|  

El vicepresidente de Brasil anunció que viajará a la asunción de Alberto Fernández

El vicepresidente de Brasil, el general retirado Hamilton Mourao, anunció hoy al canal Globonews que mañana participará en Buenos Aires de la ceremonia de asunción de Alberto Fernández como jefe del Estado argentino, luego de una serie de idas y vueltas sobre la forma en la que sería representado el mandatario Jair Bolsonaro.

IDAS Y VUELTAS. Finalmente, el vicepresidente de Brasil participará de la asunción de Fernández.

El vicepresidente de Brasil, el general retirado Hamilton Mourao, anunció que mañana participará en Buenos Aires de la ceremonia de asunción de Alberto Fernández como jefe del Estado argentino, luego de una serie de idas y venidas sobre la forma en la que sería representado el mandatario Jair Bolsonaro.

«Es un gesto del Presidente para que las relaciones vuelvan a la normalidad, voy a intentar embarcar (a Buenos Aires) durante el día de hoy», dijo Mourao al canal de noticias Globonews.

Será la primera vez desde 1989 que un jefe de Estado brasileño no acudirá a la asunción de un nuevo presidente argentino, luego de que Bolsonaro hiciera campaña abiertamente a favor de la reelección del presidente saliente, Mauricio Macri, vencido por Fernández en octubre pasado.

Por la mañana, un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores enviado a Télam informó que el representante iba a ser el embajador en Buenos Aires, Sérgio Danese, pero la presión de sectores de gobierno y empresariales hicieron a Bolsonaro retroceder de su decisión inicial.

Finalmente, la Cancillería brasileña confirmó que el vicepresidente Mourao viajará a la asunción de Fernández: «Informamos que el presidente de la República (Jair Bolsonaro) decidió indicar al vicepresidente como jefe de la delegación brasileña para la ceremonia de la posesión del mando presidencial en Argentina», dijo un comunicado remitido a Télam por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño, el Palacio de Itamaraty.

Durante semanas se había programado para ir el ministro de Ciudadanía, Osmar Terra, considerado un dialoguista, pero el rol conciliador de Mourao, interlocutor ante China, principal socio comercial de Brasil, pesó más dentro de las tensiones en el gabinete frente a Argentina.

Bolsonaro se había negado hoy ante periodistas a admitir si enviaría a un funcionario de alto rango a la asunción de Fernández, a quien combatió durante la campaña al llamarlo «parte de una banda de comunistas» y amenazó con salir del Mercosur si no sigue la apertura económica que su gestión impulsa.

Es la primera vez desde el fin de la dictadura brasileña, en 1985, que no acudirá un presidente brasileño a la asunción.

En 1989 viajó José Sarney a la asunción de Carlos Menem, en 1995 Fernando Henrique Cardoso hizo lo propio con la reelección del riojano y en 1999 con Fernando De la Rúa.

En 2003, Luiz Inácio «Lula» da Silva participó de la toma de posesión del cargo de Néstor Kirchner y en 2007 de la de Cristina Fernández de Kirchner.

Dilma Rousseff estuvo presente en 2011 para el segundo mandato de Cristina Fernández y en 2015 cuando asumió Mauricio Macri.

Bolsonaro, después de haber criticado el apoyo de Fernández a Lula, había pronosticado que argentinos escaparían del país hacia Brasil, comparando la situación con la venezolana. (Télam)

Categorías

error: Content is protected !!