|  

Desde el campo advierten que no habrá faltantes, subas de precios ni cortes de ruta

Los productores aseguran que el paro se desarrolla dentro de lo previsto. Dicen que el stock es más que suficiente para evitar problemas en la sociedad.

RETENCIONES A LA SOJA. La actualización del porcentaje de derechos de exportación generó el reclamo del sector agropecuario.

En medio de la primera jornada de paro del campo dispuesto por la Mesa de Enlace tras la suba de las retenciones a la soja hasta el 33%, desde el sector aseguraron que no debería haber faltantes en las góndolas ni suba de precios, así como ratificaron que no habrá cortes de rutas.

“Este paro no tendría que generar ni faltante en las góndolas ni subas de precios porque el stock es más que suficiente”, explicó Jorge Chemes, titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). “Lo más importante es que las cuatro entidades de la Mesa de Enlace podemos trabajar codo a codo aunque desde afuera parezca que no coincidimos en algunos puntos”, agregó.

Estas declaraciones se dan mientras que algunas entidades más pequeñas o locales indicaron que no se sumarán al cese de comercialización  de granos a industrias o puertos, ni de carnes para faena en todo el país que se extenderá por cuatro días.

Sobre los motivos de la protesta,  Chemes, explicó que “es un reclamo por cuestiones de rentabilidad y excesiva carga impositiva” y graficó: “Venimos soportando un paquete impositivo muy grande. De 100 pesos que facturamos, entre 70 y 75 se lo lleva el Estado”.

De esta manera, el ruralista desestimó cualquier incentivo político detrás de la medida, señalamiento que días atrás había hecho el presidente Alberto Fernández cuando dijo que los productores autoconvocados del campo son militantes de PRO.

A su vez, indicó que la medida -tras la fallida negociación con el Gobierno- fue exigida por los productores. “Nuestras bases nos pidieron a viva voz que se lleve adelante esta medida«, contó Chemes.

Por su parte, Gabriel de Raedemaeker, vice de CRA, señaló que “la medida de fuerza se está desarrollando dentro de los parámetros previstos”. Y ante la posibilidad de que surgieran distintos cortes de ruta durante la protesta, el dirigente remarcó en declaraciones a El Destape Radio: “No vamos a cortar rutas ni impedir el paso de camiones. No se pretende molestar al resto de la sociedad”.

La tensión entre el Gobierno y el campo arrancó cuando el nuevo Gobierno actualizó los derechos de exportación que había dejado Mauricio Macri (en el caso de la soja pasaron de 24,5 a 30% y el maíz y el trigo de 6,5 a 12%) y se guardó la carta, con respaldo legislativo, de aumentar un 3% más. Esto último, la administración Fernández ahora lo usó sólo para aumentar tres puntos a la soja, pero con compensaciones para pequeños y medianos productores.

Sin embargo, los productores no creen en este sistema de compensaciones. “Es un esquema administrativo que las veces que se intentó fracasó y nunca llegó al productor. Jamás ocurrió la devolución” de retenciones, dijo Raedemaeker. (DIB)

Categorías

error: Content is protected !!