|  

Argentina le ganó a Perú y se acerca a Qatar 2022

La «Albiceleste» derrotó por la mínima a los «incaicos», en uno de los cinco duelos por la jornada de clasificatorias sudamericanas. Lautaro Martínez anotó en el local, que sigue de racha. 

POR LA MÍNIMA. Argentina sigue a paso firme rumbo a Qatar.

El seleccionado argentino superó este jueves a Perú por 1 a 0 como local, en uno de los encuentros correspondientes a la 12da. fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022.

El camino lo abrió Lautaro Martínez (42m. PT), de cabeza, mostrando su capacidad goleadora, que lo tiene como máximo anotador de la era Lionel Scaloni.

Además, en total lleva 17 gritos en 33 juegos, un promedio de uno cada dos partidos (0,51). Esos números llevan a la ilusión porque son similares a los de Hernán Crespo (0,55) en 64; y por encima Sergio Agüero (0,43) en 97 y de Higuaín (0,41) en 75. El único lejano es Gabriel Batistuta (0,73) en 77.

Perú no aprovechó la más claras, en los pies de Yoshimar Yotún (19m. ST) y falló su penal, que pegó en el ángulo izquierdo.

El conjunto argentino suma 25 puntos, a la espera de la resolución del suspendido clásico con Brasil, que la FIFA se lo daría por ganado en las próximas semanas, según confían en la AFA. Con este triunfo estiró a 25 partidos el invicto.

El panorama es otro en Perú, que si bien tiene chances matemáticas, cuenta con 11 unidades y está anteúltimo.

Lejos estuvo de ser una noche a puro brillo por parte de Argentina, que pagó con intereses el exigente calendario y desnudó la falta de piernas de sus mejores futbolistas, como el caso de Lionel Messi -poco desequilibrante en el segundo tiempo- y en la cabeza de su tridente del medio, peleado en general con la pelota.

Perú incomodó más de lo pensado y de lo mostrado en los primero minutos. La historia con los incaicos manda: siempre es un rival incómodo, a pesar de la amplia ventaja en los duelos mano a mano y de mantener su racha negativa en Buenos Aires, donde nunca ganó.

Argentina mostró sus intenciones de entrada: ataques por las bandas, sociedades entre Messi y los del medio y ocupación de los espacios dejados por la visita, que trató mejor la pelota de lo que presionó para recuperarla.

Pocos minutos alcanzaron y el equipo nacional descifró el planteo rival. Es que Perú llenó su campo de gente, al punto que defendió por momentos con todos sus futbolistas, pero los espacios aparecieron en abundancia, a contramano de la eficacia local -erró al menos tres opciones claras frente a Pedro Gallese-. (Télam)

Categorías