|  

Hoy es el Día de la Milanesa: ¿Por qué se celebra?

Cada 3 de mayo celebramos el día de uno de los platos más amados de nuestro país. Cuál es el origen de las milanesas  y por qué se eligió esta fecha.

Al igual que sucede con varios platos tradicionales, que heredamos de otras culturas de la mano de los inmigrantes que llegaron a nuestro país, la milanesa no tiene un origen certero y hay diferentes teorías que intentan apropiarse de su nacimiento.

Muchos pensarán que es un plato típico argentino, sin embargo, está lejos de serlo. Hay versiones que aseguran que la milanesa es originaria de Viena, Austria, donde la llaman wiener schnitzel. En cambio, otros creen que su historia comenzó en Milán, donde en homenaje al nombre de la ciudad, la bautizaron como cotoletta alla milanese.

Por otro lado, hay versiones que sugieren que la milanesa, en realidad, fue introducida en la mencionada ciudad italiana por los peregrinos que llegaban. De hecho, el rebozado de la carne era la forma en las que podían conservarlas mejor.

En definitiva, no está claro de dónde viene esta preparación que se convirtió en una pasión de multitudes. Lo cierto es que se ganó tanto el corazón de los argentinos que, en 2011, un grupo de amantes milaneseros hizo una movida en redes sociales para elegir una fecha como el Día de la Milanesa. ¿El resultado? Después de un gran apoyo, se eligió el 3 de mayo como efeméride especial para todos los consumidores de milanesas.

¿La mejor manera de celebrar este día? Comiendo milanesas. Por eso, a continuación te dejamos algunas recomendaciones para disfrutar de opciones clásicas, originales o en sandwiche.

  • Enero Costanera tiene en su menú una milanesa de entraña que se cocina durante varias horas a baja temperatura y luego se fríe.
  • Francisca del Fuego propone cuatro opciones pensadas para compartir, entre las que sobresale la Fugazzetta (milanesa frita de ojo de bife, terminada al horno de barro con un mix de mozzarella, sardo, cheddar inglés y parmesano, además de cebolla morada en juliana y eneldo fresco). También hay Napolitana, Casi Maryland de pollo y de Berenjenas.
  • La parrilla Maiky tiene una milanesa de bola de lomo «recargada» con jamón, morrones asados, provoleta y pesto clásico, acompañada de papas fritas. Un detalle que suma aún más sabor y textura es su especial rebozado con un pan rallado casero previamente ahumado con astillas de nogal.
  • En Aldo’s Restorán se destaca la milanesa Parmigiana, preaprada con bife de chorizo de pastura, harina orgánica, huevos de campo y pan rallado casero. Luego de ser sellada en manteca clarificada, se termina al horno con pomodoro italiano y queso cuartirolo tandilense por encima.
  • El bar Desarmadero ofrece un sandwiche de milanesa con papas fritas, servido en pan francés apenas tostado con fetas de queso sardo, finas rodajas de tomate, lechuga capuchina picada y aros de cebolla morada.
  • La «Milacheta» de Winebar DOC contiene una doble milanesa de peceto al horno, queso, jamón natural, tomate fresco y mayonesa, servido entre suaves panes de papa. 

(Filo News)

Categorías