|  

Falleció Miguel Ángel Estrella, destacado pianista y exembajador de la Argentina en la Unesco

El concertista y militante de los DDHH murió a los 81 años en París, Francia, donde residía desde la década del ’70. Allí llegó a ser nombrado Caballero de la Legión de Honor.

Miguel Ángel Estrella, destacado pianista, activista de los derechos humanos y exembajador argentino ante la Unesco, falleció a los 81 años en París, Francia. Actualmente dirigía la Casa Argentina, un alojamiento para los estudiantes y graduados en la Ciudad Universitaria de la capital francesa.

“La Delegación Argentina ante la Unesco lamenta anunciar el fallecimiento de Miguel Ángel Estrella, quien fue Embajador de Argentina ante la Unesco y Embajador de Buena Voluntad de la Unesco, pianista y fundador de la ONG Música Esperanza”, informó este jueves en su cuenta de Twitter la representación de la República Argentina ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Estrella nació en San Miguel de Tucumán, y tuvo la revelación del piano a los 12 años al descubrir a Chopin, cuando su padre lo llevó a un concierto de la orquesta sinfónica de esa ciudad.

Estudió ese instrumento en Buenos Aires y luego fue becado por el Fondo Nacional de las Artes para continuar desarrollándose en París, donde se formó con maestros como Marguerite Long, Nadia Boulanger, Ivonne Loriot, Olivier Messiaen y Vlado Perlemuter, entre otros.

Comprometido desde su juventud con los derechos humanos, partió al exilio en 1976 pero fue secuestrado en Uruguay por la dictadura militar del país vecino. “Yo fui candidato a entrar a la ESMA porque a otros compañeros los trajeron”, recordó el músico en un reportaje en 2019.

Estrella pasó dos años secuestrado en un centro clandestino de detención cercano al Aeropuerto de Carrasco. Allí le quebraron las manos como forma de castigo, y lo amenazaron con cortárselas.

“Me salvó ser conocido y que inmediatamente que desaparecí empezaron a crearse filiales para liberarme… En Europa, en Estados Unidos, en América Latina”, dijo Estrella.

En París

El pianista llegó a Paris con la ayuda de Yves Haguenauer, músico y empresario, que había organizado una gran campaña internacional para liberarlo. Con él se asoció a Música Esperanza, su proyecto global “para poner la música al servicio de la comunidad humana y la dignidad de la persona, de defender los derechos de los artistas, especialmente los jóvenes, y de trabajar para construir la paz”. Música Esperanza fue reconocida por la UNESCO.

Ya en el exilio, Estrella comenzó a relacionarse con organizaciones como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) que, según su visión, “fue uno de los pocos escapes que había en ese clima de terror y desprotección”. Trabajó junto a organizaciones como Serpaj (Servicio de Paz y Justicia), CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo.

Embajador

En 2003, Estrella fue nominado embajador argentino en la Unesco y en 2009 fue miembro del jurado del Tribunal Russell sobre Palestina.

Fue nominado Caballero de la Legión de Honor en Francia y en 2013 el Senado argentino lo distinguió por su carrera y su defensa de los derechos humanos.

En 2014 recibió el premio Danielle Mitterrand de la Fundación France Libertés.

Al momento de su deceso, Estrella dirigía la Casa Argentina en la Ciudad Universitaria de París. (DIB) MM

Categorías