|  

El grupo de teatro Alterato está presentando Hamlet

Las entradas para las funciones de hoy y de los días 15, 20, 27 y 29, están a la venta.

EL DIRECTOR Y LOS PROTAGONISTAS. Ester Ramos, Gustavo Caballero, Mara Uría, Griselda Lucién y Sergio González.

CARHUÉ (Cambio 2000).- En el espacio de expresión Refugio La Carmen, durante este mes, el grupo de teatro Alterato está poniendo en escena Hamlet, la legendaria pieza de William Shakespeare, que tiene como protagonistas a Mara Uría, Griselda Lucién, Ester Ramos, y Sergio González, así como a artistas invitados, quienes dirigidos por Gustavo Caballero, del mismo modo que debutaron el día 1°, repetirán los próximos 6, 15, 20, 27 y 29 de marzo.

“Teniendo en cuenta la forma de trabajo que tiene este grupo Alterato, que es muy desde el interior, desde el ser, y abocado a la emocionalidad, siempre tratamos de elegir obras en las cuales los personajes puedan crecer desde ese interior y no simplemente mostrar un texto o una representación; y como permanentemente buscamos dar mucho más para poder seguir construyendo el camino que nos hemos trazado, elegimos hacer Hamlet”, expresó Gustavo Caballero.

“Empezamos a trabajar con el objetivo personal interno de crecer y transformar, y de una manera tranquila y pausada, porque se trata de algo complejo. En principio no pensamos en el producto en sí, sino en el ser, aunque luego llega ese tiempo de ofrecer al otro”, añadió el director.

Teniendo en su haber la experiencia de la primera función, Sergio González dijo que “fue conmocionante poder estar ante el público con un texto bellísimo como sabemos tiene Hamlet, que ha sido y es muy representado, es conocido, y tiene su prestigio. No me sentí condicionado por ello, pero sí vivencié la tensión que habitualmente uno tiene cada vez que sube a escena; y puede ser que en este caso, esa sensación de compromiso con lo que estamos haciendo, se haga notar; y la gente respondió a la propuesta favorablemente, logramos captar la atención, y así nos lo hicieron saber luego, una vez finalizada la puesta, cuando juntos, compartimos un brindis”.

Mara Uría, en tanto, destacó que “durante la puesta, más allá de que no ves los rostros del auditórium, noté el silencio, que puede tener una doble interpretación: o la gente está durmiendo sin roncar o está atenta porque algo está sucediendo; y teniendo en cuenta el desafío del lenguaje de Shakespeare, y que hemos perdido la capacidad de insultarnos o amarnos de manera poética, eso suma al silencio, que fue increíble, y se mantiene durante la hora y quince minutos que dura la puesta”.

“En nuestro Hamlet no sólo hay oralidad, sino además música y efectos especiales en vivo; o sea que todo sucede en ese momento, sin vuelta atrás, como generalmente pasa en el teatro; y eso atrapa, más aún cuando presentamos la obra en cuadros, y trabajamos pensando en un público que puede no conocer la historia, pero no lo hacemos con el ánimo de subestimar, sino con el objetivo de querer contarles algo que se entienda por completo”, añadió.

Acerca de cómo resulta trabajar con un auditórium tan reducido y cercano a la vez, Gustavo Caballero manifestó que “justamente como trabajamos desde el ser, unos y otros sentimos esa cercanía que vuelve las cosas diferentes y amenas”.

Griselda Lucién es la primera vez que se roza con este camino del arte, Hamlet es su experiencia teatral sin precedentes, y apunta que “nunca había actuado, fui invitada a formar parte de Alterato, y en principio me negué a hacerlo; luego accedí y terminé sintiéndome muy cómoda, entusiasmada. Durante la puesta disfruté, me sentí relajada, y tal vez fue por la contención de mis pares y también por lo que fue devolviendo el público. Hoy puedo decir que fue muy atinada la decisión de formar parte”.

Como contrapartida, Ester Ramos tiene una amplia trayectoria en la actividad, por formar parte desde hace años del taller de teatro del Centro de Jubilados y Pensionados de Carhué, aunque también es la primera vez que sube a escena en el marco de una propuesta de Alterato. En tal sentido, puso de relieve que “desde el Centro, interactúo con pares de la misma edad, así como con niños, a quienes amo y disfruto, a través de los infantiles que vamos presentando; pero en este caso, las cosas se plantean de otra manera, con gente de diferentes edades y un desafío que no me es común”.

“Hamlet es mi hijo, con quien se plantea el conflicto, y no es nada fácil encarnar a esa madre violenta. Cuando el director ordena que le pegue, el instinto maternal me puede, y me cuesta resolver. En cierto sentido lo logro, pero no sin que medie el esfuerzo”, dijo.

El director citó más tarde que “Alterato está compuesto por más personas, que se han sumado a hacer su aporte, como en la parte musical Lucero Otero y Griselda Comerio, Amparo Otero en fotografía, y en videos Mateo Caballero Pacho, así como también contamos con la colaboración de Alba Uría, que dice siempre presente a nuestra requisitoria. Y como el nuestro es un trabajo de unidad, queremos mostrar cuál es el resultado, que seguramente no es la perfección, pero sí es el de un grupo que quiere crecer juntos; y Alterato, significa para nosotros la unidad, un espacio/tiempo en el que nos da placer ir a sufrir, como diría Mara”.

Asimismo, Mara Uría informó que “las entradas, a un valor de $ 200, se reservan por teléfono o mensaje al 2923 461400, y las mismas deben ser retiradas y abonadas previo a la función, porque en el refugio, ubicado en Pedro Gallo N° 615, hay espacio sólo para 20 espectadores. Además la puntualidad es una consigna a respetar, ya que se da sala a las 21:15, y 21:30 en punto inicia la presentación”.

Por último, Gustavo Caballero, Mara Uría, Griselda Lucién, Ester Ramos y Sergio González  apuntaron que “los esperamos a todos, porque es conmovedor; Hamlet va a lo profundo, lo presentamos incluyendo detalles, y el espectador va a salir distinto, porque tendrá la posibilidad de vivirlo junto a nosotros”

“Es una propuesta segura; porque quien se desnuda es el actor, que es el que tiene la careta, ya que de eso se trata el juego; así las cosas, nosotros nos alejamos de las vestiduras para que el otro elija si quiere verse o no en esa historia de amor, de odio, poder, hipocresía, o temor que se cuenta desde hace 400 años y que viene a recuperar el lenguaje”.

Categorías

error: Content is protected !!