|  

Juan de Ortúzar: “Es una realidad que los gobernantes de los sucesivos gobiernos municipales no han demostrado interés en la interconexión de las localidades del partido con la cabecera”

El presidente del Concejo Deliberante de Adolfo Alsina se refirió a los dichos de Miguel Niccolini en un medio de Maza. En declaraciones de tono crítico, de Ortúzar también dijo que no han sido acompañados “con el suficiente apoyo, tanto económico como de gestión, para realizar actividades productivas en nuestra localidad, que logren el arraigo de nuestra gente”.

JUAN CARLOS DE ORTÚZAR. Presidente del Concejo Deliberante de Adolfo Alsina. (Foto de archivo)

CARHUÉ (Cambio 2000).- “La realidad es que Maza vive en el aislamiento. Y también es una realidad que la cabecera del partido y los gobernantes de los sucesivos gobiernos municipales no han demostrado interés en la interconexión de las localidades del partido con la cabecera”, expresó el médico veterinario Juan Carlos de Ortúzar cuando este medio le preguntó por el artículo escrito por el ex concejal Miguel Ángel Niccolini en el Diario de Maza, que este medio reprodujo.

“Recordemos que el ex intendente (Alberto) Gutt había señalizado dónde iba la traza, por lo que el proyecto ya está hecho. Aunque sea se debería ir haciendo por etapas, pero durante los 8 años de David (Hirtz) no se corrieron alambrados, no se hicieron alcantarillas, no se hizo absolutamente nada”, agregó el presidente del Concejo Deliberante de Adolfo Alsina en la entrevista concedida a CAMBIO 2000, en la que además habló de diversos temas inherentes al desarrollo de los pueblos del Distrito.

“Gutt en su momento había hecho el entoscado desde la Ruta 60 hasta Arano con esa finalidad, es discutible o no que estuviera bien hecho, pero hubo cierta mejora del camino en ese entonces. Creo que hay que trabajarlo por etapas, sería interesante empezar un tramo de ruta de Maza a Thames, o un tramo de ruta de Rivera a Arano, ir por secciones o por plazos realizando la ruta”, puntualizó.

De Ortúzar sostuvo que “no hay voluntad política o visión de la provincia de Buenos Aires en la traza de esa ruta, que podría conectar la localidad y generar una vía de desarrollo de tránsito como alternativa para las existentes a Bahía Blanca”.

Además dijo que “el olvido de la localidad no solo pasa por la ruta o por el desmejoramiento de la ruta de acceso existente (14) desde Quenumá a Villa Maza, sobre la que hemos pedido reiteradamente que hagan el reasfaltado y el mejorado, ya que lamentablemente ha generado varios accidentes”.

En este sentido manifestó que “con Bomberos Voluntarios y la Delegación la hemos terminado emparchando, marcando y señalizando para que corran menos riesgo quienes la transitan, pero está totalmente olvidada. Recordemos que esa ruta se realizó junto con el tramo de La Pampa, tramo que ya fue reasfaltado completamente, mientras que esta se sigue deteriorando, así que nosotros creemos que antes de que se pierda la posibilidad de recuperarla, sería bueno reasfaltarla”.

– ¿Le correspondería a la Provincia de Buenos Aires?

– Le correspondería al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y la prioridad la tendría que poner el Municipio, porque si bien no nos interconecta con una localidad del Distrito, nos da la posibilidad, por ejemplo, de atendernos en materia de salud en el partido de Salliqueló, dado que la provincia de La Pampa tiene bastante restricciones ahora para el ingreso y circular libremente. Parece ser que se olvidan que la República Argentina no tiene fronteras internas.

“Ante esta situación, en la que hay un gris en los derechos que nos brinda la Constitución Nacional, es interesante tener interconexión con otras localidades de otros partidos que puedan por lo menos proveernos las necesidades básicas”, apuntó Juan de Ortúzar.

– La nota de Niccolini generó diversos comentarios e incluso hasta hay quienes proponen separarse del Distrito y formar el partido de Villa Maza, ¿qué opina al respecto?

– Lo de formar un partido para mí es una utopía. Cuando yo llegué a Maza, hace 25 años, sí existió ese pedido o esas ideas de anexión al partido de Salliqueló, lo cual no es que esté ni de acuerdo ni en desacuerdo, pero no me resulta descabellado. El partido de Salliqueló tiene una buena estructura pero tiene una superficie escasa de hectáreas (alrededor de 80.000), mientras que el partido de Adolfo Alsina tiene más de 580.000 hectáreas.

“Estando en la punta del Distrito, cuando requerimos servicios, como ser un pediatra, que no tenemos en la localidad, por un parto o por cualquier tipo de medicina, tenemos que recurrir a Quenumá o Salliqueló”, señaló.

“Cuando te prometen una ruta pero no se hacen mejoras, ni corren los alambrados, ni se ven intenciones de que vayan a realizarla en un plazo largo, pero en un plazo al fin, uno empieza a pensar en otras ideas, como lo ha hecho la gente que ha manifestado esto. No me parece descabellado pensarlo y tiene fundamento lógico para desarrollarlo porque también el partido de Salliqueló sé que estaría gustoso de que Alsina le entregue una parte del territorio de 120 mil hectáreas, las cuales son productivamente más parecidas a Salliqueló que al resto de Adolfo Alsina”, expresó de Ortúzar.

Y enseguida añadió: “Esto tendría que ser una preocupación para el Intendente y le tendría que hacer pensar que quizás tendría que mirar más a las localidades del interior, antes que las mismas quieran anexarse a otro partido, porque en definitiva la gente quiere irse a Salliqueló porque está mal atendida en Adolfo Alsina”.

– Carlos Trabucco, ex funcionario del gobierno de Alberto Gutt, manifestaba que cuando se ha luchado por conseguir nuevas rutas en el Distrito siempre están al frente de ese reclamo dirigentes del interior del Distrito, pero no de Carhué…

– Sí, lamentablemente muchas veces cuando quienes conducen se sientan en los sillones, se preocupan más por lo urgente que por lo importante. Digamos que muy probablemente el que decida hacer una ruta no tenga la buena ventura de inaugurarla, simplemente quizá pueda mover 8 kilómetros de alambre o hacer algunas alcantarillas o mejorar el terreno, pero va a generar el puntapié inicial para que ese trabajo se continúe. Eso es lo que había hecho el intendente Gutt, pero quedó en un deseo que no se plasmó en nada.

“No hemos sido acompañados en el desarrollo de actividades productivas”

“No nos olvidemos que hasta hace 7 años Villa Maza no tenía dentista; había cumplido 100 años sin tener un solo dentista en la localidad”, apuntó por otro lado el presidente del Concejo Deliberante de Adolfo Alsina.

“Y va a seguir decreciendo la población que tiene porque no hay un política de estado que asegure actividades productivas, asegure desarrollo e igualdad de condiciones con las otras localidades. Cuando yo ingresé al Concejo, hace 6 o 7 años, el fundamento es que no existían las casas del Plan Federal II porque en Villa Maza no teníamos terrenos, pero nunca se había hecho una regularización dominial de terrenos como no se ha hecho en ninguna localidad del partido”, expresó.

“La iniciamos, lo logramos y tuvimos terrenos para el Plan Federal II, donde ya está viviendo la gente. Tuvimos la posibilidad de hacer el primer plan de entrega de terrenos para la vivienda unifamiliar, fueron 23, y ya están escrituradas”, destacó de Ortúzar.

“Y seguimos en esa tesitura de seguir apuntando a arraigar la gente en la localidad, con proyectos productivos y brindando servicios a la localidad. Tenemos la materia prima, fundamentalmente agropecuaria, pero tendríamos que empezar a industrializar, o por lo menos procesar, como hacer faena de pollos, que es muy probable, y ojalá que la Escuela Agropecuaria de Rivera logre el desarrollo del peladero de pollos en su localidad y nosotros como fábrica de chacinados, con envasadora de agua, del que también tenemos el proyecto”, puso de relieve.

“Son cosas concretas que se pueden realizar y están a nuestro alcance, pero se han visto truncadas por otras prioridades que quizás nosotros no compartimos con la cabecera, que es el turismo”, resaltó el presidente del HCD.

“Nosotros no tenemos un aspecto turístico en la localidad, tenemos un aspecto productivo y no hemos sido acompañados, como por lo menos creo yo, con el suficiente apoyo, tanto económico como de gestión, para realizar actividades productivas en nuestra localidad, que logren el arraigo de nuestra gente”, puntualizó.

– ¿Estás hablando de los últimos 8 años de gestión del gobierno local?

– Me refiero a la temática en general que ha tenido el gobierno municipal de Carhué (sic), no preocupándose por las problemáticas o sobre las posibilidades o las capacidades que tienen las localidades del interior. Nosotros no pedimos dádivas sino igualdad de condiciones para desarrollarnos. Para turismo hay inversión y hay desarrollo y hay apuesta productiva que nosotros también la pagamos, porque pagamos los servicios, los impuestos municipales, pagamos con nuestras guías; y si para Carhué hay un apoyo para turismo, que no discuto, podría haber también un apoyo para actividades productivas del partido, pero no lo veo reflejado en ningún aspecto.

“De hecho los informes del Departamento Ejecutivo indican que no es así porque cuando lees los resúmenes de gastos anuales y la rendición de cuentas, te das cuenta que para producción no se gasta lo que se gasta en otras áreas”, subrayó.

“Lo que hagamos ahora nos va a determinar cómo seguiremos pos-pandemia”

PROYECTOS E IDEAS. En diálogo con este medio, el titular del HCD, habló de impulsar varias iniciativas en el Distrito. (Foto de archivo)

– A principio de año, cuando se aprobó el Presupuesto, en el Concejo votaron destinar al Programa Impulsar el ahorro que significaba la eliminación de la figura del Jefe de Gabinete… ¿Qué sucedió con ese monto?

– Sí, si mal no recuerdo eran alrededor de 2.200.000. Se sacó el cargo de Jefe de Gabinete y se destinaron esos fondos a la Secretaría de Producción.

– Más allá de que estamos en tiempos de pandemia, ¿han tenido la posibilidad de hablar con el secretario de Producción respecto al desarrollo de actividades productivas?

– Veo cierta inacción. Todos nosotros tenemos que seguir desarrollándonos, obviamente con ciertas restricciones, usando nuevas tecnologías para las charlas, para las reuniones, usando otros mecanismos, serán más incómodos, serán más lerdos, pero igualmente tenemos que seguir trabajando, manteniendo, generando. La pandemia es una etapa de nuestra vida complicada pero tenemos que seguir adelante. Va a haber una pos-pandemia y lo que hagamos ahora nos va a determinar cómo vamos a vivir en la pos-pandemia o después que salga la vacuna.

“Respecto a los planes productivos, siempre comparo con otras localidades, como Pellegrini, donde se siguen desarrollando, y donde hace dos semanas estaban ampliando la fábrica de productos lácteos, donde tienen un envasadora de agua, tienen proyectos productivos y funcionan. Además tienen un superávit de 15 millones y un Presupuesto que es menos de la mitad del nuestro”, resaltó Juan de Ortúzar.

“Entonces -prosiguió-, hay que saber ver, inclusive hay proyectos de casas financiadas por el municipio, un logro de cada ciudadano, mientras que en el caso de Carhué, en el Concejo Deliberante se suman los expedientes de quienes se metieron en un terreno municipal y, después de vivir 20 años, solicitan que se les otorgue la propiedad, con justo derecho porque la inacción municipal generó eso, pero no ha habido un solo movimiento para regularizar esos terrenos, como si lo ha habido desde nuestro lado que hemos hecho un proyecto”.

En este sentido, el presidente del Concejo Deliberante de Adolfo Alsina se refirió al proyecto “Primero el terreno”, del cual es autor, que en una de las últimas sesiones del HCD se elevó al Ejecutivo para su revisión, destinado a la “construcción de viviendas unifamiliares en todo el partido, para lograr el arraigo de la gente de nuestras localidades”.

Resaltó, al respecto, que “en 12 años, desde que se terminó el Plan Federal II, no se ha construido nada, excepto algunas casas en Carhué por la Caja de Policía; y las pocas viviendas que se construyeron y se entregaron últimamente en Carhué (Techo Digno), son las que faltaban del Plan Federal II. El plan contemplaba 260 casas, del cual se construyeron en Rivera y en Carhué, pero acá (por Villa Maza) no se construyó porque no había terrenos, ese era el justificativo. Después, cuando conseguimos los terrenos, los regularizamos y fueron municipales, algo que nos costó mucho. Fueron 16 viviendas y 23 terrenos entregados”.

Por otro lado, Juan de Ortúzar manifestó que “en Maza no tenemos un sector industrial planificado, con lo cual nos perdemos muchas oportunidades. Recuerdo que hace unos 4 años vino una aceitera que quería instalarse, y lo primero que tiene que conseguir es un terreno, pero si no se lo dan o le cobran caro, o no se lo pueden escriturar porque son sucesiones de sucesiones, o le quieren cobrar un disparate un transformador, se va a otro lugar donde esas cuestiones están salvadas. Sucedió que esta persona fue a ver a otro intendente, que le dijo sí, y se instaló en una especie de sector industrial planificado como tiene Carhué”.

Reiteró que “tendríamos que empezar a trabajar sobre todo en el aspecto productivo, porque ese tipo de cuestiones genera todo esto (por la nota de Niccolini)”.

“Recuerdo que cuando entré decían que la licencia de conducir no la podíamos sacar en Maza, teníamos que viajar a Carhué, y logramos habilitar que la licencia de conducir se pueda hacer acá. Muchas veces es querer hacer las cosas, en algunas cosas logramos ese acercamiento”, manifestó de Ortúzar, al tiempo que agregó que “ahora estamos logrando distanciamiento, porque lo digital nos separa de mucha gente mayor”.

Al respecto, opinó que “hay que optar por cuestiones mixtas, lo digital por un lado es perfecto para el que lo maneja, porque puede acceder las 24 horas, los 365 días del año; pero tiene que haber una parte que sea personalizada para aquellas personas que no tienen esa posibilidad, como hemos desarrollado, y la felicito a la vicepresidenta, las sesiones mixtas en esta condición de pandemia, que 7 concejales estén presentes para dar el quórum y los restantes 5 puedan estar virtualmente en el recinto”.

“La lentitud de las gestiones municipales generan inacción en el aspecto productivo”

– El Gobierno nacional busca impulsar nuevamente el ProCreAr y, como en el caso del proyecto “Primero el terreno”, habla de utilizar terrenos fiscales… ¿Qué opinas?

– Sí, en realidad los terrenos fiscales tienen potencial. Nosotros hace casi 6 años que estamos tramitando todas las vías muertas de la localidad de Maza, hasta la localidad de Quenumá, son unos 30 kilómetros, por todo el ancho de una vía para actividades productivas y para localizar ahí, por ejemplo, criaderos de cerdos, o cosas puntuales de gente que no tiene propiedades pero sí tiene tenencia familiar de algunos animales, inclusive para separar esas actividades de las localidades para evitar las enfermedades zoonóticas como triquinosis, hidatidosis, cisticercosis, etc.

 “Hay que hacerlo, pero la lentitud de las gestiones municipales generan inacción en el aspecto productivo y disminuye las posibilidades de tener éxito en algunas gestiones, pero para eso como con el vivero, las huertas, hay que generar una costumbre de trabajo, enseñarle a la juventud y a las nuevas generaciones que la fruta y la verdura no salen de la verdulería, sale de la tierra, y la tierra está disponible ahí al lado”, apuntó.

“Todo esto hay que generarlo con acciones concretas, entregando gallinas para que tengan huevos, generando nuevamente esa vieja cultura del trabajo que se ha perdido”, acotó.

– ¿Ha tenido la posibilidad de hablar con el secretario de Producción del distrito?

– Sí, la he tenido, es una persona que viene del INTA, muy agradable, no tiene el ritmo que a mí me gustaría, pero le deseo lo mejor. Simplemente para empujar un carro hay que ponerle mucha energía y tener herramientas para realizar la tarea que tiene que emprender, si le dan escasas herramientas para realizar determinada tarea, van a disminuir las posibilidades de éxito de que las cumpla. Se verá en poco tiempo si ha realizado algo en el escaso tiempo que lleva, pero lo que no siembre ahora no lo va a cosechar dentro de dos o tres años seguramente.

“El cortoplacismo nos está matando en el interior”

En otro tramo de la charla, al recordar palabras del intendente Javier Andres en la entrevista con CAMBIO 2000 de la edición del 15 de julio, Juan Carlos de Ortúzar manifestó que es “inexacto” que el proyecto de cloacas de Rivera “esté más avanzado que el de Maza, porque la localidad de Maza tenía ya definido el proyecto y el terreno (que es municipal). Inclusive el ex intendente Gutt ya había puesto bocas de inspección y caños de cloacas en la avenida Rivadavia, por lo que ya habían iniciado una obra de desagües cloacales en la localidad en ese entonces”.

Puntualizó que “muchas veces es desconocimiento, de quien ocupa los cargos, de las acciones y desarrollos que se han realizado. Con esto simplemente digo que hay que hacer las obras no para inaugurarlas o promocionarse para ganar la próxima elección, hay que hacer las cosas porque hay que hacerlas, como lo hacían nuestros antepasados. Hay que dejar de trabajar para el ahora, para generar cosas y proyectos para el futuro. El cortoplacismo nos está matando en el interior, donde tenemos que generar arraigo, desarrollo productivo, plantaciones de árboles en zonas donde no hay nada plantado”.

El presidente del HCD también dijo que “hay proyectos de cocinas comunitarias en los ámbitos de gobierno para los horarios en que están en desuso los comedores escolares, es decir, todo el verano, sábados domingos y feriados, más todo el horario que no están en acción”.

Habló de generar en esos ámbitos “emprendimientos de bajo riesgo, como por ejemplo licores, chocolates, alfajores, instalar pequeños desarrolladores de empresas, que se les pueda conceder las instalaciones y los servicios a bajo costo o a ningún costo en el principio de este tipo de actividades”.

“Cada vez que veo un freezer en un kiosco, me pregunto por qué no tengo un helado de Adolfo Alsina envasado y puesto ahí. Ese helado de Adolfo Alsina daría un sueldo a una persona del distrito que también pagaría sus impuestos, que también ayudaría a desarrollar la localidad donde vivo; el compre adolfoalsinense tendría que ser una cosa diaria. Pero nosotros estamos generando que nuestras pequeñas contribuciones se vayan a mantener grandes estructuras o grandes empresas. Eso hay que cambiarlo desde lo básico, produciendo alfajores, helados, leche, consumo de carne. Nosotros nos podemos autoabastecer de esa mercadería fácilmente”, resaltó.

“Hay que acompañar al ciudadano más que nunca y no con dádivas”

– Ha mencionado una serie de proyectos e ideas, ¿se sentaría con el Intendente para lograr que al menos algo de lo que menciona se pueda hacer realidad? ¿Espera que lo llame?

– En general el Intendente no te llama sino lo llamás, pero yo lo he llamado varias veces, cuando me manifestó que no tenía crédito. También me he tratado de reunir con el secretario de Producción varias veces, y lo he logrado. A veces le digo que si él no tiene fondos y no puede desarrollar un emprendimiento, hay que pensar para qué mantener un tractorista si no tengo un tractor, esa plata la invierto en los proyectos productivos, porque el área de Producción tiene un costo para el municipio de Adolfo Alsina que tiene que rendir frutos. Y si no rinde frutos, hay que analizar para qué estoy haciendo ese tipo de inversiones.

“Hay que cuidar la plata pública, que es la plata de los vecinos. Me he reunido varias veces con el secretario de Producción e inclusive lo hemos hablado con el presidente del bloque, no quiero ir solo, porque no quiero que sea un tema político, tiene que ser un tema de estado, tenemos que estar todos de acuerdo, en línea, con cuestiones que se tienen que continuar después que nosotros no estemos, pero del dicho al hecho hay un largo trecho y las prioridades quizás son otras en este momento”, manifestó.

“Después tendrá que dar las explicaciones de por qué no logramos realizar algunas cosas que son fácilmente realizables, hay cosas de corto, mediano y largo plazo. Las de corto plazo, que se pueden emprender fácilmente, habría que explicar por qué no se hacen”, añadió.

De Ortúzar recordó que en la última sesión presentó un proyecto de ordenanza de su autoría, “creando en el partido de Adolfo Alsina el ‘Programa de Incubadoras municipal’ de micro, pequeñas y medianas empresas”.

Al respecto manifestó que “quienes quieren empezar a desarrollar un proyecto van al Municipio y lo primero que le quieren cobrar es una tasa de habilitación. Tiene que pagar a la Provincia, Nación, nadie lo apoya, todos lo tiran para abajo. La intención es que el Municipio acompañe un proyecto productivo que garantice la inocuidad de los alimentos que se generen, es decir, que esta persona esté bien asesorada y no pueda enfermar a nadie y luego, si ese producto es bueno, tiene aceptación en el mercado y puede tener desarrollo, acompañarlo dos años para que después de ese tiempo vuele solo”.

– Facilitarle las herramientas como para que arranque…

– Exacto, tenemos personal capacitado y calificado para asesorarlo, guiarlo y acompañarlo, no oprimirlo, no asfixiarlo y no tratar de sacarle los pocos recursos con que cuenta para empezar a desarrollar su proyecto productivo.

“Esas son las cosas que tenemos que empezar a cambiar, generando ordenanzas, por eso enviamos al Departamento Ejecutivo el proyecto de ordenanza ‘Plan Primero el terreno’, para que ellos traten de modificarlo a su criterio, porque generar una ordenanza que no se usa, no sirve”, apuntó.

El presidente del Concejo señaló que el proyecto de ordenanza que promueve la creación del “Programa de Incubadoras municipal” pasó a la comisión de Legislación para su análisis. Y agregó: “Ojala el secretario de Producción presente 10 proyectos de ordenanza más para apoyar, para bonificarle un 100% al emprendedor en los primeros años la tasa de habilitación, bonificarle el asesoramiento de profesionales… depende de ellos”.

“La pandemia es una excusa, todos podemos pensar y desarrollar ideas, proyectos y etapas productivas con estas actividades. Es un desafío que aceptaron cuando aceptaron el cargo. Además de cobrar el sueldo tienen que realizar las actividades afines a su cargo”, puntualizó.

Luego, y refiriéndose a la localidad donde reside, Villa Maza, Juan de Ortúzar dijo que “obviamente no todo es negativo, uno cuenta lo que falta y por ahí no lo positivo que se ha logrado en el transcurso de estos años. Como comenté, cuando llegue no había dentista, después de dos años logramos tener dentista; logramos tener médico; logramos que la Unidad Sanitaria llegue a Hospital, hay muchas cosas que se van logrando, pero uno quisiera que sea más fácil y que el Estado trabaje en pos del beneficio del ciudadano y no como un enlentecedor del desarrollo de las localidades”.

“Creo que hay que acompañar al ciudadano más que nunca y no con dádivas, sino con proyectos productivos para que él mismo se genere su ganancia, obviamente hay que acompañarlo, hay que subsidiarlo, hay que darle todas las herramientas para que se genere el proyecto productivo, y en eso estamos acompañando al Intendente, al secretario de Producción o al que lo quiera desarrollar, así que a su disposición”, concluyó el presidente del Concejo Deliberante, Juan Carlos de Ortúzar. (Cambio 2000 / miguelfranceschelli@hotmail.com)

Categorías

error: Content is protected !!