|  

El Bailódromo de Carhué y un cierre espectacular

DIEGO MAYER. El músico, que animó la última noche, recibió el reconocimiento de los presentes.

CARHUÉ (Cambio 2000).- Por otra temporada, la decimocuarta, el Bailódromo de Carhué llegó a su fin. Y fue un cierre espectacular, por la gente, por la cálida noche y por Diego Mayer, el artífice de esta “linda locura” que se realizó por 14º año consecutivo bajo la organización del músico carhuense.

Fue el propio Diego Mayer quien animó el cierre de las noches de Música en la Plaza, como se denominó a este evento en sus comienzos y que, poco a poco, pasó a llamarse el Bailódromo de Carhué, como le gusta llamarlo a su gestor.

Nuevamente una multitud le puso marco a la noche de verano que se vivió este domingo 1 de marzo, con la gente bailando en la pista, con el público mirando y aplaudiendo desde la tribuna o desde sus reposeras, y con Diego Mayer poniéndole alma y vida a una de sus pasiones en la vida: cantar.

Fueron 30 noches de música, 30 noches de Bailódromo, con decenas de artistas en el escenario, con mucha gente participando cada noche -pese a algunas jornadas de frío-, pero siempre apuntalando una actividad que se ganó largamente un lugar en el verano carhuense, que crece año a año y que va en busca de la decimoquinta (15ª) temporada.

Adultos, abuelos, jóvenes y chicos, todos protagonizan el Bailódromo de Carhué, que en la última noche tuvo la particularidad de contar con parejas disfrazadas que bailaron y se divirtieron sanamente.

También fue mucha la gente de la zona que en la temporada se sumó al Bailódromo carhuense, como viene sucediendo en los últimos años.

“Amo a mi pueblo, amo hacer lo que hago y aporto mi granito de arena para que Carhué siga creciendo día a día”, dijo Diego, feliz, ante el aplauso del público, al tiempo que agradecía a los artistas que se habían presentado en cada una de las noches, a sus compañeros de trabajo, a los medios de comunicación, a las autoridades municipales y, fundamentalmente, al público que cada noche se hizo presente.

“Una más, y no jodemos más”, fue el pedido del público el domingo, cuando el músico anunciaba que se terminaba la noche de música y se despedía hasta el “próximo Bailódromo”.

Y así, a pura música, con mucho baile y alegría, se despidió ante el fervoroso reconocimiento de los presentes. Hasta el Bailódromo 2021!!!

Categorías