|  

Parque solar en Villa Maza: «Para nosotros es una obra trascendente», expresó Edgardo Brarda

Si bien todavía no fue entregado formalmente a la Cooperativa Eléctrica por la empresa que lo construyó, y hay un inversor inactivo, inyecta entre un 7% y un 10% de la energía que necesita la localidad. El gerente de la Cooperativa explica la utilidad de la obra y cómo opera.

EDGARDO BRARDA. Gerente de la Cooperativa Eléctrica de Villa Maza.

CARHUÉ (Cambio 2000).- Desde el pasado mes de marzo está funcionando el parque solar ubicado en Villa Maza, inyectando entre un 7% y un 10% de la energía que demanda la localidad, aun trabajando a un 80% debido a que existe un inversor que no se encuentra activo.

El parque, surgido por una inquietud conjunta de la Dirección de Energía del Ministerio de Infraestructura y el Foro Regional Eléctrico de la Provincia de Buenos Aires (FREBA), que tiene por objeto ampliar los alcances del Plan de Generación Distribuida Renovable “se puso en funcionamiento por primera vez en el mes de enero pasado, cuando se hicieron las primeras conexiones a la red, y durante febrero estuvo trabajando alrededor de 20 días, para comenzar a trabajar tal como está en el presente, durante el mes de marzo”, dijo a CAMBIO 2000 el ingeniero Edgardo Brarda, gerente de la Cooperativa Eléctrica de Villa Maza.

“Pero todavía no está a pleno, -aclaró-, porque uno de los inversores está fuera de servicio, y estamos aguardando que una vez que pase esta situación que vivimos a causa de la pandemia, pueda llegar a Villa Maza la gente de la empresa que hizo la obra y de ese modo subsanar este inconveniente. Una vez que eso suceda, creemos que vamos a estar por encima del 15% de la energía que necesita la localidad”.

“Por otra parte, -añadió-, estamos transitando los meses en que la radiación solar es menor, ya que el período donde más rinde el parque, como es lógico, es el comprendido entre los meses de octubre y marzo”.

“Para nosotros es una obra trascendente, más allá de que por ahí mucha gente lo asocia con que se construyó para obtener la energía a menor costo; pero no; el objetivo del parque es mantener la tensión a niveles normales que permitan, en verano por ejemplo, tener los aires acondicionados encendidos sin que se generen cortes por restricción de carga aguas arriba”, explicó.

Brarda dijo que “Villa Maza está en punta de línea, lo cual constituye un problema, porque lógicamente es víctima de cualquier eventualidad que pudiese suceder más arriba; y el problema más importante que teníamos en la localidad era justamente la baja tensión en horarios comprendidos entre las 11:00 y las 16:00 ó 17:00 en verano, que es cuando más energía se demanda en estos pueblos que no son industriales, y se consume electricidad en el momento del descanso, lo cual hacía que la tensión cayera por debajo de los 180 voltios”.

PARQUE SOLAR EN VILLA MAZA. Aún no funciona a pleno. No obstante, inyecta entre un 7% y un 10% de la energía que demanda la localidad.

“Ahora, con la incorporación del parque, se genera energía para mantener la energía por encima de los 220, lo que pudimos corroborar en el momento en que comenzó a funcionar”, resaltó.

“Cuando hay cortes en el suministro de energía, el parque no genera, y es también una cuestión de seguridad, porque al cortarse el suministro se desacopla de la red; y para tener una reserva de energía para un eventual corte habría que incorporar un sistema de baterías, que es una obra muy grande y extremadamente costosa que por ahí no se justifica en virtud de la cantidad de cortes que tenemos. No quiero decir con esto que a futuro no se pueda lograr; pero por el momento no es posible”, remarcó el ingeniero Brarda.

Más adelante, sobre el mantenimiento del parque solar, y quienes tienen a su cargo la tarea, el gerente de la Cooperativa Eléctrica precisó que “necesita muy poco mantenimiento; y es más que nada del predio en el cual está instalado. A las pantallas hay que limpiarlas cada seis meses, y para ello se va a incorporar una persona, pero sucederá una vez que la empresa nos entregue formalmente la obra, lo que no ha sucedido todavía a causa de que una vez finalizada debía operarla durante seis meses; incluso hay detalles por terminar; pero con las restricciones de circulación y demás que imperan a causa de la pandemia, no ha sido posible”.

“Aguardamos que esto suceda, hagan el trabajo pendiente y las pruebas necesarias para que luego sí puedan entregarlo a la Cooperativa”, manifestó, para agregar que “ahí sumaríamos una persona para que se haga cargo del mantenimiento, lo que significaría una familia más del pueblo que logra un empleo genuino, lo que resulta de importancia en una localidad como Villa Maza”.

UNA OBRA TRASCENDENTE. «Ahora, con la incorporación del parque, se genera energía para mantener la energía por encima de los 220», expresó Brarda.

El ingeniero Edgardo Brarda destacó además que “en su momento se licitaron quince parques, de los cuales se construyeron creo que sólo 10; eran todos de potencia de 300 Kw. Excepto el de nuestra localidad y otros dos, que son de 500 Kw.; lo que quiere decir que si la potencia instalada de Villa Maza es 1000 Kw., el parque aportaría la mitad; y la diferencia radica que lo tradicional es constante, en cambio el parque es estacional y a su vez durante el día funciona cuando hay radiación. Por eso en relación, estamos hablando de 200 Kw.”.

El gerente de la Cooperativa Eléctrica informó también que “la obra se logró por gestiones ante la Provincia en el marco de un programa de generación distribuida del cual ya venía hablándose desde el año 2010. Por ese entonces, la Provincia ya estaba pensando cómo se financiarían proyectos de esta índole, aunque se concretó en 2015 con fondos de FREBA, donde nosotros como cooperativa aportamos a un fideicomiso, y se va generando un fondo que en vez de estar paralizado dentro del Banco Provincia, se destina a este tipo de obras. No son subsidios, porque ese dinero vuelve, ya que pagamos por la energía como si la compráramos a EDES; y ese dinero que ingresa, es para reinvertir en proyectos de parques en otras localidades”.

Un eólico en carpeta    

Por último, el Ing. Edgardo Brarda adelantó que “dentro de lo que es energías renovables también tenemos realizado el estudio de prefactibilidad para un aerogenerador (generación eólica), con lo cual estamos hablando de una obra de otra dimensión en cuanto a inversión; pero es algo que en este momento estaría analizándose como inviable por cuestiones económicas, pero el proyecto está en carpeta”, finalizó.

Categorías

error: Content is protected !!