|  

El campo dividido: varias entidades salieron a rechazar el paro que convocó la Mesa de Enlace

La manifestación por cuatro días que convocó la Mesa de Enlace para la semana que viene, dejó en evidencia la interna que existe al interior del sector agropecuario. El aumento de retenciones sólo afectará al 20% y la gran mayoría restante, se diferencia y rechaza el paro de comercialización. Por su parte, el gobierno cree que la protesta rompe un acuerdo previo. En la provincia de Buenos Aires, también surgen disidencias.

FEDERACIÓN AGRARIA TANDIL. Una de las entidades que rechazó el paro.

La decisión de realizar un paro de comercialización por parte de la Mesa de Enlace en protesta al aumento de las retenciones, generó una grieta dentro del sector de productores de todo el país. Sucede que ese “lock-out” está motorizado por un pequeño sector, que además decidió anunciar un paro sin consultar a sus bases, quienes consideran que se estuvo negociando desde el minuto cero con el gobierno nacional y se había llegado a acuerdos.

En efecto, uno de los puntos claves que ahora divide al denominado “Campo” es que, tras el visto bueno de la propia Mesa de Enlace, el gobierno propuso actualizar las retenciones de forma segmentada y progresiva. Esto es, sencillamente, la diferenciación entre los que más ganan y los que menos ganan con la venta de sus cosechas.

Este escenario dejó de un lado a los grandes exportadores, que según los cálculos son poco más del 20% -que además producen el 70 por ciento de la siembra y facturan unos 15 millones al año- y por otro lado, a los productores de las llamadas “economías regionales”. La gran mayoría.

En la provincia de Buenos Aires también se divisó esa interna y algunas entidades rurales y de productores salieron a rechazar el paro de comercialización y expusieron sus críticas a la conducción de la Mesa de Enlace.

La Federación Agraria Argentina (FAA), filial Tandil, expresó su rechazo al paro convocado para la próxima semana. «No estamos para nada de acuerdo con el paro. Nuestra central tomó una medida inconsulta, quizás arrastrada por la presión de las otras entidades», dijo el vicepresidente de la FAA Tandil, Dardo Alonso, en declaraciones a radio El Destape.

Para el dirigente, «el campo no es todo lo mismo” y aseguró que existe “mucho marketing, impulsado por grandes empresas comercializadoras de semillas y agroquímicos”.

El otro caso nació del sector arrocero, que representa a una de las economías regionales de mayor tradición de la cadena productiva en Entre Ríos. “Lo que pidió el sector arrocero se traduce en los porcentajes que quedaron. A nosotros la respuesta nos conformó”, expresaron desde el sector, exponiendo las diferencias con los grandes exportadores a partir de que el gobierno proponga segmentar las retenciones.

Por su parte, desde la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE), consideraron que el paro convocado por la Mesa de Enlace fue una “medida netamente política” y que “no expresa el mando de nuestras bases”.

A su vez, reconocieron que la segmentación para los pequeños productores “es una medida que responde a una demanda histórica del sector, que debe ser celebrada”. Un planteo similar a lo que se expuso desde Bases Federadas, quienes opinaron que los «productores chicos fueron víctimas de un modelo de concentración» durante el gobierno de Macri. 

«Es hora de trabajar, tanto desde la chacra como en las mesas de políticas públicas que se están convocando, ya no para acunarnos como en otros momentos, sino para poder aportar a políticas públicas con sentido nacional para que nos pongan a todos los argentinos en igualdad de condiciones», expresaron. 

Por último, el Movimiento de Trabajadores Excluidos – Rural (MTE -Rural), también se posicionó en contra del paro y las protestas en contra de las retenciones. A través de uno de sus dirigentes máximos, Juan Grabois, manifestaron: «Su campo no es ´el campo´». (Infocielo)

Categorías

error: Content is protected !!