|  

Comienzan a trabajar en la cancha de hockey del Club Deportivo Sarmiento de Carhué

El Rojo comenzó con la planificación del movimiento de suelo para instalar el tan deseado césped sintético que adquirió días pasados. La idea del club es que esté instalado antes de fin de año.

CARHUÉ (Cambio 2000).- Atrás van a quedar aquellos partidos disputados por última vez en su cancha de tierra. Durante estos días, comenzaron los trabajos para lograr el sueño que el club desea desde hace años.

Es que, como adelantábamos en ediciones anteriores, el Club Deportivo Sarmiento de Carhué abonó a la empresa Atlantis Sports el 65% del pago total para contar con su cancha de césped sintético.

En ese marco, CAMBIO 2000 se reunió con los integrantes de las distintas aéreas de la comisión directiva: Osvaldo Detzel, Marcos Ebertz, Juliana Milla y Graciana Lick, para hablar de esta obra histórica para el hockey carhuense.

“Estamos a muy poco de concretar el sueño y nos sentimos muy conformes y agradecidos con toda la gente que nos apoyó desde un primer momento, tanto comisiones directivas, subcomisión, cuerpo técnico y jugadoras, como socios y colaboradores en general”, contaron los dirigentes a este medio.

En ese sentido, recordaron que “este proyecto comenzó hace dos años cuando lanzamos la presentación en la Casa de la Cultura, donde asistió mucha gente y había grandes expectativas”.

En cuanto a la magnitud de la obra, sobre todo desde el aspecto económico, añadieron que “en el momento del lanzamiento, como para tener una referencia, la cotización del dólar estaba a $ 27 y lamentablemente, a las pocas semanas, subió $ 40”.

“Durante ese transcurso, de inestabilidad, parecía inalcanzable porque habíamos proyectado la venta a todo público de metros cuadrados en pesos, con un valor de $ 700 el m2. Sin embargo, cuando parecíamos que alcanzábamos el valor del césped sintético, el dólar seguía subiendo”. 

“Lo mismo nos pasó cuando comenzamos la segunda campaña de venta de m2 y la continuidad de la rifa anual, que fue cuando nos agarró la pandemia”, sostuvieron.

No obstante, la comisión directiva coincidió que a mediano plazo el tipo de cambio de peso al dólar les resultó beneficioso.

“Teníamos ahorros en dólares y la empresa nos presupuestó el valor al tipo de cambio oficial Banco Nación con la opción de pagar en pesos o dólares. Entonces, ante esa situación y posibilidad, pudimos convertir nuestros ahorros en muchos más dólares de los que pensábamos que teníamos”, dijeron.

A partir de esta situación, Sarmiento avanzó prontamente y le abonó a Atlantis Sports el 65% del pago total de la alfombra de césped sintético, financiando el porcentaje restante en 24 cuotas en dólares.

En ese sentido, los dirigentes hicieron hincapié en la creación de la Subcomisión de la Cancha de Sintético, ya que con esta división se dedicaron exclusivamente a trabajar para tal fin.

Indicaron que “la subcomisión de la Cancha de Sintético hizo venta de comidas varias, eventos en el boliche, las dos campañas de venta de m2 y la rifa anual, donde todo lo recaudado se destinó al fondo del césped sintético”.

“Parecía difícil de concretar en cuarentena, sobre todo cuando comenzábamos con la Fase 1 el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, pero los socios colaboraron con las cuotas y el grupo no bajó los brazos, pese a la situación lógica que estábamos atravesando”, recordaron.

Sumado a esto, Sarmiento hizo uso de un beneficio legal. Es que al estar ordenado y en regla en cuanto a Persona Jurídica, pudo acceder a exención de impuestos y tasas alcanzada por la Ley 16.774 (también llamada Ley “Boca Juniors”) destinada a los clubes en regla que efectúan obras de construcción, refacción o ampliación de estadios o instalaciones deportivas.

“Precisamente, y a través de la Ley ‘Boca Juniors’, Sarmiento no va a pagar IVA del sintético, lo que nos permite incluso ahorrar el 21% del total de la obra”, manifestaron.

“Para adelante, siempre”

Respecto a la base de la cancha, comentaron que “el año pasado se avanzó bastante en la superficie y ahora restaría avanzar con el arquitecto Germán Elsegood, para así planificar la nivelación y compactación del suelo y continuar con la base de cal, que es lo que más demoraría, porque es manual y a escuadra”.

“Los costos que representan la base del suelo serán cubiertos por un grupo de socios del club, que se juntaron y están dispuestos a colaborar para poder colocar el sintético lo antes posible”, adelantaron.

“Una de las conversaciones que tuvimos con Atlantis Sports es que si nosotros pagábamos el sintético, en este caso el 65%, ellos comenzaba a tejer la cancha y la colocaban en un lapso de 45/50 días, dándonos la opción también de retenerla en su depósito en caso de que la superficie no esté culminada”.

En ese marco, los dirigentes expresaron que optaron por la primera opción. “Vamos a trabajar para ello. En caso de que no lleguemos a culminar la superficie del suelo, guardaremos la alfombra en nuestra sede social para cuando se pueda colocar”, expresaron.

“Somos conscientes que en este contexto no se termina de visibilizar el logro que estamos alcanzando, pero cuando nos volvamos a ver será increíble y va a contagiar a un montón de chicas para que se sumen al deporte. Una cosa es viajar todos los sábados, que eso aburre y desgasta, y otra cosa muy distinta es tenerlo a cinco cuadras de tu casa”, enfatizaron desde el club.

“También -prosiguieron-, va a permitir que la familia se acerque a Sarmiento a ver a las nenas, porque antes tenían que viajar a Pigüé o Puan, todos los fin de semana”.

“El día que lanzamos la campaña por supuesto que movilizó y recibimos llamados desde todos lados, desde el saludo de la Federación (Hockey Sudoeste) hasta la gente del club. Se trata de un paso hacia adelante para las chicas que van a poder competir en igualdad de condiciones con el resto de la zona. Ellas entrenaban en el gimnasio y en cancha de tierra, y así y todo consiguieron resultados y muy buen nivel”, pusieron de relieve.

“Teniendo la cancha en el predio también vamos a liberar las instalaciones de la sede social para las otras actividades del club”, comunicaron.

Asimismo, aprovecharon el espacio para realizar una aclaración. “Queremos pedirles disculpas a los vecinos por el trabajo realizado, se tiraba y volaba la tierra. Y aclararles, por el tema de los pinos que se sacaron, que el club proyecta volver a forestar y parquizar el predio con árboles que no solo no dañen el mantenimiento de la alfombra, sino que también genere nuevos espacios verdes para disfrutar en la ciudad”.

 “La idea es continuar vendiendo metros para cubrir el resto del porcentaje a la empresa, trabajar en la iluminación y remodelación de los vestuarios”, afirmaron.

“Y por supuesto que creemos que va a ser un empuje para el turismo en cuanto al armado de torneo regionales y provinciales, ya que Carhué a diferencia de la zona cuenta con plazas hoteleras superiores”, resaltaron.

Al finalizar el reportaje, los integrantes de las distintas aéreas de la comisión directiva, Osvaldo Detzel, Marcos Ebertz, Juliana Milla y Graciana Lick, destacaron a todas las personas que nunca bajaron los brazos y realzaron el lema del club en un mensaje mancomunado: “Para adelante, siempre”. (Foto de portada: CANCHA DE CÉSPED SINTÉTICO. Integrantes de las distintas áreas de la comisión directiva, con el arquitecto Germán Elsegood)

Categorías