|  

Buscan a mochilero pampeano: la última llamada a sus padres la hizo en Pigüé

Malcom Jesús Rodríguez tiene 23 años, es oriundo de Anguil y quería recorrer el país. Su familia perdió contacto tras la comunicación del 8 de julio. Pasó por Bahía Blanca haciendo dedo.

“Cada tres o cuatro días tenia contacto, tenemos terror de que le haya pasado algo”. Así se manifestó la familia de Malcom Jesús Rodríguez, un joven mochilero de 23 años oriundo de La Pampa que se encuentra desaparecido desde el 8 de julio, última vez que mantuvo conversación con sus padres.

Malcolm tenía la idea de recorrer el país a dedo, llevando con él su mochila y una carpa. Por eso, el pasado 8 de junio saludó a su madre Andrea, su padre Máximo y su hermano menor, y les prometió que los mantendría informados sobre qué lugares iba visitando. Partió de su casa, ubicada en la localidad de Anguil, a 27 kilómetros de la ciudad de Santa Rosa, y poco a poco fue llegando a la provincia de Buenos Aires.

“Cada vez que agarraba señal me mandaba un mensajito”, aseguró Andrea en declaraciones a la señal TN. En ese sentido, señaló que el último contacto con su hijo fue el 8 de julio. En ese momento, le manifestó que se dirigía desde Dufaur hacia Pigüe.

“El 8 estaba en Punta Alta, había llegado a Bahía Blanca haciendo dedo y después caminó. Sabemos que desde ahí iba a seguir a Pigüé, pero se perdió contacto”, precisó la mujer.

Malcom es de contextura delgada, tez trigueña, ojos marrones, pelo color negro, tiene barba, mide 1,70 metros y tiene un tatuaje en la espalda de un dragón

En tanto, la madre del joven desaparecido realizó la denuncia en la sede policial de Anguil, que se comunicó con la seccional de Pigüé. Desde allí comunicaron que hay testigos que afirman haberlo visto y que “tomó un tren hacia Buenos Aires”.

Según informó el diario pampeano La Arena, cuando su madre llamaba a su celular, se escuchaba “que el teléfono no corresponde a un abonado en servicio”. Desde ese instante dejó de tener noticias sobre él.

En el momento que se fue de su hogar, Malcolm vestía una remera y pantalón negro, borcegos marrones, una mochila azul y negra donde llevaba ropa, una bolsa de dormir verde y una carpa naranja. Es delgado, tiene cutis oscuro, ojos marrones, pelo color negro, barba, mide 1,70 metros y posee un pequeño tatuaje en la espalda de un dragón. Trascendió que no llevaba mucho dinero en efectivo. Esto se debe a que en sus planes estaba la posibilidad de buscar trabajo durante su viaje para poder costear los distintos gastos. (La Brújula 24)

Categorías