|  

Arquitectos del distrito VII del Colegio Provincial realizaron una recorrida fotográfica de las obras de Salamone en Carhué

El itinerario incluyó Tres Lomas, Guaminí, Carhué, Salliqueló y Pellegrini. Las fotos se expondrán en el Museo de Arte y Urbanismo Adela Margarita Martínez, de La Plata. La importancia de valorar el patrimonio arquitectónico y urbanístico.

Arquitectos del distrito VII del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires, que abarca quince partidos y está presidido por Raúl Sotelo, pasaron por Carhué en el marco de un viaje por cinco localidades de nuestra región, que también incluyó Tres Lomas, Guaminí, Salliqueló y Pellegrini. El objetivo: conocer la obra de Francisco Salamone en la zona, para hacer visible nuestro patrimonio y difundirlo a través del diálogo fotográfico.

“El Colegio de Arquitectos de la Provincia está dividido en diez distritos. Nosotros somos el VII, al que pertenecen estas cinco ciudades que visitamos”, contaron a CAMBIO 2000 los profesionales Laura Cortés, Martín Banchero y Roxana Carretero, quienes participaron de la experiencia que, además, es la primera desde que comenzó la pandemia.

Asimismo, Martín Banchero contó que normalmente se realizan este tipo de viajes y que es la segunda vez que emprenden la ruta de Salamone. “Esta vez es para una muestra que se va a hacer a partir del 10 de junio en el Museo de Arte y Urbanismo Adela Margarita Martínez. Nosotros estamos sacando fotos sobre estas cinco ciudades en las que Salamone realizó su obra”, expresó. Específicamente, la muestra será en Casa Curutchet.

Respecto a lo observado en su itinerario, Laura Cortés señaló: “Cada pueblo o cada ciudad está tratando de poner en valor los edificios de Salamone. Cuesta mucho, por un tema político, burocrático y por la monstruosidad de los edificios”.

A su turno, Banchero agregó: “A lo mejor una cosa que llama la atención es que, quizás por la magnitud de las ciudades de nuestro distrito, la gente no toma conciencia de la importancia que tienen estas obras. Nos llama la atención no sólo en la gente, sino también en los funcionarios, que están empezando a revalorizar esta obra, pero que no toman dimensión de que son obras demasiado importantes para lo que son nuestras ciudades. Es el emblema más grande que tenemos en el distrito 7 y, a su vez, están en las localidades más chicas, que tienen estas obras que son de gran importancia y trascendencia mundial”.

En este mismo sentido, Roxana Carretero enfatizó: “También buscamos que cada comunidad se apropie y sean su orgullo estas obras. Ayer nos contaban en Guaminí, donde es muy importante la obra respecto a la ciudad, que ya desde que se construyó la gente no reaccionó demasiado bien, por la relación entre la obra y la ciudad que es pequeña. Entonces es relevante que la gente se apropie de las obras”.

“En este proceso -explicó Banchero- la pata nuestra es importante, para gestionar ante autoridades, pero también es importante la labor de los periodistas para que la gente se empodere. A nivel mundial se está empezando a redescubrir lo que es el patrimonio. Si la gente empieza a sentir el orgullo de esta obra, va a tomar una impronta que seguramente va a hacer que tenga la mirada seguramente de los funcionarios correspondientes”.

 EN EL HALL DEL MUNICIPIO. En su recorrida, los profesionales se fotografiaron en el Palacio Municipal.

“Nos sorprendió la riqueza urbanística que tiene el centro de Carhué”

En otro tramo del diálogo con CAMBIO 2000, los arquitectos expresaron sus sensaciones acerca de cómo encuentran a Carhué. 

“Yo había venido hace mucho y la veo muy linda, muy cuidada”, contó Carretero. “Están revalorizando lo que tienen, para que la gente venga a visitarlo. Lo que nosotros vinimos a ver, pero también Epecuén. Ahora lo veo organizado para que el turista que entre lo cuide, no lo toque, entienda lo que está viendo. Además de la belleza natural”, añadió.

Por su parte, Banchero valoró “la riqueza urbanística que tiene el centro de la ciudad”. En este sentido mencionó “el sector de la iglesia, la plaza… tienen una plaza con un concepto distinto al que se hicieron cuando se fundaron estas cien ciudades”. 

“Es el único lugar del mundo donde se fundaron cien ciudades. Particularmente Carhué tiene en su centro una riqueza urbanística que no es normal en el resto de las ciudades, por la forma que tiene la plaza, cómo se apropia la iglesia, el Municipio a ser parte de la Plaza, como otros edificios contiguos. Las diagonales peatonales que luego se transforman en peatonales vehiculares… es probable que los ciudadanos de acá, como nacieron acá, quizás no tengan dimensión de lo lindo y lo acogedor que es. Pero son lugares con mucha belleza para vivirlos y disfrutarlos. No hay muchas plazas en Argentina con tanta riqueza urbana”, puso de relieve.

“Ha sido muy lindo, la verdad, y vemos que nos quedan un montón de cosas. Vamos a volver. Se hacen muchos viajes, para recorrer el valor patrimonial y obras de arquitectura que hay en todo el territorio”, cerró Cortés.

Vale señalar que el grupo de arquitectos tomó fotografías del Palacio Municipal de Carhué, el Cristo, el Matadero y las Ruinas de Epecuén. (Cambio2000)

Categorías