|  

Kicillof propondrá quitas y un período de gracia para afrontar más de US$ 7.100 millones de deuda

La Provincia presentó un programa de renegociación de la deuda en legislación extranjera. Advierten que la situación es “insostenible”.

PABLO LÓPEZ. Ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia de Buenos Aires.

El Gobierno bonaerense anunció que buscará reestructurar más de 7.100 millones de dólares de deuda bajo legislación extranjera, y para ello propondrá una oferta de canje que contemple quitas de capital y un período de gracia sin realizar pagos.

Así lo adelantó el ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia a través de un paper presentado a acreedores en el que se califica de “insostenible” el perfil de la deuda bonaerense, y se advierte que la situación fiscal se comprometió aún más debido a la emergencia por el avance del coronavirus.

El documento, denominado “Marco para la sostenibilidad de la deuda pública”, adelanta que se pedirán recortes en el pago de intereses y capital y un “período de gracia de magnitud suficiente para que (la Provincia) pueda volver a retomar un sendero de crecimiento”.

Sobre las quitas, se sostiene también que será necesario negociar “una reducción permanente en el costo de la deuda” a partir de un recorte en los cupones de los bonos y de una “extensión, reperfilamiento y/o recortes hasta lograr un perfil de vencimientos sostenible”, que permita “alinear” el cronograma de pagos “con la verdadera capacidad de la Provincia”.

En ese sentido, el gobernador Axel Kicillof había anticipado antes de la presentación que “hacer cualquier arreglo que genere que en dos años estemos en la misma situación que la de diciembre pasado no le sirve a ellos ni a nosotros”.

“Deuda insostenible”

En línea con lo presentado días atrás por el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, el documento adelanta las intenciones de la Provincia en el proceso de renegociación de la deuda que se avecina, y que será comandado por los bancos Citi y Bank of América.

El documento, que no representa una oferta formal a los acreedores sino una especie de “estado de situación” de la deuda provincial, se sostiene que, de los más de 10.000 millones de dólares en obligaciones se eligió reestructurar 7.148 millones tomados bajo legislación extranjera dado que “presenta una situación actual más crítica en cuanto a plazo, costo y disponibilidad de acceso a refinanciamiento a tasas sostenibles”.

En ese marco, la Provincia reiteró que, frente a su crítica situación macroeconómica y “bajo las condiciones de mercado” actuales, su deuda pública es “insostenible”. En ese marco, enumera que existen vencimientos elevados y concentrados en el corto plazo (más de la mitad vence hasta 2023), un alto costo de intereses y el bloqueo de acceso a los mercados para refinanciar deuda en moneda extranjera.

En ese marco, sostiene que “bajo las proyecciones fiscales presentadas la proyección de la evolución de la deuda provincial considerando sus términos actuales muestra un recorrido explosivo”.

Cuentas complicadas

Desde el Gobierno bonaerense indicaron que la Provincia se encuentra en una delicada situación económica potenciada por el avance del coronavirus.

En ese sentido, se indicó que las proyecciones de crecimiento tienen “significativos riesgos a la baja” a raíz del parate económico derivado de la cuarentena total. Y afirma que “se puede anticipar una caída en los ingresos tributarios estimados para abril del orden de entre 35% y 45%”.

También se marcó que el gasto en inversiones de capital venía en baja y que en cuanto a las partidas destinadas a salarios y servicios sociales “no hay espacio para una reducción adicional”, debido a recortes experimentados en años anteriores.

Renegociación “acorde a la realidad”

Antes de la presentación, Kicillof señaló que la propuesta a acreedores será “acorde a la realidad”, al señalar que “hay que ver las cuentas y cuándo se va a poder pagar”.

El mandatario declaró que se le planteará a los acreedores “cuánto y cuándo pueden pagar la Argentina y la provincia”, y sostuvo en ese sentido que “hacer cualquier arreglo que genere que en dos años estemos en la misma situación que la de diciembre pasado no le sirve a ellos ni a nosotros”.

Además, el Gobernador remarcó la necesidad de “colaboración” mutua con los tenedores de bonos en el marco de la crisis actual y señaló que en el país “se había generado un endeudamiento por encima de las posibilidades de pago”.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, afirmó que “la deuda pública de la provincia de Buenos Aires no es sostenible en las condiciones de mercado actuales, y en ese sentido estamos dando pasos concretos, presentando un análisis de las características de la deuda y proyecciones para avanzar en un programa que nos permita recuperar su sostenibilidad”. (DIB)

Categorías

error: Content is protected !!