|  

Conmoción en Tucumán por el femicidio de Abigail, una nena de 9 años

Su cadáver fue hallado en un terreno baldío del barrio Villa Muñecas, en San Miguel de Tucumán. La familia denuncia inacción policial.

Este domingo 18 de octubre, el femicidio de una nena de 9 años conmocionó a San Miguel de Tucumán: Abigail Riquel había salido a visitar a una amiga pero nunca regresó. Su familia quiso denunciar su desaparición, pero la Policía se negó a tomarla. El cuerpo sin vida de la niña fue hallado en un terreno baldío 8 horas después.

«Salió a las 9:30 de mi casa para ir a la casa de su amiga. La habían visto en la esquina juntando latitas para vender. Salimos a buscarla, por el canal y pasamos por aquí (lugar donde fue hallada) pero lo hicimos en moto”, relató a Telefe Tucumán Pamela, hermana de la víctima.

CONSTERNACIÓN. Familiares de Abigail hablan con los medios.

El área en cuestión se encuentra delimitada por las avenidas Francisco de Aguirre y América, donde se encuentra su casa, por lo que todas las sospechas apuntan a un vecino de nombre José, al que apodan «Culón». Al momento, el hombre se encuentra prófugo y su casa fue quemada por los vecinos.

Otra de las fuertes críticas de la familia de Abigail apunta hacia la inacción policial: «En la (Comisaría) 12 no nos quisieron tomar la denuncia porque tenían que pasar 24 horas. Después llamamos y nos dijeron que no había móviles. Cortamos la calle en el Congreso y aquí. La Policía llegó cuando mi hermana ya estaba muerta”, añadió Pamela. 

REACCIÓN. Los vecinos prendieron fuego la casa del principal sospechoso.

«Abigail no tenía la culpa para que le hagan eso, que la maten como a un perro» -expresó Pablo Riquel, padre de Abigail- «Ella era una chica muy divertida, muy tranquila. Jugaba con su hermanito, con su vecinito. No se acercaba a nadie y no iba a ningún lugar. Era una chica buenita. Ahora me la mataron, me la tiraron por ahí”.

Y siguió: «Yo anduve desde las 11, cuando mi hija ya no estaba, hasta las 17, cuando la encontramos. Fui a poner la denuncia y el comisario me dijo que no podía tomarla porque podía estar en la casa de un amigo (…) Les dije que si no me tomaban la denuncia, que se acercaran y la busquen porque yo ya no podía. Me fui por todos lados y no la podía encontrar. Dos milicos se acercaron, pero anduvieron media hora; luego, se fueron. Fui a la comisaría a pedir explicación, y me respondieron que no tenían móviles y que los oficiales estaban cansados».

El caso lo lleva adelante la Unidad Fiscal en Homicidios I, a cargo de Ignacio López Bustos. Según las primeras informaciones, el hombre al que buscan las autoridades tendría antecedentes. (Filo News)

Categorías