|  

Enfermeros denunciaron que fueron agredidos por la Policía en las puertas de la Legislatura porteña

Peticionaban ante la Legislatura por su derecho a ser reconocidos como profesionales de la Salud en el Día de la Sanidad.

DOS ENFERMERAS. Debieron ser atendidas por personal del SAME con cortes en la cabeza.

Enfermeras y enfermeros que trabajan en hospitales de la ciudad de Buenos Aires protestaron hoy en las inmediaciones de la Legislatura porteña para reclamar un reconocimiento profesional y fueron reprimidos por Policías de la Ciudad.

Entre tironeos y empujones, al menos dos enfermeras debieron ser atendida por personal del SAME por cortes en la cabeza.

Los manifestantes reclamaron mejores condiciones laborales y que se considere a los enfermeros como profesionales de la salud, en el marco de la pandemia de coronavirus, que representa una exigencia mayor para el personal del área.

La protesta coincidió con el Día de la Sanidad y los asistentes denunciaron que al intentar ingresar al edificio de la Legislatura para entregar un petitorio fueron agredidos por empleados de la Ciudad.

«Fui agredida por hombres, fui agredida por la Policía. Miren cómo quedé y hay dos o tres compañeras más que fueron agredidas», señaló Norma, una de las enfermeras que participó de la protesta en declaraciones a la prensa, tras ser atendida por personal del SAME.

Antes de esa protesta, en el Obelisco, la Asociación de Licenciados en Enfermería de la CABA, junto a Asociaciones Sindicales de Salud, realizó una conferencia de prensa para reclamar mejoras para el sector a la Ciudad.

Andrea Ramírez, de la Comisión Directiva de ALE, manifestó: «No alcanza el personal, nos enfermamos y no damos abasto. Larreta nos sigue discriminando. Nos dio la mitad del bono que cobran las otras profesiones, y la mitad de los contagios del equipo de salud son de Enfermería».

En tanto, también en el Obelisco tuvo lugar este lunes una protesta de organizaciones sociales que se expresaron a favor de la toma de tierras bajo la consigna «Marcha por tierra para vivir».

«No al desalojo de Guernica ¡Basta de desalojos!», remarcó la convocatoria, de la que participaron militantes del Polo Obrero, entre otros.

En la jornada también tuvo lugar una manifestación en Plaza Miserere, en el barrio porteño de Once, de parte de vendedores ambulantes bajo la consigna «Basta del robo de nuestra mercadería Única fuente de trabajo; Basta de xenofobia; Queremos trabajar» y contra la violencia institucional. (NA)

Categorías