|  

Argentina es el país que más utiliza billeteras virtuales digitales, según un relevamiento

En este contexto de transición, la tarjeta sigue siendo el medio de pago principal para compras, tanto en Argentina como en el resto de los países, mientras continua el crecimiento del pago móvil, las billeteras digitales y los pagos desde cuenta online.

TRANSICIÓN. La organización autora del informe plantea que es una tendencia el abandono del dinero físico.

La acelerada digitalización que está provocando la pandemia consolida el uso de los medios de pago electrónicos e impulsa el avance hacia una sociedad sin pago en efectivo. Esta transición se refleja en la mayor convivencia o multiplicidad de medios de pago en uso por la población, en un año en el que los más digitales han experimentado un impulso frente a los más físicos o materiales.

Según el X Informe de Tendencias de Medios de Pago, que acaba de presentar Minsait Payments, la filial de medios de pago de Minsait, Argentina es el país donde en mayor medida ha aumento por parte de la población bancarizada el uso de los agregadores y billeteras virtuales, siendo que el 66% ha aumentado este medio de pago mientras el 27% declara haber hecho el mismo uso. El mayor incremento puede verse en la utilización del celular, a través del QR estático, pasando de un 34% a un 54% en el último año.

El Informe de Minsait Payments ha sido realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y ha incluido las opiniones de más de 80 directivos del sector bancario, así como las recogidas en 4.400 encuestas a la población bancarizada de Latinoamérica, España, Portugal, Reino Unido, e Italia, un país que se incorpora en esta edición por su aporte a la hora de entender dinámicas que afectan al Sur de Europa.

La perspectiva obtenida en las encuestas a la población es coherente con la opinión de los expertos que han sido entrevistados en el estudio, ya que 8 de cada 10 coinciden en el proceso de desaceleración del uso del dinero en efectivo, aunque 3 de cada 10 ven riesgo de reversibilidad tan pronto finalice la crisis sanitaria. Sin embargo, Argentina es el segundo país latinoamericano, por detrás de Brasil y Chile, que menos aversión ha sufrido a tocar dinero en efectivo o terminales de punto de venta (POS) a causa del Covid-19.

Por otro lado, 9 de cada 10 directivos coinciden en que el impacto que la pandemia ha tenido en el uso de los pagos ha sido positivo, dado que ha acelerado su digitalización. Sin embargo, 1 de cada 4 señala que aún existe falta de acceso a estos medios de pagos y cobro digitales, una realidad mucho más visible en Latinoamérica, donde está teniendo lugar un significativo crecimiento de la bancarización y donde la población parece ir más rápido que la adaptación a estos sistemas.

La tarjeta, el medio de pago principal, pero con cambios

En este contexto de transición, la tarjeta sigue siendo el medio de pago principal para compras, tanto en Argentina como en el resto de los países, mientras continua el crecimiento del pago móvil, las billeteras digitales y los pagos desde cuenta online. El informe da cuenta que Argentina es el país donde hay una mayor población multitarjeta, específicamente de crédito, siendo que el 63% de la población ABI con tarjeta de crédito posee más de una.

Es interesante destacar que en el último año aumentó el uso de la tarjeta de crédito para compras de bajo importe, el 39% de los argentinos la utiliza para estos casos, mientras que el 57% la utiliza para compras de alto importe. Al mismo tiempo, 6 de cada 10 argentinos prefiere el pago sin interés, aunque implique hacerlo en menos cantidad de cuotas.

Además, los nuevos hábitos de consumo adoptados han provocado que el uso de tarjetas contactless en la mayoría de los países sea superior a aquellas que necesitan insertarse en terminales POS. En esta línea, el 63% de los argentinos usa la tecnología sin contacto para efectuar pagos.

En cuanto a la modalidad de débito, cabe destacar que sigue siendo la gran protagonista en términos de utilización por parte de la población en la mayoría de los países. No obstante, Argentina es el único país donde el parque de tarjetas de débito es menor al de tarjetas de crédito.

Por otro lado, en nuestro país se presenta el mayor incremento en tenencia de tarjetas de prepago: continúa aumentando desde 2019, de un 28% a un 33% de tenencia entre la población bancarizada internauta.

Destacar el crecimiento de la tarjeta prepago virtual, muy pronunciado en Argentina. El 21,5% declara haber utilizado este medio en el último mes.

Las compras se trasladan al e-commerce y crece el protagonismo del celular

Otro de los efectos del COVID-19 es el traslado de las compras al comercio electrónico, que se ha visto reforzado por el aumento de la frecuencia de las operaciones entre los consumidores que ya adquirían productos por Internet.

En este sentido, el 50 % de los argentinos declara comprar ahora con más frecuencia, por detrás de Colombia (55 %) y Chile (59 %).

Otro aspecto interesante es que, si bien el celular cobra impulso para compras por Internet, especialmente en Latinoamérica, en Argentina se utiliza de igual manera la computadora. Ambos con un porcentaje muy similar de uso: 61,1% computadora, 61,8% celular.

Además, la tarjeta continúa siendo el medio de pago más habitual en las compras online para el 84% de los argentinos. Le siguen los pagos desde cuenta para el 57% y, luego, el efectivo aún con una importante presencia, en un 40%.

En relación a la aplicación del doble factor de autenticación para el pago on-line, Argentina es el país en el que un mayor porcentaje de población ABI prefiere que se le pregunte por el segundo factor solo en los casos en los que la operación sea poco habitual o parezca sospechosa (35,8%). Entre los mecanismos de autenticación más elegidos, los argentinos prefieren introducir el código PIN o contraseña más un código vía SMS y abrir las aplicaciones bancarias directamente en el celular introduciendo la huella.

Por último, cabe mencionar que Argentina es el país latinoamericano que demuestra menor interés en compartir información bancaria con las bigtech (12%).

Categorías