|  

Clerysa pone en marcha el lunes 7 la distribución gratuita de agua de mesa para los vecinos de Carhué

Guillermo Cayssials, presidente del consejo de administración de Clerysa, dijo a Radio 2000 que “cada usuario debe llevar su bidón o envase y, con ellos, dirigirse al local de expendio”. Se permitirá que cada persona llene dos bidones cada vez que concurra, en base a sus necesidades. “De cualquier manera, pedimos ser racionales en el uso del agua, porque es un recurso escaso”, expresó.

CARHUÉ (Cambio 2000).- El próximo lunes 7 de junio, CLERySA pone en marcha el plan de distribución gratuita de agua de mesa para los vecinos de Carhué, en la planta ubicada en el acceso a la ciudad por Ruta 33, entre el radio urbano y el barrio Arturo Illia.

GUILLERMO CAYSSIALS. Presidente del consejo de administración de Clerysa.

Para conocer más información al respecto, CRUZANDO EL PUENTE entrevistó al presidente del consejo de administración de la Cooperativa, Ing. Guillermo Cayssials, quien explicó en qué consiste el plan, cuáles son los motivos por los cuales se implementa y cómo es la modalidad de entrega, entre otros puntos de interés.

“Emprendemos este proyecto con la comunidad, porque históricamente, CLERySA ha entregado a los consumidores un agua que desde el punto bacteriológico es perfectamente potable, pero que químicamente, por la naturaleza de nuestros suelos, tiene un contenido de arsénico y fluor, superior al recomendado por la organización Mundial de la Salud y el Gobierno nacional”, comenzó diciendo el presidente por RADIO 2000.

“A través del tiempo, hemos intentado mejorar el agua con distintos emprendimientos, con carbón activado, otro iniciado por el SPAR por adsorción por floculación, y no funcionaron. Y la única manera que encontramos para satisfacer la necesidad de la comunidad de consumir agua de calidad, fue proveerla en bidones. De ese modo, en su momento también tuvimos un emprendimiento en tal sentido, pero como no funcionó económicamente, lo tuvimos que cerrar”, expresó Cayssials.

“En ese marco, el servicio que proponemos ahora y que inicia el próximo lunes, es entregar un agua de la calidad de la de mesa, que está dentro de los requerimientos de la OMS y del Estado nacional y provincial; pero en lugar de venderla, la idea es que el vecino que vaya necesitando, pueda ir y servirse en forma gratuita esta agua que está tratada con un proceso de ósmosis inversa, garantizada y controlada periódicamente en cuanto a calidad”, detalló.

“Nosotros debemos responder a los asociados, que es la totalidad de la comunidad, si tenemos en cuenta que todas las viviendas del pueblo, o su gran mayoría, están conectadas al servicio de agua; o sea que directa o indirectamente toda la ciudadanía es parte”, afirmó Cayssials.

“Pero en este caso, no vamos a entregar el agua envasada, sino que cada usuario debe llevar su bidón o envase, y con ellos dirigirse al local de expendio, donde hay cinco grifos, que si bien están separados debidamente uno de otro, por una cuestión de pandemia vamos a habilitar sólo tres, y facilitar así el distanciamiento social, mientras permitiremos que cada persona que vaya, llene dos bidones cada vez que concurra, en base a sus necesidades, pero de cualquier manera, pedimos ser racionales en el uso del agua, porque es un recurso escaso”, expresó.

“Otras de las cuestiones en la que queremos hacer hincapié es que el agua que CLERySA entrega, es muy buena, pero siempre hay que llevar un bidón qué esté en las condiciones debidas, limpios por fuera con detergente, y por dentro con algunas gotas de lavandina. También recomendamos que el agua no esté más de quince día sin ser consumida dentro de los bidones; por lo cual habría que evitar el almacenamiento. En invierno puede durar quizá un poco más, aunque no así en verano”, puntualizó.

“El agua tiene un sistema de protección contra bacterias, por el agregado de ozono y del ion plata, que es un bactericida poderoso e inocuo para el ser humano, pero no tiene cloro, como el agua de red, que en escasa cantidad, tiene”, informó Cayssials.

Atención de lunes a viernes

PLANTA DE AGUA DE MESA DE CLERYSA. Los vecinos deben concurrir con bidones para aprovisionarse de agua de mesa.

Enseguida contó que para retirar el agua, los vecinos pueden acercarse “los lunes de 8:30 a las 15:00, y de martes a viernes de 8:00 a 15:00, a la planta ubicada en el acceso a Carhué, entre el radio urbano y el barrio Arturo Illia. El lunes habrá media hora menos de atención, porque los lunes desde las 7:00 se hará el vaciado del remanente del viernes, y una limpieza”.

“En el lugar habrá un personal que se encargará de controlar, limpiando el piso, y ordenando, así como para ordenar y controlar que no se llenen más de dos bidones, más que nada si hay cola, por una cuestión de respeto hacia quien está esperando”, señaló Cayssials.

“Sabemos que hay gente que va a ir a buscar agua para sí mismo, y tal vez para un vecino que no puede hacerlo; lo que será posible, pero lo que no queremos es que una persona llene diez bidones, y haya otros afuera; si no hay nadie, que lo haga, pero si hay más vecinos, tendrá que regresar en otro momento”, dijo.

“Tampoco limitamos el tamaño de los bidones, por el hecho de que quizá haya alguien que va en una bicicleta y le resulta más fácil portar dos bidones de cinco litros, y otro llevará uno de 20; en eso no hay problema”, remarcó.

“Asimismo -prosiguió-, para aquella gente que tenga dificultades para ir a buscar, estamos viendo la manera de hacer un convenio para que quienes puedan prestar el servicio de reparto, lo hagan. Sabemos que mover un bidón no es simple, sobre todo para una persona mayor, pero veremos cómo se resuelve este tema a través de un prestador que cobre solamente el servicio de ir a buscar el agua”.

El Ing. Cayssials señaló luego que “el emprendimiento se sustenta con recursos del presupuesto propio de CLERySA; no hay ayuda del Estado, y ni siquiera lo hemos tramitado; lo hacemos por cuenta de la cooperativa con el presupuesto que cuenta el departamento de agua”.

“Esta nueva modalidad, es en respuesta a una necesidad de la población; y nunca hemos recibido demandas formales de los asociados, pero dese la cooperativa sabemos que estamos con el problema de los índices no recomendados de arsénico y flúor, al que no le hacemos oídos sordos. Nosotros también consumimos el agua, y particularmente la de red, de la canilla, pero si los organismos pertinentes recomiendan bajar esos parámetros, hay un motivo, del cual somos conscientes. Todos merecemos tomar el mejor agua que la cooperativa pueda dar, con niveles de arsénico y flúor adecuados”, manifestó.

“De igual modo -continuó-, con el agua no es el único modo con el que consumimos arsénico, sino que lo hacemos también a través de otros productos, pero creemos que el agua es una de las necesidades básicas, de la que debemos consumir al menos dos litros por día; y la idea es que la misma no lleve ese nivel de contaminantes que en el futuro puedan generar arsenicismo u otro problema en la salud”. (Cambio 2000)

Categorías