|  

Crimen de Gesell: piden la prisión preventiva de ocho de los rugbiers detenidos

La fiscal Verónica Zamboni pidió este lunes la prisión preventiva de ocho de los diez rugbiers detenidos por el homicidio agravado de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero último en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell.

DOS DE LOS RUGBIERS podrían ser liberados, al no pedir prisión preventiva para ellos.

La Plata (DIB).- A través de un escrito de 250 páginas, la fiscal Zamboni pidió al juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, quien tendrá cinco días para resolver el pedido, que «convierta en prisión preventiva la detención que vienen sufriendo Lucas Pertossi, Luciano Pertossi, Enzo Comelli, Máximo Thomsen, Blas Cinalli, Ciro Pertossi, Enzo Comelli y Ayrton Michael Viollaz, en virtud de existir elementos de convicción suficientes para considerarlos responsables de los hechos objeto de investigación, con el grado de participación ya analizado».

A su vez, pidió se disponga el cese de detención de Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, en base a lo antes analizado, aunque seguirán siendo investigados. Cabe recordar que Milanesi había sido el único que no fue reconocido por ninguno de los testigos en las cuatro ruedas de reconocimiento. El resto, con distintos roles, fueron todos ubicados en la escena fatal que terminó con Fernando muerto.

En tanto, la madre de Guarino había dicho que su hijo «no estaba en el lugar de los hechos». Sin embargo, el joven fue identificado durante la última rueda de reconocimiento.

​De las pericias inmediatas que se hicieron a los rugbiers, en el caso específico de los dos jóvenes que ahora podrían ser liberados, se encontró «eritematosa lineal en cara anterior de antebrazo izquierdo compatible con quemadura» (Guarino) y «escoriaciones lineales en segundo, tercero y cuarto dedo de mano derecha, como también en región dorsal, compatible con arañazos, escoriación en tercer nudillo de mano izquierda» (Milanesi).

Ahora, la requisitoria de Zamboni debe ser respaldada por el juez. En caso de que eso suceda, podría cambiar la rutina que los diez amigos comparten desde la llegada al penal de Dolores, ya que además de las dos liberaciones, podría implicar el traslado a un nuevo lugar de detención.

Entre las pruebas más contundentes que presentó la fiscal se halla el desglose de los mensajes de Whatssap que los imputados intercambiaron después del crimen. En uno de ellos, Lucas Pertossi, a las 4.55 de la madrugada, les comunica a sus amigos: «Estoy acá, cerca de donde está el pibe y están todos ahí a los gritos, llamaron a la ambulancia… caduco». Luego, se intercambian fotografías de unos y otros comiendo en Mc McDonald»s. A las 6.06 de la mañana, Ciro Pertossi escribe: «chicos, no se cuenta nada de esto a nadie». 

Según la autopsia, que fue entregado el 22 de enero a la fiscal Zamboni, Fernando murió «en forma traumática producto de un paro cardíaco traumático por shock neurogénico producido por múltiples traumatismos de cráneo que generaron hemorragia masiva intracraneana intraparenquimatosa sin fractura ósea».

El crimen de Báez Sosa ocurrió la madrugada del sábado 18 de enero pasado frente al mencionado boliche ubicado en pleno centro de Villa Gesell, y ese mismo día los diez rugbiers fueron detenidos en una casa que alquilaban a pocas cuadras de allí.

Categorías

error: Content is protected !!