refuerza su economía”.

Luego Alejandro Bousquet explicó que “para la selección de los proyectos a los cuales apoyar, se hace un análisis en grupo; pero para el caso de las varillas, la persona que las fabrica, es conocida de algunos de nosotros, y decidimos acercarle nosotros mismos el proyecto. No obstante, seleccionar es una responsabilidad y nuestro mayor temor, porque si fracasamos en la elección del proyecto, o en la de la persona al cual le acercamos uno propio, puede desalentar; pero hasta el momento, por suerte, se va dando cumplimiento a los objetivos que perseguimos”.

“Pero la idea es que la gente se arrime con su propia idea; y como nuestros teléfonos están colmados de contactos, si no es posible canalizar completamente el proyecto, siempre sabremos por dónde dar curso a lo que se está proponiendo”, remarcaron Bousquet y Sfascia.

Seguidamente, Lautaro Milla mencionó otros emprendimientos en marcha, como el de cerramientos para tranquerones y aros para rollos, que también están en ejecución en otra herrería local; así como Alejandro Bousquet describió en toda su amplitud el amplio proyecto denominado Gallina Feliz, basado en la cría de ponedoras y producción de huevos orgánicos de la granja Di Loreto, cuyos productos ya se encuentran por estos días tanto en el supermercado de la Cooperativa Agrícola como en el de la Asociación Mutual de Empleados.

Por último, y reiterando que Impulsar está abierto a inquietudes y a sumar voluntades para continuar apoyando emprendimientos, Lautaro Milla mencionó otras posibles ideas de desarrollo que ya están analizadas y en carpeta, a la espera de emprendedores ejecutores, como son Vivero Carhué, para producir árboles y arbustos ornamentales para el Distrito y la región; fabricación de ladrillos ecológicos; y reciclaje de plásticos para perfiles y ecotablas. (Cambio 2000)

Categorías