|  

COVID-19: la segunda ola de contagios irrumpió con todo en Bahía Blanca y la zona

Sólo entre el lunes y el jueves de esta semana hubo un 134% más de contagios que en la última semana de marzo. Y si se compara esta quincena con la anterior, la suba de casos fue del 163%. Distritos como Pringles, Villarino y Puan registraron más casos en 8 días de abril que en todo marzo.

Tal como ocurrió en Europa hace ya más de seis meses, la segunda ola de contagios de Covid-19 se está extendiendo por Argentina a una velocidad que pocos preveían, provocando que los casos por jornada se dupliquen y hasta tripliquen en cuestión de días. “Esto no es una ola; es un tsunami”, graficó anteayer el propio gobernador Axel Kicillof.

   En septiembre y octubre de 2020, en su peor momento hasta ahora, la Provincia había registrado picos de 5.850 casos diarios. Sobre fines del mes pasado ese récord se rompió y la cifra llegó a 6.020, mientras que esta semana hubo varias jornadas con 10 a 12 mil contagios.

   “La situación cambió violenta y súbitamente”, lamentó el mandatario provincial al anunciar el retroceso de unas 40 comunas a Fase 3 y nuevas medidas de restricción.

   En los 15 distritos que conforman Región Sanitaria I (RSI)la escalada de casos que se observa desde los últimos días de marzo está en línea con esa expresión de Kicillof. 

   Desde el 12 al 25 de marzo los contagios totales en Bahía Blanca y la zona habían sido 1.037. En los 14 días posteriores -es decir, desde el 26 de marzo hasta anteayer- esa cifra trepó a 2.723.

   El aumento de casos, de una quincena para la otra, fue de nada menos que el 163%.

El quiebre

   En las primeras cuatro semanas de marzo la situación sanitaria se había mantenido estable en las 15 comunas de Región Sanitaria I. La media de casos semanales había fluctuado entre 540 y 630. 

   Sobre finales de ese período ya se había empezado a advertir que Bahía Blanca había pasado de una media diaria de 40 casos a 75, pero el impacto en las cifras totales aún no era significativo.

   A la semana siguiente, sin embargo, todo cambió abruptamente. 

   Entre el 29 de marzo y el 4 de abril los contagios totales treparon a 1.027; es decir, un 77% más que en los siete días previos. 

   Y lo ocurrido esta semana fue incluso peor: desde el lunes al jueves se contaron 1.379 casos en el ámbito de RSI. Dicho de otro modo: en apenas cuatro días hubo un 32% más casos que en la semana anterior, y nada menos que un 134% más que en la última semana de marzo.

¿El arrastre de Bahía Blanca?

   Hasta el 27 de marzo Bahía Blanca había registrado un promedio de 43 casos diarios, pero del 28 de ese mes al 4 de abril pasó a una media de 82 por día. Entre lunes y jueves de esta semana, en tanto, saltó nada menos que a 211 por jornada.

   Esta tremenda escalada de contagios induce a pensar que ese distrito es el que está traccionando el deterioro de los registros regionales de Covid-19. 

   Sin embargo, las estadísticas muestran que las otras 14 comunas, en conjunto, están sufriendo una crisis sanitaria similar.

   Durante la última semana de marzo Bahía tuvo 346 casos, cifra que saltó a 622 (+80%) en la siguiente y a 844 (+144%) entre el lunes y jueves de esta semana.

   Los restantes 14 partidos de Región Sanitaria I, en tanto, registraron en conjunto 233 casos en la última semana del mes pasado, y luego saltaron a 405 (+74%) y a 535 (+130%), respectivamente. 

   Como se puede observar, los porcentajes de aumento de casos semanales en Bahía y en la zona no difieren mucho entre sí.

Casos activos

   El deterioro sanitario de la zona también se puede apreciar en el notable crecimiento que experimentaron los casos activos.

   Desde el 1 al 27 de marzo la media diaria de personas cursando la enfermedad, en el ámbito de Región Sanitaria I, fue de 714.

   Del 28 de marzo al 4 de abril, en tanto, ese promedio trepó a 1.031 (+44%), mientras que entre el lunes y jueves de esta semana saltó a una media de 1.667 (+133%).

   El impacto más fuerte lo sufrió Bahía Blanca, que pasó de un promedio de 320 activos (del 1 al 27 de marzo) a 583 en el período siguiente (+82%) y a nada menos que 1.012 en los primeros cuatros días de esta semana. Esto representa una suba de casi el 216%.

   En la zona el salto fue menor: de una media de 393 a 448 (+14%) y, de allí, a 654 (+66%) en los mismos períodos. La tendencia, de todas formas, es claramente alcista.

En rojo

   Los 15 distritos que conforman Región Sanitaria I superaron esta semana los 35.400 casos desde el inicio de la pandemia, y llegaron al último jueves -día en que se cerró este trabajo estadístico- con más de 2.100 casos activos. Esta última cifra representa el triple del promedio de todo marzo, que fue de 736.

   Al día 8 se habían registrado 1.969 contagios en estas 15 comunas. Es decir, en algo más de una semana se dio el 68% de todos los casos de marzo, que fueron 2.876.

   En promedio, desde el 1 al 8 de abril se produjeron 246 casos por día, la cifra más alta desde que comenzó la pandemia, muy por encima de la media de enero pasado (214) y de octubre de 2020 (211), los dos meses más críticos hasta el momento.

   El dato más sorprendente, sin embargo, surge al comparar los contagios que tuvieron los distritos de la zona en lo que va de abril con los de marzo.

   Aquí aparecen casos sorprendentes, como los de Coronel Pringles, Villarino y Puan. El primero registró al último jueves 61 contagios, contra 37 de marzo (+165%); el segundo llegó a 50, contra 35 del período anterior (+143%); y el tercero 47, sobre 35 de marzo (+134%).

   El resto aún no sobrepasó los contagios de marzo, pero 7 de ellos ya tienen entre el 70% y el 85% del total. De los distritos más grandes, Bahía Blanca es el único que se encuentra en esta situación: en 8 días tuvo 1.193 contagios, lo que constituye el 76% de los 1.568 de todo el mes anterior. 

Vacunación

   Mientras tanto, continúa la vacunación contra el Covid-19 en la zona. Al cierre de este informe se habían aplicado 95.261 dosis, de las cuales 75.562 corresponden al primer componente y, 19.699, al segundo.

   Esto indica que al menos el 38% de la población objetivo -personal estratégico, adultos mayores y personas con factores de riesgo- ya han recibido al menos una dosis de la vacuna.

   Si se compara con la población total de los 15 partidos, en cambio, el porcentaje de personas inmunizadas total o parcialmente ronda el 10%. ( Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com)

Categorías