|  

Empresarios rechazaron las importaciones de productos terminados: “no baja los precios”

La decisión del Ejecutivo de habilitar importaciones en sectores concentrados de la economía, a fin de bajar los precios, generó el repudio de empresarios.

La Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) emitió un comunicado en el que criticó la decisión del ministerio de Economía de habilitar las importaciones en aquellos sectores que hayan subido los precios por encima de la inflación general.

Desde la entidad que conduce Marcelo Fernández, se hicieron eco de un informe de la Fundación Pro Tejer que registró un aumento del 72% de las importaciones de indumentaria durante el primer trimestre del año, y adujeron que las compras en el exterior no frenaron la suba de precios en el sector.

En esa línea, los empresarios PyME propusieron “revisar el costo argentino”, a pesar de que presentan energía subsidiada y salarios muy bajos; a la vez que sectores como el de la indumentaria son protegidos por el Estado nacional.

“Los empresarios sabemos que hubo aumentos, pero queda claro que la importación no es la solución; lo que tenemos que discutir es el costo argentino y no pensar que la industria es la culpable”, manifestó Marcelo Fernández.

En esta línea, el empresario recordó que aunque “siempre se hablaba de que las importaciones eran un método para bajar la inflación”, esta herramienta no logró aminorar la suba de precios de los productos de indumentaria, debido al alza de precios del 10,8% acontecido en abril.

Sin embargo, el INDEC marcó que la división de Prendas de vestir y calzado tuvo un incremento de precios de 120,7% en el último año, es decir más de diez puntos porcentuales por encima de la inflación del mismo periodo que alcanzó el 108,8%.

Por su parte, el informe de Pro Tejer insistió que el alza interanual en marzo alcanzó el 167% y 220% respecto a febrero, por lo que Fernández arguyó que “es necesario evaluar si hubo más consumo o si las compras en el exterior fueron en desmedro de la producción nacional”. “La suba de importaciones de productos terminados no baja los precios y la indumentaria es un claro ejemplo”, concluyó el empresario.

El domingo pasado, el equipo económico de Sergio Massa presentó nuevas medidas para contener la elevada inflación, luego del 8,4% que marcó el INDEC para abril. En ese sentido, anunciaron la suspensión de medidas antidumping vigentes para favorecer la importación de productos, y reducir el precio efectivo de ciertos insumos difundidos.

Un ejemplo de esto fue la producción de botellas de plástico, en tanto que en Argentina existe una sola empresa que produzca este bien y desde principios de año ha aumentado sus precios muy por encima de la inflación, impactando de lleno en todo el rubro de Bebidas. (InfoCielo)

Categorías