|  

Caso Chano: imputaron por «lesiones gravísimas» al policía que le disparó al músico

Facundo Amendolara será investigado por haber efectuado el disparo.

AMENDOLARA. Fue recibido por el ex policía Luis Chocobar.

El fiscal Martín Zocca, que investiga las circunstancias en las que el músico Chano Charpentier (39) terminó con un disparo en el abdomen luego de que le disparara el policía Facundo Nahuel Amendolara (27), imputó por “lesiones gravísimas” al efectivo.

La decisión se conoció el mismo día en que el cantante recuperó la conciencia en el Sanatorio Otamendi, luego de ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones ocasionadas por el arma de fuego, que le valieron perder un riñón, el bazo y parte del páncreas.

En esa línea, Zocca, a cargo de la UFI 1 de Delitos Complejos de Zárate-Campana, notificó esta mañana formalmente al policía Amendolara y a su defensa de la imputación por ese delito contemplado en el artículo 92 del Código Penal.

El efectivo de la Policía Bonaerense permanecía bajo investigación desde el domingo a la medianoche, momento en que disparó contra Chano cuando el músico intentó atacarlo con un cuchillo en medio de un brote psicótico.

Después de reunir las pruebas necesarias, Zocca definió imputar a Amendolara por el delito de «lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial», que tiene una pena entre 3 y 15 años de prisión.

Tras la acusación formal, el abogado defensor del efectivo policial, Fernando Soto, se refirió a la imputación y aseguró que Amendalara disparó porque “era su vida o la de Chano”.

“¿Qué tenía que hacer? ¿Dejarse apuñalar y terminar muerto?”, se preguntó Soto, quien también fue representante legal de Luis Chocobar en la causa por homicidio que enfrentó hasta hace unos meses.

Al respecto, el letrado relató que el policía llegó con sus compañeros a la casa de Chano, luego de que la madre del músico, Marina Charpentier, pidiera asistencia porque su hijo se comportaba violentamente.

“Vieron a los médicos y había tres ambulancias psiquiátricas. Nadie se quería acercar porque en otro episodio de internación, Chano los había corrido con un cuchillo. Tenían miedo”, manifestó Soto.

Según el letrado, Chano estaba adentro de la casa y “la madre, desesperada, les decía que su hijo estaba totalmente desbordado y les pedía que entraran para internarlo, pero él (el músico) decía que los iba a matar a todos, hasta que finalmente aceptó salir al patio”.

“Había poca luz, pero (los policías) lograron ver que Chano entró a la cocina y abrió un cajón. Escucharon hasta el ruido de los cubiertos. Después salió con las manos adentro de la campera y dijo ‘bueno, bueno, vamos a hablar”, continuó Soto.

En esa línea, el abogado agregó que en ese momento “la madre le dijo ‘tranquilizate Chano, vayamos al hospital Otamendi’, y «ahí fue peor, porque completamente sacado, y con un cuchillo de hoja larga, primero lo quiso apuñalar al otro oficial (Mariano Giacco), que enseguida tomó distancia”. (Diputados Bonaerenses)

Categorías