|  

El directorio de YPF designó a Guillermo Nielsen como presidente

Reemplaza a Miguel Ángel Gutiérrez, quien continuará desempeñándose como director. También se aceptaron renuncias y se aprobaron nombramientos de otros miembros de la junta.

GUILLERMO NIELSEN, será el nuevo presidente de la petrolera estatal.

Guillermo Nielsen fue designado oficialmente por el directorio de YPF como nuevo presidente de la compañía, tal como lo anticipó Ámbito la semana pasada, en reemplazo de Miguel Ángel Gutiérrez, quien continuará desempeñándose como director, informó esta tarde la petrolera a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

De esta manera, el Estado nacional hizo valer su participación mayoritaria en el paquete accionario de la empresa para proponer y designar al ex secretario de Finanzas, tal como había anunciado el presidente Alberto Fernández, días antes de asumir el cargo.

Economista, profesor, diplomático, ministro, embajador y candidato sin suerte. Guillermo Nielsen acumuló la suficiente experiencia en el mundo de la economía, las finanzas y los negocios que ahora asumirá el desafío de conducir la principal empresa del país, la mayor productora de hidrocarburos de la Argentina.

Nielsen desembarca en la “compañía de energía” -como preferían decirle las autoridades salientes- con la difícil misión de potenciar Vaca Muerta. Según la consultora NSC Multistage, la firma de mayoría estatal cumplió 286 etapas de fractura en noviembre versus 217 de octubre. Es un leve repunte tras los 90 días de congelamientos de precios que decretó Mauricio Macri, lo que provoco una virtual parálisis del yacimiento no convencional. YPF en septiembre había alcanzado las 385 etapas de fractura.

Semanas atrás, cuando Nielsen sonaba para ministro de Hacienda de Fernández, le atribuyeron la autoría de un supuesto proyecto de ley para “blindar” Vaca Muerta. Ese texto, que el propio Nielsen minimizó públicamente, proponía un marco integral para atraer capitales extranjeros, garantizaba la seguridad jurídica de los inversores, reducía impuestos, aceleraba la amortización, permitía a las petroleras saltar el cepo cambiario y disponer de divisas libremente y eliminaba las restricciones -retenciones- para exportar hidrocarburos. Se mencionó la creación de un fideicomiso en nueva York para “guardar” los dólares de las empresas que no pueden repatriar utilidades.

Aunque el ex negociador de la deuda externa durante el mandato Néstor Kirchner no confirmó que estas sean sus intenciones, los temas quedaron planteados sobre la mesa. “Vaca Muerta tiene inversiones, pero es un puntapié que puede ser mucho más fuerte”, dijo en una entrevista reciente. “Hacen falta reglas de juego que atraigan a jugadores internacionales”, le dijo a medios colegas.

YPF cuenta con tres complejos industriales (La Plata, Luján de Cuyo y Plaza Huincul), genera combustibles, productos petroquímicos y lubricantes y posee una red de logística de 1.500 camiones para abastecer a más de 1.500 estaciones de servicio en todo el país, con una fuerte presencia comercial en retail, agro, industrias y GLP.

Las finanzas de la petrolera muestran cifras en rojo: en los primeros nueve meses del 2019 acumuló pérdidas por $23.023 millones. Directivos en salida aclaran que fue por el cómputo del deterioro de activos por $31.072 millones, correspondientes a los bienes de capital de la producción gasífera. Hay números que preocupan: en el tercer trimestre el negocio del upstream bajó $40.209 millones y el gas apenas recolectó $920 millones, casi 60% menos que un año atrás.

Nielsen integró el equipo económico de Roberto Lavagna y fue uno de los hacedores del primer canje de deuda con el FMI. En los próximos meses deberá aflorar ese expertise para afrontar la abultada deuda de YPF. Fuentes actuales de la compañía confiaron días atrás que si bien no dejan imponderables con acreedores, hay compromisos que deberán renegociar y plazos que estirar. “Son maniobras habituales”, confían. La caja de YPF está firme y líquida, pero no alcanza para cubrir 2020, aseguran. Al mismo tiempo, destacan un gesto de solidez: los más de 300 millones de francos suizos que YPF pagó en efectivo de fines de septiembre pasado en concepto de vencimiento de deuda.

Otro de los temas a atener es el abastecimiento del parque automotor nacional con combustibles. YPF controla el 54% del mercado. Nielsen asumirá con los precios de la nafta y el gasoil casi equilibrados. Pero si el dólar, el crudo internacional, los impuestos y los biocombustibles suben, el nuevo presidente de YPF deberá actuar de inmediato.

Pero no solo de Vaca Muerta vive YPF. El ex embajador en Berlín de Cristina Fernández de Kirchner asumirá además el encargo de desarrollar las energías renovables con YPF Luz, de impulsar nuevos avances tecnológicos y científicos con Y-Tec y de adjudicar contratos de exploración offshore. El 15 de noviembre Alberto y Nielsen se reunieron con Alejandro Figueroa, representante de la empresa estatal petrolera noruega Equinor. Hablaron de la actividad en no convencionales, de la «alianza estratégica» en el bloque CAN 100 del lecho submarino de la Cuenca Argentina Norte y de cómo hizo Noruega para convertirse en el país más desarrollado y con mejor bienestar y calidad de vida del mundo, a partir de la producción de gas y petróleo.

La reunión de directorio que se realizó desde las 16 en la Torre de YPF en el barrio porteño de Puerto Madero comenzó con la aceptación de las renuncias presentadas por los directores Emilio José Apud y Fabián Jorge Rodríguez Simón.

Una de las primeras decisiones a tomar será elegir al nuevo CEO. Aunque Miguel Gutiérrez y Daniel González aún no dejaron sus cargos, se espera que en la próxima asamblea extraordinaria presenten sus renuncias. Suenan el galucciano Juan Garoby o Carlos Alfonsi, un vicepresidente en ejercicio con tres décadas de antigüedad en la empresa nacionalizada en 2012. El ex precandidato a jefe de gobierno del Frente Renovador de Sergio Massa mantiene el nombre del CEO bajo siete llaves. (Ámbito)

Categorías

error: Content is protected !!