|  

Correo de Lectores / ¿Cómo iniciamos las clases las y los docentes de la provincia de Buenos Aires?

 QUEREMOS VOLVER A CLASES, PERO NO CON ESTOS SALARIOS  

 Enfrentando tres engaños y un dilema.

 PRIMER ENGAÑO: “El acuerdo salarial asegura un monitoreo para superar la inflación”

 El año pasado nos prometieron lo mismo. Hubo muchas reuniones de “monitoreo”, ¿el resultado? Quedamos debajo de la inflación en diez de los doce meses del año. Las pérdidas mensuales nunca fueron compensadas, ni siquiera forman parte de la negociación.

 Necesitamos una actualización mensual por inflación de nuestros salarios. Si de verdad pretenden que nuestros sueldos la superen, ¿por qué no nos dan esta garantía?

 SEGUNDO ENGAÑO: “Hoy, con alegría, vemos que la preocupación de los docentes es no pagar ganancias”

 Son palabras del presidente Alberto Fernández, dando a entender que han crecido mucho nuestros ingresos. Pero casi nadie gana eso: un preceptor/a, o un maestro/a de grado, con el máximo de antigüedad y doble cargo, no llega al piso de ganancias. Tampoco un director/a, ni un profesor/a con veinte módulos y 14 años de antigüedad.

 La realidad es que, según la última propuesta salarial, recién en el mes de agosto una maestra de grado con un cargo comenzará a cobrar los $163 mil pesos que el Indec calculó como ingreso básico para una familia ¡en enero! del 2023. Para no ser pobres, la mayoría de los/as docentes se ven obligados a trabajar ocho horas frente a alumnos, más todo el trabajo extra-escolar que se llevan a su casa y ningún gobierno reconoce.

 Para hablar de recuperación salarial, hace falta que el salario de un cargo equivalga a la canasta familiar.

 TERCER ENGAÑO: “Por amplísima mayoría la docencia decidió aceptar la propuesta salarial”

 ¿Hubo consultas o asambleas en tu escuela para decidir sobre la oferta salarial? ¿Quiénes, cuántos, terminan decidiendo aprobar la propuesta en nombre de todos/as?

 La baja convocatoria o ausencia de democracia gremial, ¿no pone en duda la representatividad de las mencionadas “amplísimas mayorías” docentes?

 Por último, EL DILEMA: ¿Hasta cuándo seguiremos permitiendo que digan y hagan lo que quieran con nuestros salarios?

 Por ahora, nos unimos para manifestar públicamente que, lejos de lo que afirma el gobierno y avalan los gremios, nuestro trabajo como educadores/as no es valorado como se merece.

Se adjuntan las siguientes firmas de docentes del Distrito:

Acosta, Sandra EP N°1 Carhué
Andreis, Ludmila EE N°501 Carhué
Baumgartner, Cintia EP N°41 Rivera
Benozzi, Rocío   Villa Maza
Bianchi, Sonia Isabel Jardín N°901 Carhué
Cabrera, Camila EE N°501 Carhué
Cabrera, Cecilia EP N°6 / EE N°542 Villa Maza
Diez, Melisa IMM Rivera
Exner, María Gabriela EESA N°1 / ES N°3 Rivera
Ferreyra, Camila EE N°502 Rivera
Frank, Janet EE N°502 Rivera
Gallinger, Estefanía EP N°1 Carhué
Guevara, María EE N°501 / Jardín N°909 Carhué
Hegel, Gabriela IMM  Rivera
Kamlofky, Cristian EESA N°1 Rivera
Kenf, Joaquín Reynaldo EESA N°1 / IMM Rivera
Kloster, Betina Jardín N°902 Rivera
Kosak, Ezequiel EE N°502 Rivera
Kosak, Laura EESA N°1 Rivera
Ilekis, Martina   Carhué
Machado, María José IMM / EES N°3  
Meloni, María Paula EE N°501 Carhué
Noli, Mariana Alejandra EE N°502 Rivera
Pasquale, Florencia EE N°501 Carhué
Peñaflor, Silvana EESA N°1 Carhué
Prunell, Cecilia ES N°6 San Miguel Arcángel
Rantucho, Laura EE N°502 Rivera
Roseró, Laura EP N°6 Villa Maza
San Martín, Mauro EP N°5 Thames
Sánchez, Aylen EE N°501 Carhué
Spetter, Yanina EP N°45 Carhué
Suárez, Ana Paula CEC N°801 Rivera
Toscano, Daiana EE N°502 Rivera
Vicario, Yanina ES N°3 /  EAS N°1 / ES N°2 Carhué

Categorías