|  

Kicillof pide congelar tarifas y renegociar la deuda y los contratos con el Estado

La Plata, (DIB).- El gobernador Axel Kicillof busca obtener autorización legislativa para congelar por al menos seis meses las tarifas eléctricas y de transporte y, al mismo tiempo, renegociar los cuadros tarifarios vigentes. Además, buscará avanzar con una renegociación integral de la deuda de la provincia y en un replanteo de todos los contratos de los tres poderes del Estado, tanto de obras como de servicios.

Las medidas forman parte de proyecto de Ley de Emergencia Social, Económica, Productiva y Energética de la provincia, que fue presentado hoy al mediodía y remitida esta misma tarde a la cámara de Diputados, donde tomará estado parlamentario en las próximas horas. Durante la presentación, la vicegobernadora Verónica Magario en una conferencia de prensa para presentar el proyecto que el objetivo principal es «agilizar el movimiento de fondos» para que «lleguen a los sectores que más lo necesiten».

En texto de la norma, al que accedió DIB, el Ejecutivo pide que la Legislatura lo autorice a suspender todos los aumentos tarifarios para la distribución de energía eléctrica por 180 días que podrán ser prorrogados por el término en que esté vigente la emergencia. Y como esta medida se plantea por dos años prorrogables por otros dos (todo el mandato de Kicillof), técnicamente el freno a estas subas podría estar vigente por todo ese período.

Es una medida que formaliza el freno a la suba del 25% que estaba prevista para enero y sobre la que, como anticipó DIB, Kicillof ya  había anunciado el congelamiento, pero a la vez extiende la protección por el período antedicho. Y abarcará a todas las distribuidoras que dan servicio en la provincia (Edelap, Eden, Edea, Edes y, en el Conurbano Edenor y Edesur) y a las más de 200 cooperativas que prestan el servicio en el interior bonaerense.

El capítulo energético de la cuádruple emergencia que plantea Kicillof prevé además la posibilidad de renegociar los cuadros tarifarios vigentes, un proceso que incluirá la revisión de las inversiones que hicieron las empresas. El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, señalo en la conferencia -de la que participó también el presidente de Diputados, Federico Otermín- que en principio «no hay decisión tomada» respecto de rescindir alguna de esas concesiones ni en revertir el traspaso a la órbita bonaerense de los usuarios de Edenor y Edesur del Conurbano.

El congelamiento también regirá para las tarifas de transporte reguladas por la provincia. Por eso, en principio, regirá para los pasajes de ómnibus de línea interurbanas, es decir que operan entre más de un municipio.

En el capítulo III del proyecto, titulado «De la sostenibilidad de la deuda pública», el Ejecutivo, busca las herramientas para avanzar en una renegociación integral de la deuda pública de la provincia. Pablo López, el ministro de Economía, puso énfasis en la centralidad de la cuestión de la deuda, al señalar que «la Provincia necesita obtener dólares» y que «cualquier movimiento en el tipo de cambio» impacta en la «necesidad de más recursos» por parte del tesoro bonaerense.

Con pocas precisiones, el gobierno reclamó ser facultados «a llevar adelante las gestiones y actos necesarios para recuperar y asegurar la sostenibilidad de la deuda pública». Fuentes del Ejecutivo le dijeron a DIB que se intentará avanzar en línea con lo que viene planteando en este plano el gobierno nacional. En el caso bonaerense, el gobierno precisó que debe afrontar vencimientos por US$ 8.800 millones en los próximos cuatro años y que la deuda total creció 20%, hasta llegar a los US$ 11.263 millones.

Contratos en la mira

El gobierno también quiere quedar habilitado para renegociar todos los contratos de obras, bienes y servicios «que generen obligaciones a cargo del Estado». Aunque se dejaron para la reglamentación los detalles, se precisó que existen más de 2 mil obras públicas sin finalizar en territorio bonaerense. Los contratos con los proveedores de servicios también quedarán comprendidos en esta operatoria.

En el capítulo productivo de la  emergencia, se prevén un plan de facilidades de pago para PyMes por deudas fiscales vencidas al 31 de diciembre de este año. Esas deudas podrán saldarse al contado, en tres cuotas mensuales de hasta 3 meses, opciones que no devengarán intereses. O en 120 cuotas, pagando intereses que deberán ser establecidos por Arba. En todos los casos, para acceder, las empresas no deberán comprometerse a no despedir personal.

Finalmente, en el capítulo «social» se crea un «Programa Especial de Emergencia Educativa» destinado asegurar «el financiamiento de obras de urgencia», cuyas partidas estarán incluidas en el presupuesto de la Dirección General de Cultura y Educación.  También, se faculta al gobierno provincial para «llevar adelante» los programas de la Emergencia Alimentaria nacional en la Provincia.

Finalmente, el ministerio de Economía quedaría facultado para hacer los cambios de destinos de partidas necesarios «a los fines de asegurar el cumplimiento de la presente ley». Y como se había anunciado, el proyecto contempla la prórroga de presupuesto de este año hasta tanto se apruebe uno nuevo. En ese ítem, se especifica que eso no podrá ocurrir hasta tanto no se conozcan las pautas presupuestarias nacionales. En términos concretos se habla de un período de tres a cuatro meses como mínimo.

El proyecto, por otra parte, incorpora las tres emergencias vigentes que fueron sancionadas bajo el gobierno de María Eugenia Vidal: la administrativa, la que rige en materia de seguridad y penitenciaria y la de infraestructura. (DIB)

Categorías

error: Content is protected !!