|  

Bahía Blanca: un ladrón entró a su casa, la robó pero antes de irse le dio un abrazo y un peculiar consejo

El insólito episodio ocurrió en Bahía Blanca. Un delincuente asaltó a una mujer pero, antes de escapar con sus pertenencias, la abrazó, le dijo que lo hacía para darle de comer a sus hijos y le aconsejó que no dejara más abierta la puerta de su domicilio.

El episodio ocurrió pasadas las 19 horas de este lunes cuando la víctima, identificada por los voceros como Patricia Morales de 55 años, fue sorprendida por el ladrón en el interior de su casa ubicada en la calle Castelli ubicada al 900 de Bahía Blanca.

Fuentes policiales señalaron que, sin armas, el delincuente le exigió a la mujer la entrega de dinero en efectivo y oro porque necesitaba “darle de comer a sus hijos”.

Tras apoderarse de 10.000 pesos de la cartera, un teléfono celular y hasta pastillas de un ansiolítico, el ladrón abrazó a la mujer y le recomendó que no dejara más la puerta de la casa sin llave, tras lo cual escapó a pie.

La mujer radicó una denuncia en la comisaría segunda de Bahía Banca, cuyos efectivos iniciaron la búsqueda del ladrón y alizaban las cámaras de seguridad ubicadas en el sector para tratar de identificarlo.

La víctima contó que fue abordada por el delincuente mientras ingresaba a su vivienda, luego de pasear a sus perros. El ladrón entró por atrás suyo y le dijo que no se asustara, que era un robo.

“Me dijo que no era asesino, que era chorro para darle de comer a sus hijos”, expresó la mujer, al detallar que “se llevó diez mil pesos, el celular y se tomó tres Clonazepam”.

“Me dio un abrazo y me recomendó que no deje más la puerta sin llave”, detalló la víctima y concluyó: “Doy gracias a Dios que no estaba armado, fue un mal momento y estoy bien”. (TodoProvincial)

Categorías